Capítulo 7: Dios 「Asesino」La Encarnación de la Destrucción/ Canis Lyakon, El Dios Perro de la Espada Negra

Parte 1

Al haber salido de la habitación subterránea, Tobio se dirigió hacia el elevador junto con Jin. Esperando por ellos, había varios estudiantes que fueron convertidos en Utsusemi. Parecía como si estuvieran esperando a quien fuera que saliera de la habitación. Dos hombres trajeados los comandaban desde cerca, tenían unos talismanes atados a sus manos. Los miembros de la agencia…

“¡¡MUEVANSE!!”

Tobio se abalanzó mientras gritaba. Jin rápidamente cortó a los Utsusemi con el Night Haken. Una enorme planta Utsusemi similar a una rosa y un  escarabajo Utsusemi fueron cortados instantáneamente por las espadas que aparecieron bajo sus pies… Night Haken.

De repente, vio que el Night Haken también perforó la pared. Ahí, había un Utsusemi similar a un camaleón imitando una pared. Estaba colgando en la pared, parecía estar ocultando su figura pero su abdomen fue perforado por el Haken. Ya estaba muerto, éste cayó como si fuera parte del suelo… parece que Jin percibió algo que Tobio no fue capaz de ver ni seguir. Esos instintos animales para detectar presencias es algo que Tobio no posee.

… no, no sólo es eso. Parece que el aura de Jin ha cambiado completamente desde que llegaron aquí. El pequeño cuerpo de Jin estaba generando sombras que se esparcían, tiñendo completamente el corredor de color negro. El piso, las paredes, el techo, todo era tragado por las sombras las cuales eran incomparables al físico de ese cachorro. De esas sombras, un sinnúmero de espadas emergían. Con cada paso que Jin da, las sombras avanzan y se esparcen por el corredor. Al ver eso, los hombres de la agencia abrieron por completo sus ojos y sus cuerpos estaban temblando. Tiraron los talismanes mágicos en sus manos debido al gran miedo que sentían del pequeño perro.

“¡KU!”

Quitándose el miedo, uno de los hombres una vez más sacó unos talismanes de su bolsillo. Sin embargo, una espada Haken apareció en la pared precisamente pata perforar el talismán.

Con los talismanes inservibles, pero el objeto brillante en buen estado, el hombre lo cambió de mano… pero un Haken apareció en sus pies e inmediatamente alcanzó su garganta.

En ese momento Tobio estaba sin palabras. Jin… ya lo ha entendido. Los talismanes que poseen, los objetos en su mano. Está consciente de que son objetos utilizados para llamar a fenómenos sobrenaturales. Como resultado, utilizó una técnica para destruirlos primero. Los talismanes, los objetos en la mano, el espíritu de pelea del oponente…

Él no ha tomado vidas que no sean Utsusemi, debido a que su maestro Tobio está en contra del asesinato. Al estar en contacto con los verdaderos sentimientos de su maestro, el cachorro también se ha influenciado con ellos.

No solo Tobio, sino que los miembros de la agencia lo entendieron también. Disminuyeron su hostilidad y tiraron lo que estaban manejando.

Mientras veían a Jin, los miembros de la agencia susurraron.

“…… parece que su poder creció a través de resonancia instintiva. Al ver esa pelea entre el fuego y el hielo…”

“…… de entre las trece variedades, varias se han reunido aquí. Solamente con una se dice que es capaz de distorsionar eventos, pero con todas esas…”

Tobio, sin prestar atención a sus murmullos, habló vigorosamente y dio un paso hacia ellos.

“El elevador requiere autorización… ¿podrían ser tan amables de escoltarme hasta arriba?”

Para ellos cuyo espíritu de pelea ha sido aplastado, no tienen el poder suficiente para negar la petición de Tobio.

En el elevador, esperando por ellos estaba una multitud de estudiantes. Los Utsusemi se abalanzaron hacia Tobio y Jin cuando apenas cruzaron la puerta.

“¡¡CORTAAA!!”

Al recibir la orden de su maestro, Jin se convirtió en una bala negra y se dirigió a la multitud de Utsusemi. Varias espadas distorsionadas emergieron por doquier. Las puntas de las espadas se clavaron en los núcleos de los Utsusemi, y con un simple ataque colapsaron.

En un parpadeo, Jin se acercó a los monstruos sin interferencia alguna y los cortó.

“¡JIN!”

Tobio, sacudiendo las manos de sus compañeros se quedó un poco atrasado de Jin, quien avanzó sin ser capturado. Incapaz de seguir a este cachorro, lo único que el maestro podía hacer era llamarlo por su nombre. Para Tobio se volvió una lucha de forcejeos para poder pasar entre los estudiantes quienes bloqueaban el paso. Sin embargo, conforme Jin cortaba a los monstruos, los estudiantes caían inconscientes por lo cual no resultaba mucho problema.

De esta manera, no había que preocuparse por que sufrieran heridas fatales. Usando la mínima auto defensa para escapar del peligro, el cuerpo de Tobio tenía rasguños por todos lados. En lugar de golpear o patear, se limitó a empujar a los estudiantes. Debido a todo el alboroto, su uniforme estaba desgarrado y respiraba de manera agitada.

Tobio está dependiendo de la nariz de Jin. Jin ha comenzado a seguir la esencia de Sae por el corredor, Tobio seguía rápidamente su figura.

El pasillo delante de ellos está totalmente oscuro. En el momento en que pensó que podría ser una trampa del enemigo, las luces de emergencia se encendieron inmediatamente. Y una alarma retumbó por todo el interior del edificio.

‘Alerta de emergencia. Alerta de emergencia. Se acerca una organización desde afuera. Parecer ser agentes de los Cinco Clanes Principales. Repito. Se acerca una organización desde fuera. Parecen ser agentes de los Cinco Clanes Principales. Todos los miembros evacuen y sigan el manual de emergencia.’

Las luces rojas por todo el pasillo comenzaron a parpadear.

¿Alerta de emergencia? ¿Se acercan los Cinco Clanes Principales? Este lugar debe haber sido encontrado por los Cinco Clanes Principales. Para los Clanes quienes quieren mantener el Proyecto de los Cuatro Demonios tras las sombras, es posible que ataquen este lugar una vez lo encuentren.

Asumiendo que ese es el caso, no hay tiempo. Sae todavía no ha sido rescatada… sin embargo, Tobio estaba estancado con pensamientos de ansiedad.

No, espera… ¿qué planean hacer los Cinco Clanes Principales con los estudiantes y sus familiares que se ha confirmado que están aquí en esta base? ¿Serán enviados a casa seguros? Ha escuchado que corrigen deficiencias en sus familias. En ese caso, sus compañeros y sus familiares…

De repente Tobio miró atrás. Detrás de él, los estudiantes que iban tras él colapsaron en el pasillo. Tras perder a sus Utsusemi, han perdido su consciencia y colapsado. No hay rastros de la transferencia del círculo mágico. Eso es natural, dado a que ya se encuentran aquí no necesitan ser transferidos.

Al ver a todos los estudiantes en el suelo, Tobio puso una amarga expresión.

¿No tendré una segunda oportunidad para salvarlos? Estos tipos de la agencia, si son atacados por la organización que viene contra ellos, tratarán de escapar y abandonarán esta base a toda costa. En ese caso ellos…

Tobio no tiene el tiempo suficiente como para llevarse a toda esa gente. Además es necesario desconectar a todos sus familiares de esos aparatos. ¿Qué hay de Lavinia? Con su magia… no, está en una pelea a muerte contra una poderosa bruja allá abajo. Suponiendo que pudiera rescatarlos, no hay manera de que Tobio que carece de comprensión sobre poderes sobrenaturales pudiera moverlos a todos.

Entonces, como el único que puede salvarlos, ¿a quién debería salvar?… ¿Solo debería salvar a Sae y sus familiares?…

Al pensar en eso, Tobio golpeó su cabeza contra la pared.

… es la idea equivocada.

Necesito tranquilizarme. No solo a Sae, debería salvar a todos. Sasaki, el amigo de Minagawa-san, el amigo de Samejima, a todos…

… ¡no me rendiré!… no puedo irme y dejarlos a todos así, por supuesto que no… ¡Salvaré a todos! ¡Salvaré a todos!

… bueno, ¿cómo…?

No había respuesta clara para Tobio. Ciertamente mientras está pensando en esto, Sae se aleja cada vez más. No hay tiempo para pensar en esto. No debe desperdiciar el tiempo en encontrar una respuesta.

Con una expresión de angustia, Tobio elevó la  voz.

“Estos ‘humanos’ van más allá de la comprensión. Pensar que pueden utilizar seres humanos como experimentos, todos ellos son basura. Y parecería un acto de divina misericordia el tratar de salvarlos. Innegablemente son seres sin salvación.”

Mientras gritaba eso, un hombre de cabello negro y largo apareció. Era un extranjero vistiendo algo similar a una bata. Después de ver a Tobio y a Jin el hombre habló.

“Soy de la organización del Gobernador General. Entrar a ayudarlos fue inesperadamente fácil.”

De la organización del Gobernador General. Si ese es el caso, ¿es un oficial de Grigori? Aunque lo que dijese era cierto, Jin estaba en alerta debido al aura emitida por ese hombre.

El hombre habló mientras desabrochaba su bata. Apuntó hacia el pasillo con el dedo índice.

“Perro, ahí arriba, el hombre que está buscando su propia muerte te está esperando. Ve. Puedes confiarme la transferencia de todas estas personas, después de todo esa es mi tarea aquí. Originalmente solo era para confirmar la presencia de la bruja, pero…”

El hombre bajó su mirada. Parecía como si fuera consciente de la pelea de su compañera en aquella habitación. El hombre dejó salir un suspiro y habló de nuevo.

“Es como te dije. Rápido, vete ya.”

El hombre apuntó su dedo hacia los estudiantes colapsados. Luego, un círculo mágico se esparció debajo de ellos y seguido de un brillo, los estudiantes se desvanecieron. Parece que fueron transportados.

Tobio tímidamente preguntó.

“… ¿cuál es tu nombre?”

El hombre respondió con indiferencia. “Grupo de los Grigori, Kokabiel.”

Al escuchar eso, Tobio dijo “confío en ti” e inmediatamente se fue. Parece que en este momento no puede hacer otra cosa más que confiar en ese hombre sospechoso.

Mientras corría, Tobio escuchó.

“… creí que ya te había dicho que no tengo interés en las Sacred Gears, Azazel.”

El hombre… la voz de Kokabiel pudo escucharse diciendo esas palabras.

Parte 2

De nuevo, avanzando por los pasillos, Tobio y Jin subieron y llegaron a una habitación con una amplia vista.

La mayoría de las paredes están hechas de vidrio las cuales proveían una vista sin obstáculos hacia el exterior. Un gran paisaje verde podía verse hacia abajo. Todo tipo de árboles llenaban completamente el área, claramente es un lugar en las montañas

“Es un gran escenario ¿no? Este es el único lugar en toda la base que encuentro agradable.”

De repente se escuchó una voz. Al voltear hacia esa dirección ahí estaba Himejima Hanezu. A su lado, Sae estaba de pie acompañada por un león negro.

Hanezu habló mientras veía hacia el exterior.

“Invertimos muchos años en establecer esta base en las montañas. Esta habitación fue hecha usando una parte de la montaña. Como está envuelta en una barrera, no es visible desde el exterior. Sin ser visto por nadie, puedes disfrutar de este gran paisaje. ¿No es hermoso?”

Hanezu sonrió mientras decía eso. Como esperaba… esta base está dentro de una montaña. Al mirar hacia afuera, es fácil intuir que hay una gran distancia entre estas montañas y el pueblo más cercano.

Dejó salir un suspiro, y después de sacudir su cabeza continuó la conversación.

“Utsusemi… ¿quieres saber por qué razón llamamos a tus compañeros así?”

Aún sin la respuesta de Tobio, Hanezu inmediatamente continuó hablando mientras caminaba al frente.

“Es evidente que está relacionado con el nombre de nuestra organización… Utsusemi (La Cáscara Desechada la Cigarra), es el mismo nombre… eso quiere decir ‘humanos’. Así que la muda de la piel de una cigarra, algo así de vacío… aquellos nacidos en prestigiosas familias con linaje de poderes sobrenaturales y que no los adquirieron, esas son las personas que reclutamos para nuestro objetivo. Esa gente que no posee el poder de la familia no son humanos usuarios de habilidades especiales, son meramente humanos incompetentes

Sus ojos… son sombríos, sin brillo alguno.

“Nosotros, que fuimos rechazados somos existencias vacías… Utsusemi.”

“… ¿entonces, la razón para llamar a los estudiantes así…?”

Cuando Tobio preguntó, Hanezu de encogió de hombros.

“Incluso cuando se les provee el poder siguen siendo solo humanos… recuerda bien esto Ikuse Tobio. En nuestro lado, la definición de lo que es llamado ‘humano’ es tan variado como el número de personas. Tarde o pronto, esto es algo que confrontarás apropiadamente.”

La definición de ‘humano’… Tobio, actualmente no tiene una respuesta clara a eso, algo de lo que Hanezu estaba muy consciente.

Entonces, de su bolsillo sacó un tokko12, un instrumento para rituales similar a un Vajra13. Luego de recitar el hechizo, el tokko inmediatamente comenzó a flotar, luego empezó a moverse a su alrededor. Y luego, antes de que se dieran cuenta, ya había dos tokko. Pensó que estaba viendo mal, pero el número de los tokko empezó a incrementar… tres, cuatro, cinco… el número excedió los diez, todos volando por los alrededores.

Hamejima Hanezu habló.

“Yo, desde que era un niño sobresalí en el manejo de implementos para rituales como este. En cuanto a este, incluso entre los Himejima, yo era el número uno en importancia.”

Una vez más, produjo el shakujou de sus manos. Paso a paso comenzó a acercarse a Tobio. Mientras hacía eso, continuó hablando.

“Mi propia casa Himejima, es un clan Shinto. Incluido el ancestral Hinokagutsuchi, la deidad de fuego, tenemos fe en ese sistema religioso. Naturalmente, muchos nacieron con la habilidad sobrenatural de manipular el fuego. Y yo, bueno, no fui bendecido con ese poder. A pesar de tener fe en el Hinokagutsuchi y todos los dioses de ese sistema religioso, fui incapaz de recibir su divina protección. Como resultado, estoy aquí ahora. Todos los que fueron incapaces de cumplir con las expectativas de sus clanes se han reunido aquí.”

Significa que los que no tienen el poder de los Himejima… o sea el poder del fuego, ¿no tienen lugar fuera de la Agencia Utsusemi?

Lo que Tobio escuchó es preocupante.

“Déjame preguntar una cosa… ¿El poder de los Cuatro Demonios y mi habilidad son cosas originadas por los dioses de la mitología japonesa?”

Hanezu sacudió su cabeza.

“No, las reliquias sagradas… esos poderes sobrenaturales llamados Sacred Gears no son creados por el sistema de dioses japoneses. Ellas son una creación del cristianismo… el Dios de la Biblia. Por consecuencia son una existencia completamente incompatible con nosotros. Esto es paganismo, esta cosa por sí misma es una herejía.”

… ¿no hay relación entre Jin y el Hinokagutsuchi? Es algo relacionado con el Dios del cristianismo…

Tobio estaba perplejo por la realidad.

El ángel negro con el que se encontró cuando era niño… la organización que está protegiendo a Tobio y los otros sobrevivientes… los Grigori. Debido a la conversación con Hanezu, Tobio empezaba a entender poco a poco.

El tokko que Hanezu estaba manipulando capturó a Tobio y a Jin.

“Parece que los subordinados de los Cinco Clanes Principales llegarán aquí pronto. De hecho, desde el momento en que me encontré contigo y la chica esa, ya había perdido.”

Entonces, “kukuku” dejo salir una risa ahogada.

“Gobernador General, Azazel, parece que te aseguraste de esto desde el principio… bueno parece bien. Aquellas brujas que se unieron a nuestra alianza probablemente ya han huido. Las técnicas que hemos cultivado aquí, parece que se seguirán desarrollando plenamente. El Proyecto de los Cuatro Demonios continuará, y se concederá el profundo deseo que esas brujas están buscando. Sería bueno si pudiéramos completar nuestra venganza contra los Clanes… pero no voy a lograr eso.”

Hanezu se paró frente a Tobio y dijo esto.

“… Himejima Tobio. Concede mi deseo, hazlo realidad. Vuelve a desenvainar la espada de ese perro negro nacido de los Himejima y entonces, asesíname con esa siniestra espada. No moriré en manos de esos tipos. Si voy a morir, permíteme perecer por tu espada negra… ¿puedes entender eso?”

Tobio se irritó por las repentinas palabras incomprensibles de Hanezu.

“¡NO JODAS CONMIGO! ¡Hacer algo como eso solo da como resultado tristeza! ¿¡Quieres morir!? Encima de todo, ¿¡Quieres que yo te asesine!? ¡No jodas conmigo! ¡NO ME JODAS! ¡Además! Yo… ¡NO SOY UN HIMEJIMA! ¡Soy Ikuse! ¡IKUSE TOBIO!”

Tobio gritó esas palabras enfurecido y Hanezu seguía con una delgada sonrisa.

“No, tú eres un Himejima. Si no fuese así, no estaríamos aquí. Por eso fuiste arrastrado a todo esto, la sangre de los Cinco Clanes Principales. Particularmente porque el poder que posees es más negro que nada. Oscuro como la boca del lobo. Para alguien que posee esa oscuridad le deshonra hablar de manera tan ignorante. ¿No crees que incluso entre tus compañeros tú sobresales?”

“¡ESTÁS LOCO!”

Respondiendo al grito de Tobio, Jin saltó hacia el frente. Hanezu dirigió los numerosos tokko que lo rodeaban hacia Jin. Jin, hizo crecer una espada con un solo filo en su frente y golpeó el tokko. Pero, con excepción de ese tokko, los demás cambiaron su dirección en medio del aire. La punta de uno se clavó en el costado de Jin. Jin se movió para esquivarlas, pero los tokko de movían tras él, por último, alcanzaron al cachorro y perforaron su abdomen. Jin soltó un chillido “¡KYAA!” mientras caía al suelo de un solo golpe.

Jin, con todo su cuerpo temblando se puso de pie. Los ataques fueron un poco duros, Jin, “¡KAHA!” tosió un grumo de sangre. Todo ese daño sufrió Jin. El poder mágico de este hombre… el poder del Budismo dentro del tokko es bastante fuerte.

Aun así, Jin no se rindió, sus pupilas rojas brillaban fuertemente. De las sombras bajo los pies de Hanezu, un Haken apareció. Sin embargo, él ya había predicho el ataque. Tras haberlo anticipado, lo esquivó fácilmente y lo destruyó con un golpe del shakujou.

Mientras eso pasaba, varios tokko apuntaron hacia Tobio y atacaron. Justo antes de recibir el golpe directo, un Haken creció desde los pies de Tobio y formó un escudo, pero justo antes de tocar el escudo, los tokko volvieron a cambiar su trayectoria en medio del aire formando un arco y esquivando el Haken fueron directo a Tobio. Todo su cuerpo fue apuñalado por varios tokko.

“… ¡GUWAA!”

Sus hombro, espalda, cintura, una pierna, todos esos lugares fueron apuñalados por los tokko produciendo un sonido húmedo. Justo cuando fue golpeado por el dolor, cayó de rodillas. Tuvo suerte de que su cabeza no fuera perforada… esas cosas no tenían planeado atacar ahí. No era lo que el tipo deseaba.

Además del dolor en su brazo izquierdo y pierna derecha, parecía que no funcionaban bien. Su brazo y pierna estaban flácidos… parece que sus huesos se fracturaron. Tobio ya no era capaz de moverse.

Con su maestro en el borde de una crisis, el cuerpo de Jin emitía oscuridad, cada vez más y más fuerte, pero el cachorro ya ha sufrido mucho daño. Una tras otra, vomitaba sangre por su hocico. Sus órganos internos están dañados, en esta situación Jin…

Para esto, el león negro también se unió a la ofensiva. Sacudiendo su gran cuerpo, dejó salir un fuerte gruñido, “¡Gurrrr!” Jin, estaba siendo amenazado…

Jin hizo que un Haken saliera disparado de la sombra del león, pero el león saltó hacia un lado para esquivarlo. El león tomó un profundo respiro expandiendo su abdomen… en ese momento, el león exhaló flamas desde su hocico que iban directo s Jin.

Vomitando sangre, Jin evadió el ataque. Sin esperar ni un poco, el león expandió la sombra bajo sus pies. En ese instante, su cuerpo fue tragado por las sombras y esas sombras se esparcieron por toda la habitación.

Las sombras producidas por el león poseían voluntad propia. Las sombras que se esparcieron comenzaron a perseguir a Jin. Una de las sombras capturó a Jin quien corría alrededor. Las sombras restantes se reunieron formando de nuevo una única sombra. De esta sombra el león emergió. Tras ser capturado por las sombras, Jin hizo emerger espadas para cortarlas… pero en ese momento fue golpeado por una de las patas del león.

“¡KYAAN!” un chillido resonó por la habitación. Tras rebotar por el suelo varias veces, Jin estaba tendido ahí, exhausto e incapaz de moverse.

“¡JIN!…”

Tobio le gritó al cachorro mientras se acercaba a él arrastrándose.

Ni Hanezu ni el león lo persiguieron. Era claro que la situación de la batalla no se revertiría. El oponente es muy superior a Tobio y sus compañeros. Aunque fuesen todos al mismo tiempo a atacarlo, la derrota es inevitable.

Derramando lágrimas, Tobio a penas y se arrastraba por el suelo para alcanzar a Jin. El dolor que siente no es nada comparado con el de Jin. Por él, quien no tiene ningún poder, su compañero ha estado peleando desesperadamente. Jin, aunque seguía respirando, Tobio entendió que su vida estaba por extinguirse.

“…… Gracias… lo siento… lo siento tanto…… debido a que soy tan débil…… te involucré en esto… lo siento tanto……”

Tobio abrazó a Jin, mientras le agradecía con arrepentimiento.

Hanezu habló mientras sacudía su cabeza.

“… dijiste que yo estaba loco. Eso te mereces. Desde que tomé mi lugar aquí, una mente normal no ha existido para mí. Pero, Ikuse Tobio… no has usado tu siniestra espada aquí. A pesar de las circunstancias actuales no es tan brillante como antes. Desde el momento en que naciste y heredaste la sangre Himejima, ha sido imposible para ti llevar una vida normal como un ser humano ordinario.”

En contraste a los suspiros de Hanezu, Tobio se quejó sollozando.

“Yo… yo sólo quería normalidad. Y únicamente quiero recuperar esa vida… sólo para seguir viviendo con Sae y todos, ¡todos los estudiantes de la preparatoria…! ¿¡Por qué tu gente arruinó eso…!? ¿¡Por qué!?… yo, Sae, ¡incluso Jin!…”

De hecho Tobio… solo reclamaba la vida que perdió. Pasar tiempo con Sae, con sus compañeros en la escuela, simplemente vivir su vida así. El deseo de ser un ordinario estudiante de preparatoria, es un deseo común.

Poseer un poder sobrenatural a pesar de no ser nada más que un estudiante de preparatoria de diecisiete años…

Alguien tocó la mejilla de Tobio la cual tenía lágrimas escurriendo. Tobio y también Hanezu se quedaron estupefactos por lo que vieron…

“…… ¿viniste a este lugar sólo para llevarme de vuelta…?”

Los ojos de Hanezu se abrieron completamente de impresión por las acciones de esa persona.

 

Sae…

 

Mientras las lágrimas escurrían por sus mejillas, estaba de pie frente a Tobio. Ella acarició la cabeza de Jin mientras Tobio lo abrazaba. En su cabeza todavía seguía la espada.

Sae, con una agradable expresión le dijo a Tobio.

“…… en serio… lo siento. ¿Fue…… difícil?”

Sae abrazó a Jin… la espada en su cabeza perforó el pecho de Sae… obviamente todos vieron que esa acción le dejó una herida fatal. Ella seguía abrazando a Jin. Sae perdió toda su fuerza y cayó al suelo. Tobio abrazó a la colapsada Sae, ella gentilmente tocó la mejilla del atónito Tobio.

“…… no llores… Tobio……”

Tobio tomó su mano y trató de decir su nombre, pero en ese momento su voz no salió…

“…… estaba feliz… de volverme a encontrar contigo…”

Sonriendo, su mano se resbaló de la de Tobio.

“…………”

Tobio se quedó sin palabras. El seguía sacudiendo su cabeza lado al lado incapaz de aceptar esta realidad.

Tobio… Tobio había venido a rescatarla.

Esta chica llamada Toujou Sae…

Para él quien ha perdido a toda su familia, ella era la única persona importante para él. A quien más deseaba salvar. Mientras la abrazaba, superó su mudez.

“……Aa……A, ¡¡¡UAaaaaa……aaaaa……!!!”

…… sin embargo, esa vida que quería seguir viviendo.

…… sin embargo, para pasar el tiempo tranquilamente y sin problemas.

…… sin embargo……

…… sin embargo… Para continuar viviendo una ordinaria vida cotidiana junto a Sae……

“¡¡¡AaaaAAAAAAAAAaaaaa…………aaAAAAAA!!!”

Todo lo que deseó tener, se rompió. Tobio, atormentado por la desesperación, se lamentó.

Mientras Hanezu veía esto, un misterioso fenómeno fluorescente era emitido de su bolsillo en la camisa. Al sentir eso, sacó una caja de madera de su bolsillo. Esa es la caja que Hanezu le mostró a Tobio en casa de Sae. Eso es lo que la abuela de Tobio, Ageha le heredó…

Cuando Hanezu abrió la caja de madera, lo que había ahí era un pequeño cristal. El cristal emitía un brillo blanco azulado.

De repente una voz fue emitida del cristal.

“El hecho de que este sello sea deshecho es desafortunado, pero es aparente que alguien está abusando del poder de Tobio o algún acto sobrenatural malicioso  ha infligido daño en él.”

Tobio recordó a la dueña de esa voz. Era la voz de su adorada abuela.

“… ¿el cristal tiene grabada la voz de Ageha-dono?”

Eso es lo que Hanezu dedujo.

La voz de su abuela continuó siendo emitida.

“Le hablo a aquellos que tuvieron intenciones malvadas contra Tobio. Yo, quien tengo una gran compasión por ese niño, lo he criado para que fuera un chico gentil… pero desde el día de su nacimiento ha poseído la técnica prohibida del falso Dios.”

Al escuchar eso, la expresión de Hanezu cambió completamente… esos ojos que han estado viendo todo con indiferencia ahora estaban llenos de asombro.

“¿……? ¿¡…… el movimiento… prohibido!? ¡¡Eso es ridículo!!”

Las palabras de su abuela a través del cristal eran aterradoras.

“Le informo a todos aquellos que se acercaron a este niño con intenciones malvadas. Dado a que se han acercado con intenciones malvadas a este niño, sería bueno si prueban la espada asesina de Dios con su propio cuerpo… incluso sus almas serán cortadas.”

La voz continuó hablando desde el cristal. Pero esta vez haciéndole una petición a Tobio.

”… Tobio, lo siento, debe ser duro. Debe ser aterrador. Te pido que me perdones por no haberte dicho antes la verdad.”

Es la usual voz estricta de su abuela. Esto penetró su mente y cuerpo más que otra cosa. Mientras experimentaba una ilusión de su abuela acariciando gentilmente su mejilla, escuchó cuidadosamente la voz del cristal.

“Aun así, Tobio. Por ahora, está bien ¿sí? Ahora, no hay necesidad de sentir miedo nunca más. No hay necesidad de llorar más… canta… incluso si lo has olvidado, ahora tienes que recordarlo. Luego, canta… la canción prohibida del Dios, el Perro Espada.”

Al escuchar la voz de su abuela, una memoria salió a la superficie de la mente de Tobio. Un recuerdo que había sido sellado en lo más profundo de su memoria.

Un día, cuando era muy joven, Tobio fue llevado s un santuario y se le instruyó hacer algo dentro del santuario.

¿Estás bien Tobio?

Su abuela estaba trazando ciertos tipos de caracteres en la frente del joven Tobio.

Suponiendo que hay una ocasión en la que estés perdiendo por completo, te enseñaré un conjuro que te salvará.

Al lado de Tobio… un gran perro negro ya estaba sentado ahí antes de que se diera cuenta.

Sin embargo, ¿puedes reservar esto hasta el último momento?

Los ojos rojos del perro capturaron a Tobio. En el momento en que se dio cuenta, su corazón latía fuertemente.

Pero este conjuro tomará todo de Tobio.

Mientras lo abrazaba le enseñó el conjuro hablándole al oído.

No has terminado de convertirte en un hombre.

Luego, el perro negro… mientras entrecerraba sus ojos rojos su figura desapareció.

Esa secuencia de memorias es lo que Tobio recordaba en ese momento. Simultáneamente, el conjuro que su abuela le enseñó se refrescó en su mente.

Tobio, mientras abrazaba a Sae y a Jin, de repente rio.

Está bien Baa-chan14.

Yo…… ¡Estoy listo para convertirme en un hombre!…

A aquellos que robaron mi tranquilidad…. y la de Sae… no los perdonaré.

Entonces abuela,

Yo… cantaré…

Si ellos, irrazonablemente me atacan, yo… ¡irrazonablemente se los regresaré!…

Al final, Tobio comenzó a hablar.

【Canto por el asesino de miles de humanos】

Tobio y Jin fueron envueltos en una niebla negra. Gradualmente se dispersó llenando toda la habitación.

【Celebro la matanza de diez mil duendes】

La niebla negra se fue a su pierna y brazo que estaban quebrados, y el dolor se borró de inmediato.

【El nombre se sumerge en una total oscuridad, esa del falso Dios que los arrastrará a la noche polar】

Tobio inmediatamente se levantó. Jin quien estaba completamente exhausto… una sombra se expandió de sus pies, no, él estaba sumergido en las sombras.

【Perecerás por mi espada negra】

El cuerpo de Tobio estaba envuelto por la niebla que se pegaba a su cuerpo y estaba siendo absorbido. Su figura se transformó poco a poco, ya no era la figura de un humano, se convirtió en algo muy diferente a un humano.

Más y más oscuridad era expulsada de Tobio formando su apariencia. Tenía patas delanteras, patas traseras y poseía una cola, abrió su boca que se volvió gigante.

Además de eso, poseía un pelaje negro azabache como un enorme perro… no, era un sabueso.

【Para ser algo absurdo… el Dios creador de lo deformado】

Cuando Tobio dijo esa última estrofa, el sabueso negro azabache dejó salir un penetrante rugido.

“¡¡OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOONN!!”

Lo que pasaba frente a los ojos de Hanezu y el león… al lado del brutal humanoide vestido con oscuridad, había un enorme sabueso exhalando oscuridad.

Hanezu, al ver a las dos bestias negras azabache, quedó en trance.

“… magnifico.”

Hacia él, las dos bestias lo miraban con sus ojos rojos.

Ikuse Tobio envuelto por la oscuridad… la bestia abrió su hocico mostrando sus grandes y afilados colmillos.

Para asesinar a este tipo… está bien para mí ser un monstruo.

 

———————————————

Natsume y Vali han llegado a la base de la Agencia Utsusemi, ya ha pasado un rato desde que ingresaron y se movieron dentro. Una alarma sonaba dentro de la base. Como los Cinco Clanes Principales recibieron información de Vali, han enviado a sus agentes y estaban transfiriendo uno por uno a sus compañeros en los tanques de cultivo mediante un círculo mágico.

Inmediatamente después de que llegaron, arrestaron a uno de los miembros de la agencia y le hicieron escupir toda la información sobre este lugar. Ya han retirado todo el equipo del lugar, solo resta recuperarlos. Natsume le instruyó a Griffon hacer una ráfaga para destruir todos los tanques.

Al ver esta escena, Vali.

“Es un buen acuerdo.”

Dijo eso con una temeraria sonrisa.

Natsume empezó a recoger a los estudiantes colapsados por los pasillos y los movió al centro del círculo mágico que Vali colocó, el cual los envía directo al Instituto Grigori.

Aún seguían algunos Utsusemi moviéndose por el lugar, pero con la gigantesca bestia transformada, con sólo una ráfaga de aire los despedazó.

Los familiares dentro de los tanques de cultivo fueron transferidos exitosamente a Grigori. Los estudiantes que perdieron a sus Utsusemi también fueron transferidos.

“¡Vali! ¿¡Estás buscando pistas o algo!? ¿Por qué aquí hay estudiantes que aún no has enviado?”

Natsume le preguntó. Vali tenía los ojos cerrados agudizando sus sentidos para detectar algún signo.

“…… yo…”

Ante eso, Natsume se resignó. Está bien si se toman su tiempo, ya han rescatado a los estudiantes. ¡Han rescatado a todos!

Pensando un poco, puso una expresión sorprendida, pero luego volvió a poner su sonrisa temeraria.

“… esto también está bien.”

Vali se emocionó, luego controló un poco su respiración y le habló a Natsume.

“Todo lo que resta es llevárnoslo. Mira hacia arriba. El sabueso… Ikuse Tobio está ahí.”

“¡P-Pero!”

Ella también quiere salvar a todos. Anticipando este sentimiento, Vali sacudió su cabeza.

“En vez de los estudiantes Utsusemi, si no suprimes al sabueso de allá arriba, ¿te das cuenta de que no tendrás una segunda oportunidad de volver?”

Al decir eso, Natsume se quedó sorprendida por el fenómeno que ocurría en la habitación.

Te todos los lugares, espadas deformadas empezaron a crecer.

Esto es familiar, claramente son las espadas que el cachorro de Tobio posee. Deberían de crecer desde las sombras, pero era diferente… estaban creciendo por todos lados. En el techo, el piso, las paredes… parece que este fenómeno no solo se limita a esta habitación, sino que la base entera estaba llena de espadas distorsionadas.

Al ver este fenómeno, Natsume comprendió las palabras de Vali.

“Entiendo. Iré primero con Ikuse-kun.”

Corriendo por el pasillo, se dirigió hacia las escaleras de emergencia. En cada escalón había espadas creciendo. Corrió rápidamente por las escaleras y salió al pasillo. Ahí arriba había una gran puerta doble.

Corrió hasta estar frente a la puerta, en el momento en que la tocó, sintió como todos los poros de su cuerpo se abrían. En ese instante, su cuerpo empezó a temblar. Sea lo sea que esté dentro, le hacía sentir intranquila. A pesar de que ocultó su presencia y Griffon la acompaña, su cuerpo aun así estaba temblando.

Tragando saliva, Natsume abrió la puerta y miró alrededor…

Era un mundo anormal de espadas. En toda la habitación y cada objeto en ella tenía un sinnúmero de espadas emergiendo. Algunas eran rectas, otras curvas, incluso algunas tenían una forma en zigzag. Flotando entre la inmensa oscuridad, había una luz. Una figura era iluminada por esta luz, era un hombre de mediana edad sosteniendo un shakujou con un león negro a su lado. También, había un par de bestias color negro azabache emitiendo una siniestra aura.

Una era un gran perro negro. Aunque no había ni una sola espada creciendo de él, sin duda era Jin.

Ahora la otra… aunque poseía la forma de un perro era un monstruo humanoide. Tenía un prominente hocico como el de un perro, y sus orejas eran puntiagudas. En su boca podían verse unos afilados colmillos. Su brazo era el de un humano, sin embargo tenía garras como navajas. Sus piernas son similares a las de un perro, solo que estaba parado en dos piernas. De su espalda crecieron seis colas…

Al sentir la llegada de Natsume, el hombre habló mirando a su dirección.

“… Minagawa Natsume ¿verdad? Fufufu, qué bueno que hayas venido. Gusto en conocerte, soy Himejima Hanezu. Supongo que ya has escuchado ese nombre antes ¿no?”

Himejima Hanezu de la Agencia Utsusemi… Natsume comprendió que fue él quien apareció frente a Tobio y Samejima.

Hanezu, de nuevo puso su mirada en las dos bestias negras.

“… debes de entender un poco ¿no?”

Hanezu, quien dijo eso, apuntó los tokko flotando hacia las dos bestias. Estos instrumentos para rituales poseen poder sobrenatural, se movían libremente por el aire mientras atacaban a las bestias negras.

【Matar matar matar MATAR matar Matar MATAR matar matar Matar matar matar Matar MATAR MATAR matar matar ¡¡¡MATAAAAAAAAAAAAAARRRRR!!!】

De la boca de la bestia humanoide, algo como un conjuro fue dicho. Escuchar eso hace que la mente de uno se sienta extraña. Tan así es el poder que posee el resentimiento en su tono de voz.

Los tokko que Hanezu lanzó, fallaron en golpearlos. Del techo, el suelo y las paredes emergieron numerosas espadas que los cortaron.

Con este resultado, Hanezu estaba extasiado.

“… mis tokko fueron cortados huh. ¿Viste eso Minagawa Natsume?”

Él apuntó a la pared de vidrio. Es una habitación hecha con el propósito de observar el paisaje exterior. Pero el paisaje… estaba pintado de negro. El escenario de volvió un mundo de montañas sumergidas en la oscuridad. Incluso el cielo se tiñó de negro… toda la región quedó sumergida en el negro azabache.

Cuando Natsume llegó aquí, el sol seguía brillando con todo su esplendor. Es muy temprano como para que el sol ya se haya metido.

Desde aquí se alcanza a ver el bosque y las montañas llenas de espadas distorsionadas. Los alrededores quedaron sepultados por la fuerza de estas extrañas espadas.

Natsume una vez más miró a las dos bestias negras. Natsume ya lo entendió… esa humanoide bestia negra es Tobio. En la esquina de la habitación pudo ver a una chica tendida en el suelo.

Al verla llegó a una conclusión.

Después de experimentar una extrema tristeza, él…

…… se convirtió en una bestia.

Tobio estaba de pie al lado de ella, con la forma de una bestia negra.

Después de soltar un feroz rugido, el león se hundió en las sombras bajo sus pies. Una vez que el león estaba dentro de las sombras, las sombras se partieron y de dispararon por toda la habitación. Todas y cada una parecían tener voluntad propia, pero Tobio sólo las observó pacientemente. Luego, levantando ambos brazos, un sinnúmero de espadas emergieron del suelo y perforaron el techo. Algunas de las espadas capturaron la sombra, y la capturada sombra de nuevo formó el león negro.

El león… fue perforado por las espadas, pero sacudió su enorme cuerpo y destruyó las espadas. Al ser liberado, corrió a toda velocidad dirigiéndose hacia Tobio. Pero Tobio se desvaneció en un instante, y sin sonido alguno la batalla comenzó.

Tobio y el león se movían más allá de la percepción de Natsume mientras peleaban. Mientras esas dos bestias negras pelean, el sabueso se quedó atrás… Jin, quien camina firmemente alrededor de la habitación, sus ojos rojos brillan misteriosamente.

Con un *¡ZUUN!* una gruesa espada apareció detrás de Jin. El león negro fue perforado por ella. Jin predijo los movimientos del león que seguía a Tobio. Tobio comenzó a acercarse hacia el león.

Aun tras ser perforado, el león exhaló fuego hacia Tobio, pero… sin titubear y sin esquivarlo, golpeó el fuego con sus dos manos afiladas. Continuó empujando y avanzando por el fuego hasta llegar a la fuente de él.

【Matar matar matar matar matar matar matar matar Matar ¡¡¡MATAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRR!!!】

Emitiendo un grito de profundo resentimiento, Tobio deslizó sus manos en su hocico y aplicando fuerza las separó.

El cuerpo del león fue arrancado por la mitad. Su cuerpo se fundió entre las sombras.

Natsume fue incapaz de ver tal espectáculo sin estremecerse… tal vez ella también lo habría visto como un enemigo. Así de siniestra era el aura que emitían Tobio y Jin.

Tobio y Jin destruyeron al león. Y el siguiente objetivo parece ser Hanezu.

Sin embargo, hubo una tercera persona que apareció en ese momento. Era un chico de cabello plateado… Vali. Al ver este escenario, el cuerpo de Vali empezó a temblar mientras sonreía extasiado.

“A pesar de haber visto a Minagawa Natsume no regresó a la normalidad…… ¡¡Azazel!! ¡¡Esto es diferente a lo que dijiste…!! ¿¡Qué hay del adorable perro comparado con un dragón celestial…!? Esto es… ¡Este monstruo es…!”

Dejando atrás la temblorosa voz de Vali, otra familiar voz resonó por la habitación.

“Cubrir todo el paisaje y encima volverse una bestia negra ¿huh? Caray, esto es lo que sucede al juntar una Longinus con una historia sombría.”

El dragón de felpa en el hombro de Vali estaba moviendo la boca.

La voz del Gobernador General venía de ahí.

El Gobernador General se dirigió a Hanezu.

“Hey, jefe ingeniero-dono.”

“¡…! Grigori ¿huh?”

Hanezu inmediatamente identificó la voz que estaba escuchando.

“¿Qué tal? ¿Su poder es un poco irregular?”

El tono de voz del Gobernador General era cínico.

“… este es ese perro ¿verdad? La encarnación que derroca dioses… debe ser el perro de la espada negra.”

“Aah, ese es. Eso es correcto. Su espada negra es la que se dice que puede asesinar a dios. Sin embargo, he oído que este chico nació con la habilidad natural de expresar la Sacred Gear.”

“¿Eso no es particularmente raro? Que alguien nazca con eso…”

El Gobernador General continuó con las palabras de Hanezu.

“Aah es cierto… Ikuse Tobio es quien nació naturalmente de ese modo.”

“…… que tal cosa fuera posible…”

Contrario a Hanezu quien sonreía audazmente, Vali entrecerró sus ojos diciendo, “No es una cosa tan irregular”.

El Gobernador General continuó.

“La abuela de Ikuse Tobio le puso un sello a su nieto quien nació poseyendo el poder natural para romper el balance del mundo. Ustedes entraron en contacto con él de una ruda y desconsiderada manera… querían verlo ¿no? Abandonaron todo para poder ver esto ¿no? Todo tiene un precio. Es agradable poder ver como son rebanados todos ustedes.”

Al escuchar eso, Hanezu se burló.

“… Kukukukuku… el caso del ‘relámpago’ y también este caso. A pesar de que el linaje Himejima ha sido maldecido…”

Tal desprecio estaba a un nivel de fealdad que no había mostrado antes. Sin embargo puso una sonrisa satisfactoria.

Himejima Hanezu dio un paso al frente sin cambiar su expresión llena de satisfacción.

“… debería de ser posible para ti con una de esas siniestras espadas.”

Dio un paso más hacia Tobio, luego otro. De nuevo lanzó un tokko y de nuevo fueron repelidos. También atacó con el shakujou en sus manos, pero una espada creció debajo de los pies de Jin y cortó sus dos brazos. A pesar de quedarse sin brazos, Hanezu se acercó más.

Tobio tranquilamente movió horizontalmente su brazo…

Acercándose hasta que quedó justo frente a sus ojos, Hanezu habló.

“Los Cinco Clanes Principales, los Himejima… destrúyelos.”

Al terminar de decir eso, la cabeza de Himejima Hanezu salió volando tras ser cortada de su cuerpo por una espada que emergió desde el suelo.

 

————————————————

El león negro y Himejima Hanezu fueron derrotados por Tobio y Jin.

Natsume y Vali vieron toda la escena…

“… bien, ¿qué te parece? ¿Ha sido aburrido para ti el no encontrarte todavía con el Rojo, Vali?”

Tras oír eso, la figura de un hombre se reveló. Tenía barba, el traje que vestía estaba desordenado lo que le daba una imagen ruda.

“… es solo tu imaginación Gobernador General… no, Azazel. Quiero decir, el que vengas aquí tan abiertamente después de solo haber transmitido tu voz por este dragón.”

Sonriendo, el Gobernador General sacudió la cabeza de Vali.

Mirando a Natsume, el hombre se presentó.

“Gusto en conocerte Minagawa Natsume. Soy Azazel, el Gobernador General.”

Este hombre es el Gobernador General… después de conocer a alguien a quien solo había escuchado su voz, Natsume estaba muy emocionada en esta situación.

Desde un principio vinieron aquí para detener a Tobio quien está frente a sus ojos. Cuando Natsume pensaba en esas cosas, apareció Lavinia completamente agotada.

“Llegué un poco tarde, Natsume.”

“¡Lavinia!”

Las dos intercambiaron saludos brevemente. Lavinia le habló al Gobernador General… el llamado Azazel.

“Que muestres tu honorable rostro es un gran problema Azazel.”

Al decir eso, miró al completamente transformado Tobio.

“… ya veo cual es el gran problema.”

Tan solo con verlo, Lavinia entendió.

Entonces Azazel preguntó

“Lavinia… ¿esas chicas escaparon?”

Lavinia suspiró

“Realmente me disculpo.”

“No, desde el principio entendí que serían bastante problemáticas.”

Bajando sus hombros, Azazel miró a Tobio.

“Ahora, Lavinia, Vali… vamos a detener eso. Préstenme su poder.”

Azazel dio un paso al frente y Vali comenzó a seguirlo.

“Santo cielo, siempre se me encomienda limpiar cuando todo termina… ¿cuánto tiempo más tengo que soportar esta crueldad?”

Lavinia se quitó su desgarrado sombrero y comenzó a caminar hacia Tobio.

“Toby, por favor regresa con nosotros. No hemos conversado lo suficiente.”

Los tres tomaron distancia.

Alas brillantes crecieron de la espalda de Vali, un poderoso círculo mágico se formó abajo de los pies de Lavinia e invocó a la Princesa del Hielo al lado de ella.

Un frío aire empezó a circular dentro de la habitación, Azazel… le aparecieron 12 alas negras en su espalda con un sonido de *kasakasa*

Lavinia extendió sus brazos y la Princesa del Hielo hizo lo mismo. La habitación instantáneamente se congeló. Incluso las espadas que habían emergido fueron congeladas. Tobio y Jin también fueron encerrados en el hielo. Sin embargo, el hielo que los envolvía empezó a agrietarse.

“¡Abuela de Ikuse! ¡Has usado magia budista para controlarlo!”

De su bolsillo, Azazel sacó un sutra. Mientras ataba un símbolo a su mano, abrió el sutra. El sutra empezó a brillar con múltiples caracteres flotando en el aire. Esos caracteres rodearon a Tobio y Jin mientras ataban su poder. Los caracteres se volvieron una cadena que unía a Tobio y a Jin.

El hielo junto a la cadena apresaban a Tobio y a Jin.

“¡Vali! ¡Roba su poder ahora!”

Al escuchar la orden de Azazel, Vali inmediatamente aleteó con sus brillantes alas y se acercó a Tobio y Jin tocándolos una vez.

El chico de cabello plateado chasqueó sus dedos mientras flotaba.

“… reduce a la mitad.”

【¡Divide!】

Una poderosa voz retumbó por la habitación, e incluso Natsume notó que el poder de Tobio se redujo inmediatamente a la mitad. Además, cuando la voz decía “¡Divide!” una luz era emitida desde las alas de Vali.

Gradualmente Tobio y Jin perdían poder. Cuando vieron hacia afuera, el paisaje comenzaba a despejarse y las espadas a romperse. Poco después, Tobio cayó de rodillas. Y junto al oscuro paisaje las espadas se disolvieron. La oscuridad que vestía a Tobio se desvaneció y su verdadera apariencia comenzó a ser visible. Jin también perdía fuerza y caía al suelo.

Con el equipo de Azazel, Vali y Lavinia, Tobio empezó regresar a la normalidad junto a la habitación. A través de las paredes de vidrio, el espléndido paisaje conformado por el bosque y las montañas volvía a ser visible.

Al confirmar eso, Azazel suspiró.

“Fuuu… esta tarea ha sido completada. Los Himejima siguen el shintoísmo, sin embargo ella también estaba familiarizada con el sutra del budismo. Por eso la abuela de Ikuse fue desterrada.”

Dejando atrás a Azazel que murmuraba esas palabras, Natsume corrió hacia Tobio quien regresó a la normalidad.

“¡Ikuse-kun!”

Natsume confirmó si Tobio respiraba o no…

Él… seguía respirando.

¡Está vivo! ¡Está vivo!… también se aseguró de confirmar de que Jin continuara respirando mientras estaba tendido en el suelo.

Lavinia puso su mano en el hombro de Natsume.

“Todos, todos están bien. Ahora regresemos, Natsume.”

Natsume, limpiándose las lágrimas con su brazo, asintió.


Notas:

12-13.- En el hinduismo se le llama Vajra al arma de Indra, por lo que su forma es cilíndrica con punta y cola, en el budismo esta arma religiosa tiene campanas en sus extremos. Etimológicamente representa la dureza del diamante y la fuerza del rayo.

14.-Baa-chan es la manera en que Tobio se refiere con cariño a su abuela.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s