Capítulo 3-1: Compañero/Cuarta Persona (Primera parte)

Parte 1

Tobio despertó en una habitación en el escondite. Era una habitación modesta con solo una cama y un escritorio. Viendo al cachorro negro despierto en el pie de la cama, una vez más comenzó a recordar los eventos sucedidos ayer. Mientras descansaba en la cama, Tobio exhaló.

… él había encontrado un rayo de esperanza. No importa cómo, a pesar de ser atacado por la realidad que era difícil de aceptar, el seguía queriendo salvar a todos… a Sae también.

Tobio resolvió su corazón. Habiendo obtenido una fuerte determinación, Tobio aclaró en su mente cuales eran los objetivos.

… Ir a conocer a uno de los delincuentes de la Preparatoria Ryoukuu llamado Samejima Kouki.

Aún en cama, Tobio recordó todo lo que sabía sobre Samejima Kouki. La última vez que lo vio, fue en el funeral conjunto de sus compañeros. Fue poco después del accidente del “Celestial Aloha”…

Era un día soleado el que recordó. Era desconocido si los 233 estudiantes de la Preparatoria Ryoukuu estaban vivos o muertos, sin embargo había un poco de esperanza para su supervivencia. Los restos de los maestros, y también el equipo del Celestial Aloha fueron encontrados y se incluyeron en el funeral conjunto.

Afuera del funeral, el área estaba llena de periodistas que habían ido a sacar algo de información que fue reportada en TV.

La ceremonia del funeral fue hecha para los dolidos padres. El funeral fue hecho aún y cuando no se tenía suficiente evidencia sobre si estaban vivos o muertos.

Los asientos de los estudiantes que como Tobio habían sobrevivido por no haber participado en el viaje escolar eran menos de diez asientos. Había un estudiante en frente al micrófono diciendo algunas palabras de aliento. Pero, era extraño. Aunque, había una cierta sensación de que el funeral era actuado. De los dolidos familiares, especialmente aquellos que eran padres de los estudiantes, su tristeza era ampliamente transmitida.  Los familiares de los estudiantes, excluyendo aquellos que estaban llorando, no parecían que estuvieran sufriendo.  En su lugar parecía que tenían rostros llenos de dolor cubiertos con indiferencia.

Al menos en el funeral de su abuela, no había ese sentimiento de incomodidad. Solo se sentía la tristeza proveniente de aquellos que la amaban.

A pesar de las dudas de Tobio, el funeral había progresado. Pensándolo bien ahora, esa “incomodidad” era extraña en cierto modo.

El funeral había concluido. Entonces la puerta se abrió vigorosamente por alguien. Aproximadamente de la misma edad de Tobio, era un chico cuyo cabello era de un ligero tono café. Todas las miradas se concentraron en él. En la mano del chico había un ramo de flores.

Un delincuente había entrado enérgicamente con extrema rudeza. Con una expresión arrogante, se detuvo y miró cierto retrato. La figura en ese retrato, esa persona era un chico con una feroz mirada y un cabello teñido café.

Cuando cuidadosamente puso el ramo que trajo al altar.

“Idiota…”

Juntando sus manos, no dijo mucho y se fue inmediatamente a sentar. El delincuente vino y se fue como el viento.

Tobio tuvo una gran impresión de él desde el funeral.

Era Samejima Kouki. El delincuente más temido de la Preparatoria Ryoukuu.

Mirando al techo, *fuu*… dejando salir un profundo suspiro, Tobio hundió de nuevo su cabeza en la almohada.

“… el delincuente número uno de la Preparatoria Ryoukuu… Samejima.”

Incluso si no tiene recuerdos de Natsume anteriormente, si los tiene de Samejima Kouki.

El cubrió sus ojos con su brazo. En el caso de ese joven de preparatoria, él solo recordaba que era un delincuente, o eso era lo que pensaba. Era el tipo de persona que uno debe evitar cada día en la escuela.

“El tiburón no es una mala persona.”

Tal voz vino de cerca. Era la voz de una chica. Tobio se levantó y ahí estaba…

“Buenos días.”

Vistiendo una simple camisa con botones era la figura de una chica rubia… Era Lavinia.

“¡Qu… Que…!”

Tobio fue incapaz de enunciar una palabra ante tal ocurrencia. Durante toda su vida, algo así de estar en la misma cama con alguien del sexo opuesto nunca había pasado (para ser precisos había ocurrido cuando tomó un descanso con Sae cuando eran niños, pero por lo mismo eso no cuenta), así que fue una gran sorpresa.

Lo que ahora había aparecido ante su visión… fie la blanca piel como nieve de sus muslos. Como era solo una simple camisa, las piernas de Lavinia estaban completamente expuestas. Una escena que es venenosa para la salud de un chico de preparatoria, pero también medicinal. Con la luz del sol que fluye desde la ventana, la camisa blanca parecía ser transparente.

Con sus mejillas sonrojadas, Tobio se aleja un poco y le pregunta.

“¿P-Por qué estás aquí…?”

Se dio cuenta de que su voz sonaba nerviosa, y además se sentía algo avergonzado.

Lavinia habló mientras frotaba sus ojos medio dormidos.

“… Anoche me levanté a ir al baño. Lo siguiente que recuerdo es que estaba en esta cama.”

Lo siguiente que recuerdo es que estaba en esta cama… no había manera de que Tobio creyera algo tan ambiguo, no había forma de saber cuánto tiempo su cuerpo había estado allí.

“¿De qué manera esto es un problema?”

Mientras Lavinia inclinaba su cabeza y preguntaba, Tobio replicó “¡Y me preguntas eso!” Y ambos comenzaron a discutir.

Tobio después de haber calmado su mente, cambió de tema.

“… con que Tiburón… ¿ese es Samejima?”

Hace poco, Lavinia había dicho ‘Tiburón’. En ese momento ella había murmurado el nombre de Samejima. ‘Same(鮫)= Tiburón’.

Lavinia respondió después de un bostezo.

“Eso es cierto, Tiburón es Tiburón. Debido a que su humor es como el de un tiburón pensé que era perfecto.”

Samejima tiene un humor como tiburón… ¿eso es por ser agresivo y ser considerado un delincuente? Sin embargo, cuando estaba en Ryoukuu, su popularidad era muy buena entre las chicas. Era considerado un tipo guapo.

Lavinia continuó hablando.

“Parece que Tiburón no regresó al edificio anoche. Quizás, yo creo que estaba afuera exterminando Utsusemi usando su Sacred Gear.”

Afuera, exterminando Utsusemi eh. Llamarlo exterminar es muy atrevido, eso excede el comportamiento imprudente. Quizás también posee un Sacred Gear animal, alguno tipo avatar independiente como Natsume. Eso debe ser posible teniendo a tantos Utsusemi como oponentes, pero lo más sorprendente es la fortaleza mental… algo como pelear contra ellos durante todo el día, ¿él era capaz de manejar eso? ¿Tobio sería capaz de usar su calmado juicio? Solo teniendo en cuenta el grado de fatiga mental y física…

… para él, enfrentarse a tales batallas solo con solo el temperamento usual de un delincuente, era difícil de imaginar.

Por otra parte, hay una característica especial un tanto problemática de los Utsusemi. Tobio estaba recordando toda la información que recibió sobre los Utsusemi anoche.

Utsusemi… los monstruos que están utilizando, una vez que hayan memorizado el olor de la sangre de su presa, ellos pueden transmitir el conocimiento de esa esencia a sus compañeros. Con Tobio esto sucedió cuando el Utsusemi manejado por su amigo Sasaki cortó su mejilla. Aparentemente, parecía haber memorizado el olor de su sangre. Los Utsusemi buscarán a sus objetivos oliendo el rastro de su esencia que ha sido memorizada. Entonces, los Utsusemi atacaron a Tobio en su casa.

Desde que irrumpieron en su casa no ha pensado en volver… todavía. Pero, en contra de su deseo, era demasiado fácil atacar ese lugar.

Como había escuchado, Natsume también fue atacada en su casa, y le dijo que había terminado aquí, en este complejo de apartamentos.

El complejo de apartamentos que ese Gobernador General había preparado, se encuentra en las afueras de la ciudad, lo que hace que sea un lugar que los Utsusemi no puedan encontrar tan fácilmente.

Tobio y compañía ya habían encontrado información acerca de algo como una organización que manipula Utsusemi… aunque él no ha entendido por que esas personas no atacan este lugar.

… no hay mucho tiempo, pensó. Con este tiempo tan limitado, ¿cómo debe vivir? ¿Qué tan fuerte debe ser?, Tobio era capaz de entender el dilema actual.

Abruptamente, Lavinia preguntó mientras miraba al perro negro.

“… Toby, hay una cosa que quiero preguntar.”

Toby… al parecer también le dio un apodo al igual que a Samejima. Tobio entendió.

“¿Q-Qué pasa?”

Mientras miraba al perro con sus ojos azules, Lavinia declaró su pregunta.

“… este perrito-san, ¿eclosionó del huevo? Emergió rompiendo el huevo desde dentro ¿cierto? Estoy preocupada si es que nació de esa manera o no.”

… Tobio no podía encontrar las palabras para responder eso. El huevo… se había roto, pero estaba vacío. El perro… emergió de su propia sombra. La escena que ella describe, de que haya roto el huevo y emergido, él jamás la vio.

“… ¿Cómo te enteraste de eso?”

Tragando saliva, Tobio respondió.

Lavinia… miró firmemente al cachorro. Los ojos azules de la chica y los ojos rojos del cachorro.

“… este perrito-san, evidentemente tiene un aura diferente al que Natsume y Tiburón poseen.”

… el grifón de Natsume tiene un aura diferente… Tobio no dijo nada en ese momento, pero la única cosa que intuitivamente entendió fue que había algo sospechoso con la existencia de ese cachorro.

“Toby, si este perrito-san también es una Sacred Gear, hay una regla simple que explica la forma que toma, su habilidad y como manifiesta su poder.

Lavinia dijo directamente mientras colocaba su mano sobre su pecho.

“… el poder del deseo. Los tesoros sagrados… las Sacred Gears se vuelven fuertes con los deseos fuertes, respondiendo al poseedor. Estoy casi segura de que este perrito respondió al fuerte deseo de Toby.”

… el poder del deseo… ¿Eso significa que el cachorro negro se vuelve fuerte en respuesta a sus deseos…?

Tobio también estaba mirando al cachorro, la persona en cuestión tenía nada más que una mirada en blanco.

… entonces, mientras Tobio y Lavinia estaban mirando fijamente al cachorro, alguien llamó a la puerta que se había quedado abierta.

“Buenos días… ¿la puerta está abierta-?”

Natsume apareció en la habitación diciendo eso. Después de haber estado pensando de que él cerró la puerta con seguro anoche. El sorprendido Tobio llegó a la idea “¿Acaso Lavinia quitó el seguro de la puerta cuando llegó aquí?”.

“Ya es de mañana. ¡Levántate rápido, todo está lis…to! ¡Wooaah! ¿Qué están haciendo chicos?”

Natsume se sorprendió ante la situación que vio. Era de esperarse. Se había convertido en una habitación donde un hombre ha tenido a una mujer en la cama.

“N-No, ¡esto eso…!”

Ese fue Tobio dando una excusa insatisfactoria.

“¿Qué vergonzoso…? Tales cosas se dicen en el manga en momentos como este…”

Esas palabras indiferentes fueron emitidas de la boca inexpresiva de Lavinia.

“¡Hey, ey, ey, ey, ey, ey! ¡No hice nada!”

Mientras apuntaba con su dedo a Tobio, quien no podía hacer nada más que tratar frenéticamente de explicar la situación, Natsume le dijo.

“¡Ikuse-kun! Aunque es bueno profundizar las relaciones con un compañero nuevo, ¿¡no es esto profundizar demasiado!?”

“¡E-Eso es, esto es…!”

Natsume emitió su objeción mientras se acercaba hasta que sus caras estaban muy cerca… ella sonreía ampliamente.

“¡Es broma! ¡Caíste! Lavinia caminó hasta aquí en medio de la noche mientras estaba dormida ¿o me equivoco? Ella siempre entra a mi cama del mismo modo. Además, en mi opinión, Ikuse-kun es muy sincero cuando se trata de chicas.”

……

… Mirando hacia Lavinia, había una rubia doncella diciendo “Así es”… el malentendido fue aclarado, pero esto no dejó la mente de Tobio satisfecha.

… Con respecto al desayuno, lo que se puso frente a los ojos de Tobio era una tetera y un tazón de ramen. Natsume y Lavinia comenzaron a prepararla, vertiendo a toda prisa el agua.

Al ver que solo había una opción, Tobio dijo.

“… Ramen por la mañana, huh.”

Tobio habría elegido la comida hecha en casa en vez de comida rápida si hubiese tenido opción. Desde que su abuela murió, las tres comidas diarias que ella preparaba eran hechas con un excelente balance, se había convertido en algo que ya no podía tener. Sin embargo él era capaz de preparar comida adecuada, exceptuando las veces en que estaba con amigos o tenía prisa en algún mandado importante. Sin embargo, cuando él estaba cocinando solo después de que su abuela murió, comenzó a recibir comida preparada por su amiga de la infancia Sae, se comenzó a familiarizar con ese tipo de comidas pre envasadas y pobres en nutrientes.

Mientras las dos chicas no mostraban interés en particular, comenzaron a verter el agua caliente. Tobio se dirigió a las dos estando de pie.

“Por cierto, he traído algunos productos enlatados y algunas especias cuando salí de casa. También soy capaz de cocinarlos. Así, emm, ¿qué ingredientes creen que me hacen falta?”

Al escuchar a Tobio… no, la declaración de un joven hombre sobre comida, Natsume se asombró…

“S-Sí, en el cuarto de suministros hay un poco de pan y leche, y debe de haber algunos huevos.”

…Ella respondió.

“El cuarto de suministros está a disposición de todos los residentes que viven aquí. Debe haber algunos ingredientes que puedas usar en el refrigerador que está allí.”

Había recibido una excelente información de Lavinia quien levantó su mano.

“Entiendo, ¿Podrían esperar unos 20 minutos? Prepararé el desayuno.”

Diciéndoles eso con una sonrisa, Tobio fue a recoger los ingredientes.

 

——20 minutos más tarde.

 

Alineados sobre la mesa, el menú consistió en un tazón de plástico lleno de tiras de vegetales acompañadas de mayonesa, sándwiches de atún y pan tostado con mermelada para el postre.

Al ver esto, la fascinada Natsume clamaba “¡Increíble, increíble!” La expresión facial de Lavinia no mostraba cambio alguno, pero sus ojos estaban pegados al pan tostado.

“Mis disculpas, ambos, los sándwiches de atún y el pan tostado son ingredientes repetidos, pero me esforcé para hacer algo delicioso, aunque bien parece una comida algo improvisada.”

Dado el estado de la situación, con el fin de hacer a las chicas comer, Tobio preparó algo bastante sabroso, aunque el suministro de comida era simple podría crearse grandes cosas.

“¡Es increíble Ikuse-kun! Bueno, ¡no tenía ni idea de que fueras un hombre que sabe cocinar!”

Lavinia quien había comenzado a comer, dejó escapar un “Ottimo” de su boca mientras masticaba.

Ottimo- es una palabra italiana para “delicioso” En base a eso, ¿habría que decir que Lavinia es de Italia? Hablando de eso, Tobio recordó que había un famoso pintor con el mismo nombre que Lavinia.

“Como ya le he quitado la tapa a los fideos, es los llevaré a Vaa-kun más tarde.”

Lavinia lo dice mientras mira el envase de los fideos.

“¿Vaa-kun?”

Tobio planteó una pregunta tras haber escuchado ese nombre desconocido. Natsume dejó escapar un suspiro.

“Es el chico impertinente que vive en este edificio que mencioné anoche. La razón por la que hemos estado comiendo solo fideos es porque ese chico nos los dio. Está pasando por un periodo de crecimiento poco saludable. Pero ahora estamos siendo tratas tan bien por la cocina de Ikuse-kun.”

… uno no puede dejar de preguntarse ¿qué tipo de personas residen en estos apartamentos? La respuesta a esa pregunta le hacía sentir nervioso a Tobio.

Natsume comenzó a comer la segunda comida que Tobio había terminado de preparar.

“Pues bien, en lo que respecta a los planes de hoy, iremos a encontrarnos con Samejima-kun como expliqué anoche.”

“Está bien, pero ¿sabemos dónde está? O quizás, ¿lo contactaste y regresará aquí?”

En respuesta a la pregunta de Tobio, Natsume sacó su teléfono.

“Contactarlo… no es bueno. Por si acaso, me aseguré de forzar a Samejima a darme su número, pero nunca puedo llamarle dado a que no parece tenerlo encendido. No puedo evitar preguntarme si me habrá dado un numero falso.”

O quizás el ignora todas las llamadas. En otras palabras, no hay manera de contactar con él desde aquí. En esencia, hace lo que quiera sin que nadie más lo sepa.

Entonces, eso significa que el paradero de Samejima Kouki es completamente desconocido. Significa que los Utsusemi ya… Las peores suposiciones estaban surgiendo dentro de Tobio, luego Lavinia habló.

“Está bien. Como he puesto una de mis ecuaciones mágicas en Tiburón, su posición puede ser especificada.”

La voz de Natsume se escuchó “¡Como era de esperarse de una chica mágica! Hasta hace poco, Tobio habría fruncido las cejas ante cualquier persona que dijera “chica mágica”.

Lavinia sacó una pequeña vara de madera de la bolsa de su blusa, y empezó a emitir una luz azul de la punta.

Tobio se quedó corto de palabras ante tal suceso. Por mucho que le gustara creer que la luz del extremo de la punta era un truco, pero teniendo en cuenta las circunstancias que le rodean no parece ser que esta supuesta chica mágica fuera una broma.

Lavinia de inmediato se puso de pie y la giró una vez, la vara parecía emitir más luz cuando apunta a una dirección en específico.

Mientras que apunta en esa dirección, Lavinia habla.

“Tiburón está en esa dirección. Sin embargo, no hubo muy buena reacción. Probablemente sea un lugar en el que mi magia es difícil de llegar… tal vez el enemigo ha creado un campo de fuerza que no sé cómo penetrar.”

Escuchando eso, Natsume preguntó.

“En otras palabras, ¿Samejima-kun fue hacia algún lugar sólo contra hordas de enemigos?”

Lavinia asintió en silencio. Natsume pone una mirada abyecta en su rostro.

“… Ese Yankee, llegar a ser tan absorto con la derrota del enemigo… ¡acaso él…!”

Natsume, mientras apretaba sus dientes, sus puños temblaban. Mientras pone una media sonrisa, sus ojos habían cambiado a una mirada de rabia. Se dirigió hacia la puerta de la entrada haciendo pasos algo pesados.

“¡Voy a encontrar a Samejima Kouki! A pesar de nuestra preparación para combate, ¡esa no es razón para dejarlo ir solo!”

Reunirnos con Samejima… eso significa la reanudación de la batalla contra los Utsusemi… nuestros compañeros de clase.

Parte 2

Tras dejar el edificio, cuando habían llegado, Natsume le entregó a Tobio una tarjeta micro SD.

“Esto contiene ciertos datos preparados por el Gobernador General. La aplicación puede instalarse de manera gratuita insertando la tarjeta a un teléfono móvil. Rápido.”

Al ser apresurado por ella, Tobio sacó su celular. Seguía apagado desde la noche anterior. Habiendo recibido la explicación de Natsume sobre no ponerse en contacto con la policía, y que no habría ningún beneficio con la participación de otra persona, volteó a su celular.

… Lo encendió, pero si fuese a recibir una llamada de algún amigo, no sería capaz de contarle sobre su situación actual. A partir de este día y en el futuro próximo, era incapaz de asistir a la escuela. Era con el fin de no involucrar a cualquiera de los estudiantes actuales, ya que parece que hay una alta probabilidad de que sean atrapados por el enemigo si fuera a la escuela. Hasta que este incidente se resuelva, no podía volver a su rutina habitual.

En el momento en el que insertó la tarjeta micro SD, esta comenzó a instalarse automáticamente y la aplicación arrancó.

Fotos de jóvenes aparecieron en pantalla. Era una lista de fotos de los doscientos treinta y tres estudiantes que se volvieron Utsusemi.

“Con el fin de futuras contramedidas, no hay nada que perder al memorizar los rostros de nuestros oponentes.”

Natsume dijo eso.

La gente que conocía, gente que no conocía, todos estaban siendo mostrados sucesivamente en la pantalla.

… También había compañeros que no conocía en lo absoluto.

Entre los 233 estudiantes de segundo año de la Preparatoria Ryoukuu que se habían convertido en Utsusemi, había muchos que conocía y otros de otras clases que identificaba solo por su apariencia. Pero la mayoría eran personas que de las cuales no pudo recordar sus nombres.

Eso era lo que era… Puesto que no era un maestro algo como recordar los nombres de todos los estudiantes era algo que no podía hacer.

Sin embargo, él estaba agradecido por esta aplicación. Cuando llegue el momento, servirá como referencia. Cuando se trate te personas sospechosas, pueden acercarse y ser capaces de hacer una buena evaluación.

Lavinia llevaba su vara con la punta brillando. Si uno viese tal espectáculo en el centro de la ciudad, a ella llevando un sombrero puntiagudo, pensarías que es una chica rubia haciendo cosplay con una varita de juguete que brilla y trae una capa. Con el fin de no llamar tanto la atención, pidieron un taxi para que los llevara a donde Lavinia había dicho.

¿El cachorro negro puede subirse al auto? Tobio se había preocupado, pero el cachorro que había estado a su lado justo hace un momento, desapareció. Al notar esto Natsume dijo.

“Así es como nuestros socios son. Por cierto, tomando a Griffon-chan como ejemplo, espero que esté volando por los cielos ahora.”

Ella alegremente respondió de esa manera. De acuerdo a ella, las Sacred Gear nacieron del huevo… el cachorro y el grifón de Natsume difieren de los Utsusemi de sus compañeros en que no están relacionados, y permanecen conscientes de su existencia. También se vuelven visibles a otras personas si el poseedor lo desea. Mientras que el no decida que vean al cachorro, no serán capaces de verlo hasta que lo autorice.

El cachorro había estado trotando tras él desde que salió de su casa. El cachorro se había negado obstinadamente a separarse de Tobio.

Ese era el tipo de existencia que eran, estos llamados Sacred Gear de tipo avatar independiente. Para los que no están relacionados, su existencia es irreconocible. Sin embargo, cuando el poseedor esté en algún apuro ellos vendrán corriendo cuando les llamen.

Natsume habló inesperadamente.

“Podría ser bueno que le dieras un nombre. Para cuando necesites llamarlo, ya que creo que sería un inconveniente si no tiene un nombre.”

… un nombre, eh… debido a todo lo que había ocurrido, no ha considerado algo así hasta ahora. Este cachorro negro, a pesar de ser un poder sobrenatural, tiene su propia voluntad, así que un nombre puede ser muy necesario.

Mientras iba en el taxi, Tobio observaba el paisaje de afuera mientras pensaba en diversas cuestiones sobre el cachorro.

Al estar en el taxi, eran precavidos de no ser atacados por Utsusemi. Hicieron un buen progreso durante el día, el taxi atravesó dos ciudades de forma pacífica. Después llegaron a la entrada de un parque público y comenzaron la búsqueda de Samejima Kouki con la guía de Lavinia. En el camino, estaban en alerta de cada residente para asegurarse de que no fuera algún Utsusemi, aunque en general ninguno de ellos parecía estar en la edad de ser un estudiante. Sin embargo no es posible estar cien por ciento seguros. Aunque, los estudiantes deben estar en clases justo en este momento. Si vieran a algún estudiante en un área residencial a estas horas, sería algo sospechoso.

Continuando el camino, los tres llegaron a una tienda de negocios en el borde de la zona residencial. La historia de cómo esta tienda departamental salió del negocio había llegado incluso a los oídos de Tobio. Después de haber sido golpeado por un gran centro comercial en el siguiente pueblo, el vecindario estaba considerando demolerlo. Se había decidido que un gimnasio integral de deportes equipado con piscina cubierta sería construido aquí.

Tobio y Natsume se prepararon en frente de la tienda desierta. Actualmente no era nada más que un lugar peligroso. Con el interior del edificio que está desprovisto de cualquier signo de vida, las condiciones eran las mejores para ser atacados por un Utsusemi.

Sin embargo, cualquier persona podría ver que la luz proveniente de la vara de Lavinia brillaba intensamente en dirección al interior de la tienda. Parece que Samejima Kouki está dentro…

Al haber determinado lo que esto significa, Natsume habló.

“No me extraña en lo absoluto que este lugar se haya convertido en una cueva de Utsusemi.”

El cachorro, que había desaparecido, volvió a aparecer de manera imperceptible en sus pies… en otras palabras, parecía ser debido a la situación. Como había la posibilidad de que el cuerpo del maestro estuviese en peligro, apareció. Fue llamado por la situación actual. Considerando el tamaño de la tienda, era imposible saber si quizás el número de Utsusemi eran cientos o sólo uno o dos.

“Entremos.”

Sin mostrar ningún tipo de vacilación mientras los miraba detrás de ellos de manera tentadora. No era posible entrar por la puerta principal, dado a que Samejima está adentro uno se pregunta de qué manera pudo entrar ahí. Tobio verificó si la puerta del staff podía ser abierta.

Los tres de ellos se dirigieron hacia la puerta del staff.

“De cualquier manera que se mire… esto es tenebroso.”

Natsume murmuro junto a un suspiro que resonó suavemente dentro de la tienda.

Después de eso, habían descubierto una entrada por la parte trasera. Como esperaban, la puerta del staff fue forcejeada por alguien para entrar, eso lo hizo mucho más fácil para entrar.

Dentro de la tienda departamental, estaba naturalmente iluminada, ya que las persianas estaban abajo, el interior era un poco oscuro. Natsume sacó dos linternas en forma de lápiz de su bolsillo y le pasó una a Tobio. Como la varita de Lavinia estaba brillando, parecía no necesitar una.

El trío avanzó a través del primer piso manteniendo cierta distancia entre ellos. Natsume habló susurrando hacia Lavinia de manera que solo ella pudiera escuchar pero el enemigo no fuera capaz de detectarla.

(… Ese Yankee, ¿en qué piso está?)

(No lo sé. Debido al campo de fuerza es difícil utilizar mi magia aquí, hay algo de resistencia en el rastreador que le puse a Tiburón. Sin embargo estoy segura de que está aquí.)

Mientras declaraba eso, la luz de su vara comenzó a parpadear irregularmente. Parecía que había algo dentro de esa tienda departamental que influía en los efectos de la magia de Lavinia.

Natsume, tranquilamente susurró una sugerencia.

(Vamos a buscar piso por piso. Sería problemático si nos apresuramos al último piso y nos topamos con montones de gente. Lavinia, ¿puedes usar algún tipo de magia de comunicación?)

Lavinia asintió hacia Natsume, y trazó algo en el aire con su varita. Junto al movimiento, un círculo fue emitido desde la luz de la punta de la varita. Además, muchos caracteres extraños estaban inscritos en el círculo formando un pequeño círculo mágico que ya había aparecido antes frente a sus ojos.

… Es muy similar al círculo mágico que aparece cuando un Utsusemi es desvanecido… no, parecía ser algo diferente en el diseño. Cuando el pequeño círculo mágico desapareció, había unos cristales brillando del tamaño de un grano de arroz flotando en el aire. Los cristales brillantes comenzaron a moverse hacia ellos, entrando en los oídos de Lavinia, Natsume y el suyo. Tobio estaba asustado por la repentina sensación que envolvía su cuerpo… especialmente porque había ido directo a su oído.

Mientras accidentalmente dejó escapar una pequeña risa por la reacción de Tobio, Natsume susurró mientras sostenía con una mano su oreja.

(¿Pueden oírme?)

… Al mismo tiempo que la voz de Natsume fue escuchada desde el frente de él, Tobio estaba sorprendido de escucharla directamente en su oído.

(Al presionar sus orejas, sus voces serán transmitidas hacia todos. Este es uno de los hechizos de Lavinia.)

… Parecía imposible. Un poco orgullosa, Lavinia quien estaba al lado de él hizo un signo de paz, pero la magia… tal fenómeno supernatural realmente existe… Sin embargo, uno se pregunta si aún debería seguir sorprendido hasta este punto. Después de todo, él ha sido bombardeado por inexplicables fenómenos desde la noche pasada…

… Si ese fuera el caso, entonces, ¿la magia también está involucrada con el círculo mágico que aparece cuando un Utsusemi se desvanece? Justo como Lavinia los estaba asistiendo, por pura casualidad, ¿podría ser la causa de esto? A pesar de que muchas preguntas circulaban por los pensamientos de Tobio, por ahora la búsqueda de Samejima es lo más urgente. Así que dejó atrás tales preguntas sobre Lavinia hasta después de haber resuelto esto… Sería bueno preguntar una vez que regresen a salvo de este lugar.

Natsume dio una confirmación.

(Temporalmente nos separaremos para buscar. Vamos de un piso a la vez. Contactémonos cuando lleguemos al segundo piso, y de ahí decidiremos que hacer. Sin embargo, si encuentran a Samejima-kun contacten con el resto de nosotros inmediatamente.)

Asintiendo a su sugerencia, el trío temporalmente se distanció para comenzar con la búsqueda.

Caminando por el interior de la tienda departamental desprovista de gente. El corazón de Tobio latía fuertemente. En el interior de cada tienda, toda la mercancía había sido removida dejando únicamente las estanterías de plástico, ninguna pieza de mercancía olvidada puede ser encontrada. Eso era una bendición ya que había un número limitado de lugares donde poder esconderse.

… Dentro de este edificio había compañeros escoltados por monstruos como los que habían atacado anoche. Esto era algo que Tobio consideraba difícil de soportar considerando que era un estudiante normal de preparatoria hasta ayer.

Sin embargo, era capaz de mantener una fuerte voluntad temporalmente, con la poderosa existencia del cachorro negro caminando junto a él que le ayudaba a mantener la cordura en esta situación. Una protuberancia afilada había salido de la cabeza del perro… una cuchilla había salido de ahí, haciendo algo similar a la preparación para una batalla.

… Lo que le había hecho ganar esta fuerza de voluntad, cuando había estado tan aterrorizado, no era nada más que creer en el rescate de sus compañeros… y regresar con Sae.

Si fuera el caso de que Sae estuviera ahí…

Tobio encontró fuerza en ese pensamiento, resistiendo a su miedo mientras avanzaba.

(¿Algo por ahí?)

Escuchó la voz de Natsume directamente en su oído. Tobio también susurró mientras sostenía su oreja.

(Nada en particular. ¿Qué hay por allá?)

(Nada aún. Aunque Griffon fue a buscar también, no encontró nada en particular.)

… Así que, ¿en el primer piso no hay nada de particular interés?

A donde Tobio había llegado era una escalera eléctrica y se detuvo. ¿Debería ascender por ahí? O será mejor que tomara las escaleras. El plan es que todos ellos se juntaran… era la primer cosa a considerar.

El cachorro sintió algo y comenzó a mirar hacia un punto en específico. Tobio tragó saliva mientras apuntaba la linterna hacia esa dirección. Lo que el cachorro estaba mirando era un pilar.

… ¿Hay algo escondido detrás? Incluso con la luz no podía distinguir nada, así que quizás era conveniente juntarse con las demás temporalmente.

Desde detrás del pilar, un gato apareció. El gato tenía un pelaje blanco. Su larga cola se balanceaba de lado a lado.

… ¿Un gato callejero entró a la tienda?… Sin embargo, inmediatamente se puso a pensar. Los Utsusemi que estos chicos poseen, son monstruos que pueden imitar la forma de algún animal. Considerando eso, ¿este gato podría ser…?

Mientras Tobio estaba tenso, ahí estaba la silueta de alguien detrás del pilar. Apuntando la linterna. Ahí estaba un joven alto con el cabello ligeramente café.

… Es Samejima Kouki.

Slash_Dog_2006_illustration_04

El chico… Samejima bajó su mirada mientras usaba su mano para proteger sus ojos de la luz de la linterna. Parecía estar viendo al teléfono celular. El cachorro también estaba viendo hacia el gato acompañándolo sin moverse un centímetro.

“… parece que este chico no coincide con los de la lista. Entonces, ¿es del grupo de sobrevivientes? Maldición, ese chico vino a un lugar como este.”

Samejima se quejaba mientras se agarraba la nuca.

“Hey tú, el de ahí, ¿viniste con Natsume y la chica bruja?”

“… sí, ellas también están buscando en el primer piso.”

“La que rastreó mis movimientos debió haber sido esa chica bruja, o quizás ese consentido hijo de perra de cabello blanco determinó donde estaba… mierda, aún y cuando dijeron que podría hacer lo que quisiera. Finalmente había encontrado una pista de la mente maestra detrás de esto… y ahora esto.”

Samejima maldecía mientras hablaba.

Entonces, Samejima dirigió su mirada a las escaleras como si hubiese notado algo. Casualmente el gato blanco y el cachorro negro miraron hacia esa dirección al mismo tiempo.

“… como sospechaba, parece que hay algo ahí.”

Samejima estaba viendo las escaleras en frente de él.

“Identificar tal presencia, sería bueno para ti que memorices cómo hacerlo. Debes agudizar tus sentidos con la Sacred Gear, incluso hasta un amateur en las peleas es capaz de memorizarlo instantáneamente.”

Samejima habló mientras se movía al lado de Tobio, mirando hacia las escaleras. Habiendo encontrado a Samejima, él había pensado en ir al segundo piso y reportárselo a las chicas… pero, en ese momento, escuchó las voces de las chicas en su oído. Simultáneamente un fuerte sonido con eco recorrió todo el primer piso.

“¡Ikuse-kun, lo siento! He sido atacada. Lavinia y yo nos estamos apoyando. ¿Es la misma situación allá?”

¿¡Atacada!? Los oponentes habían aparecido de repente en el primer piso. Deben de bajar las escaleras en vez de ir hacia arriba.

Sosteniendo su oreja, Tobio habló con Natsume.

“¡Encontré a Samejima Kouki por acá! ¿¡Hay algo que podamos hacer!? ¿Debería llevar con ustedes a Samejima?”

Al decir eso, Samejima chasqueó su lengua.

“Bien, parece que la chica bruja está ahí, entonces no debe haber ninguna razón para preocuparse por esa cerebro de pájaro. Es muy triste, pero tienen que esperar a que termine mis asuntos allá arriba.”

Al decir eso, Samejima tomó al gato que estaba en su hombro y se dirigió a subir las escaleras.

“¡Hey!”

Cuando Tobio trató de llamarlo, la voz de Natsume fue transmitida.

“Ikuse-kun, esa voz de ahorita, ¿fue Samejima-kun? Si ese es el caso, ¡ve tras de él por mí!”

“¡pero! ¿En serio están bien?”

“No subestimes a Griffon-chan. Además esta horda de Utsusemi no podrán resistir a la chica mágica de allá.”

En ese momento, un sonido de algo estrellándose sonó desde el interior acompañado por una luz de color roja brillando en la oscuridad.

Cuando Natsume dijo eso, Lavinia instantáneamente había derrotado a los Utsusemi con el mismo fenómeno de combustión de anoche.

“… ¡Qué más da! Voy a seguir a Samejima. ¡Absolutamente no deben morir, Minagawa-chan, Lavinia-chan!”

“¡Entendido!”

“¡Entiendo!”

Las respuestas llenas de espíritu de las chicas llegaron a sus oídos. Aunque quería saber dónde estaban las chicas… Tobio lo descartó y se dirigió a las escaleras para perseguir a Samejima.

Ascendiendo al segundo piso, inmediata mente descubrieron de dónde venían las luces. La brillante luz llegó hasta Samejima y Tobio. Pero gracias a ello, el piso entero era visible.

Y entonces, esperándolos… había monstruos gigantes. Una mantis, un escarabajo,  un cangrejo, y una manada de cosas por ese estilo… también había variedades de ranas y arañas como las de la noche pasada. Al lado de ellos había chicos y chicas, eran sus compañeros… a simple vista parecía que no eran más de diez personas.

… en este caso, en su segundo día de verse envuelto en todo esto, realmente no debería enfrentarse a tantos oponentes.

Para Tobio, la primera impresión de esta cantidad de violencia le envió un escalofrío por toda su espina dorsal.

… sin embargo, ese chico “kukuku” puso una sonrisa temeraria.

Samejima, sin vacilar avanzó paso a paso hacia la línea enemiga.

“¡Byakusa, vamos!”

Le dijo eso al gato sentado en su hombro. Entonces la cola del gato se levantó como un alfiler… y luego se partió en dos. Las dos puntas abiertas de la cola se extendieron completamente, una de ellas se envolvió en el brazo izquierdo de Samejima. La cola blanca que fue envolviéndose al rededor del brazo de su amo cambió de forma… se transformó en una enorme lanza con forma de cono.

“… ¡Mi lanza puede perforar todo! ¡Vengan ahora!”

Con la lanza que había crecido en su brazo izquierdo, lanzó esa declaración de guerra hacia los Utsusemi.

Justo después de la señal de inicio para la guerra, la araña monstruo se dirigió al frente. Bajando su postura, perforó a la araña con su brazo izquierdo a una altitud muy baja.

Samejima levantó a la araña que tenía perforada en su brazo izquierdo sobre su cabeza, luego sacudió su lanza hacia los demás enemigos del frente. En el momento en el que la aniquilada araña cayó frente a ellos los monstruos se dispersaron. Samejima volteó hacia el cangrejo que lo iba a atacar desde la derecha  y con su mano derecha le dio una señal al gato.

“¡Apunta a las grietas del duro caparazón!”

Una de las colas blancas del gato se estiró y se disparó a toda velocidad. El cangrejo fue incapaz de evadirlo y una parte de su caparazón fue mandada a volar. La cola blanca era como una delgada estaca que perforó el cuerpo del cangrejo dejándolo sin movimiento. La cola se movía libremente después de perforar el cuerpo, Tobio entendió que había destruido el núcleo. Samejima y el gato se coordinaron para realizar un ataque en conjunto.

… en ese momento, un monstruo iba en dirección a atacar a Tobio. Justo como anoche, la goteante lengua del monstruo rana saltó hacia él. Tobio apuntó a la dirección de la rana y le dio una orden al perro negro. El cachorro se dirigió a toda velocidad, tal que los ojos no podían verlo con una cuchilla en su frente. Y cortó a la rana.

Al ver esto, Samejima soltó un chiflido *Huuu*

Subsiguiente, Samejima evadió las cuchillas en los brazos de la mantis y perforó su abdomen con la lanza, luego brincó para evadir el ataque del escarabajo que volaba muy cerca del piso.

“… ¡Nja, Ahí!”

Apuntó su lanza de manera descendente y brincó con gran impulso para clavar la lanza en el escarabajo desde arriba. Luego extrajo la lanza que había perforado hasta el suelo del segundo piso. El escarabajo cuya apariencia cambió completamente debido al feroz ataque desapareció del piso.

Por otro lado, Tobio destrozó el cuerpo de un monstruo. En esta situación Tobio sintió el poder.

… ¡Pelea ganada!

A pesar de que solo era su segundo día desde que fue envuelto en este extraño mundo, el poder del cachorro es increíble. Y el poder de Samejima al lado estaba aplastando a otro Utsusemi.

… esto es, ¿podría ser esta la diferencia entre una Sacred Gear original y una copia? Pensando en ello, Samejima y Tobio fácilmente los acabaron en un respiro. Parece que las Sacred Gear por si mismas contienen un gran poder que ni siquiera el usuario puede imaginar.

Y ahora, había un oponente que el ataque de Samejima no pudo penetrar. Era una tortuga monstruo. Su duro caparazón repele la lanza de Samejima. La tortuga se concentra en la defensa, ocultando su cabeza y extremidades en su caparazón. Samejima estaba chasqueando su lengua… pero el cachorro brincó despreocupado.

Como podría una cuchilla de este cachorro causarle daño a tal caparazón…

Pero la conducta del cachorro sobrepasó las expectativas de Tobio. El usó la cuchilla para atacar el punto en que la cabeza anteriormente se había retraído.

Acercándose a ese punto, empujó con fuerza la cuchilla que tenía en la frente. A pesar de que la tortuga se ocultó en si caparazón, éste no le cubría esa parte. La cuchilla se extendió, perforando el cuerpo de la tortuga desde la cabeza hasta su cola. La vida de la tortuga término allí.

“Si atacar al caparazón no funciona, entonces hay que atacar en donde no lo hay. ¿Por qué no hice algo similar con Byakusa?”

Samejima comentó eso. De hecho, cuando venció al cangrejo, lo hizo apuntando a la grieta en su caparazón… tras haber visto eso, ¿el cachorro lo aprendió de inmediato? Asumiendo que ese es el caso, eso quiere decir que la inteligencia del cachorro es mucha más de la que él había imaginado.

Diez Utsusemi habían sido completamente aniquilados. Los estudiantes tras perder la pelea cayeron al suelo inconscientes. Asegurándose de que los estudiantes se desvanecieran por el círculo mágico, Samejima se dirigió a Tobio.

“Hay una cosa que me gustaría preguntar.”

Tobio asintió en silencio.

“Cuando llegaste aquí ¿suprimiste tu deseo de huir? ¿Por qué? ¿Por qué incomprensible razón, nacida de algún tonto ideal decidiste actuar? ¿Cuál es tu motivación para pelear? Ese perro, ¿qué es lo que ves cuando peleas con él?”

En frente de Samejima, el cachorro negro emitía una feroz aura roja. Algo tan poderoso como eso, simularía el coraje de una persona.

Tras la pregunta de Samejima, Tobio miró el techo.

“… también estoy asustado, pero…”

Mirando hacia arriba, Tobio le respondió a Samejima.

“Ellos son personas que quiero salvar sin importar el costo. Amigos a los que quiero ayudar sin importar qué… incluso si soy el único con el poder de pelear, seguiré de pie.”

Al escuchar eso, por primera vez Samejima suavizó su normal actitud agresiva y mostró sus sentimientos.

“… hee, parece que no eres una simple persona indecisa.”

Samejima volteó sus pies hacia la escalera y comenzó a ascender al tercer piso. Por supuesto Tobio lo siguió.

Cuando los dos subían, Samejima de repente miró atrás.

“… ¿es una mujer?”

Una simple frase que vino de sorpresa. A pesar de que Tobio solo mencionó “personas que quiero salvar”, aparentemente Samejima vio a través de él.

Tobio se sorprendió y su rostro se tornó rojo.

“Eh, n-no… es sólo…”

Samejima rio mientras Tobio tartamudeaba.

“Haha una mujer, ¿no es genial? Ese increíble espíritu de justicia, es bastante bueno.”

Mirando atrás, Samejima extendió su mano.

“Soy Samejima Kouki.”

Tobio, a pesar de estar sorprendido, rápido alcanzó su mano y aceptó el saludo.

“Ikuse Tobio, un gusto conocerte.”

Este es el ex-delincuente número uno de la Academia Ryoukuu, Samejima Kouki. Pero parece que es mucho más decente de lo que los rumores dicen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s