Capítulo Final

Los Cinco Clanes Principales/Himejima

En cierto lugar… el santuario principal del Clan Himejima, miembros de la familia se han reunido en el santuario exterior. Con expresiones severas, todos los presentes estaban al tanto de la verdad sobre los acontecimientos ocurridos. La base de la Agencia Utsusemi está más o menos bajo control. Aunque un gran número de personas han escapado, aún hay líderes restantes… aquellos que Himejima Hanezu reunió. Debido a eso, al menos por ahora todo ha sido resuelto.

En el completo silencio, un hombre mayor con un rostro gruñón que estaba en cuclillas frente al santuario interior dejó salir un suspiro.

“… estaría bien si nuestros lazos con los Grigori llegaran a su fin.”

Con eso dicho, el silencio se rompió y los miembros del Clan empezaron a hablar sus puntos de vista.

“Soberano, ¿eso está bien? Hemos visto que uno de los casos… las negociaciones sobre Akeno ya llegaron a una conclusión, pero”

El hombre mayor… el soberano de la familia Himejima, dejó salir un suspiro desinteresado.

“Eso se resolvió a través de un acuerdo secreto con la familia duque de los setenta y dos pilares… sin embargo, esa pandilla de alas negras, con ellos poniendo sus pies en el territorio Himejima, no podemos quedarnos sentados y observar. Proteger este país desde la antigüedad, una de las cinco familias, Himejima.”

Estas no eran palabras vacías. Una fuerte e inquebrantable voluntad se impregnaba en las mentes y cuerpos de todos los presentes.

Los miembros del Clan fueron declarando sucesivamente sus opiniones.

“Deberíamos aprovechar esta oportunidad para acortar la brecha con las otras familias. Sus bandos también tienen unos inesperados usuarios de poderes sobrenaturales… después de todo el poseedor de la reliquia sagrada fue tomado por los Grigori.”

“El lado de Shinra también, he oído que posee un espejo que es una reliquia sagrada con el poder de contactar demonios. Está claro que no es ninguna coincidencia que todas estas calamidades hayan caído sobre las Cinco Familias Principales a la vez.”

“La asociación mágica… Grau Zauberer, ¿hemos sido contactados por ellos para establecer una relación de cooperación con lo referente a este asunto?”

Al escuchar estas palabras, el soberano tomó una pieza de papel… era un documento escrito con caracteres mágicos. Parecía ser un llamado para la cooperación con Grau Zaubarer.

Permaneciendo inexpresivo, el señor feudal creó un fenómeno de fuego en la mano, y en un momento el papel se volvió cenizas.

“No es necesario confabularse con participantes extranjeros. Debemos mostrar una separación entre nosotros y Mefistófeles quien lidera Grau Zauberer. Lo mismo para Azazel, ya que no es nada más que un estafador.”

De hecho, esto era todo lo que había que decir.

Para la gente del Clan, fue unánime después de todo.

“Sin embargo, está el problema con Oz… el mundo en el libro de imágenes.”

“Grigori, Oz y los que se rebelan contra Los Cinco Clanes Principales siguen apareciendo uno tras otro…”

Los miembros del clan no pudieron ocultar su malestar. Mientras ya están al tanto de del grupo de ángeles caídos y de la asociación mágica, ni hablar de la traición de la Agencia Utsusemi, fue realmente inesperado que resultara la participación de Oz en estos eventos. Hasta ahora, de entre los que fueron parte de los Cinco Clanes Principales, ninguno de ellos había creído que tal lugar existiera. Incluso aquellos que se han reunido ahí, hay algunos que siguen en duda sobre eso.

Incluso con esto, el soberano Himejima… Himejima Suou llegó a una clara decisión.

“No importa qué, si los Ráksasa15 pusieran un pie en Japón traerían el desastre. Es nuestro papel erradicarlos.”

Todos asintieron con la cabeza hacia eso.

Pero… suspirando, Himejima Suou dijo esto.

“En verdad, el perro producido por la genealogía de mi hermana mayor que fue exiliada de la familia… el problema del ‘relámpago’ era suficiente. ¿Qué clase de cosa extraña ha poseído a esta familia?”

Han pasado varias décadas de que la hermana mayor de Suou… Ageha fue exiliada del Clan. Desde entonces, ninguno de ellos tuvo contacto con el otro. Sin embargo, no pudo haber imaginado que de su linaje nacería tal aberración. ¿Fue algo traído al linaje Himejima? O bien, ¿no podría ser el resultado de un deseo a un dios pagano de la travesura?

“Sin embargo, no se puede evitar que algo como eso fuese producido por el linaje Himejima… Suzaku.”

Ante la llamada del soberano, la figura de alguien apareció.

“Sí.”

Era una joven chica con un hermoso cabello negro y largo. Su cabello negro tenía un brillo como si estuviese húmedo. Poseía una frígida atmósfera.

En cuanto a la edad de la chica… Himejima Suzaku, tenía diecisiete años. Su apariencia era adecuada dado a que era una de las nietas de la otra hermana mayor de Suou. Este año, ella fue la única mujer talentosa entre todos los familiares, que heredó la bestia sagrada Suzaku regida por los Himejima. No, en los últimos años, quienes han heredado las bestias sagradas de sus respectivos Clanes han sido bastante jóvenes. Basado en esto, los esfuerzos de las familias quienes se comprometieron a traer buen linaje, parece que han dado frutos.

Sin embargo, aparte de eso había algo más que el soberano Suou albergaba hacia esta hija. Eso era, que ella se parecía mucho a la primera que había criado… Shuri, quien ya los ha dejado. La madre de Suzaku, había sido la hermana mayor biológica de Shuri. Shuri fue atrapada por esa pandilla de alas negras y perdió su vida como resultado.

El soberano Suou sin querer había pensado en volver a eso. Después de cerrar los ojos, le habló a ella… a Suzaku.

“Te pido a ti, el heraldo que se convertirá en la próxima cabeza de los Himejima… como representante de los miembros de la familia cuyos nombres empiezan con ‘Rojo’, ¿podrías mostrar la danza del fuego para nosotros?”

Ella… Suzaku hizo una reverencia.

“Estaría honrada, tío abuelo.”

Al escuchar eso de Suzaku, Suou tranquilamente asintió… pero Suou entrecerró los ojos y miró al suelo.

“Ahora bien… hacia la hija del relámpago que está alineada con los demonios. Hacia el perro de la oscuridad que está alineado con los ángeles negros…”

Él, susurrando.

“Por el momento, deberíamos designarlo como ‘El Dios Perro de los Caídos’.”

 

Las Cuatro Bestias Divinas/Himejima Suzaku

Después de ser honrada por la orden del soberano en el santuario principal, Himejima Suzaku caminaba por los jardines.

“Hey.”

Soltando un grito, había un chico con lentes que parecía de la misma edad que ella. Con unos miembros largos y delgados, era un chico guapo. La extraña aura que rodea su cuerpo es equivalente a la de Suzaku, o quizás…

“¿Qué asuntos tienes aquí, Seiryuu-chan de la familia Kushihashi?”

Suzaku preguntó. El chico… Kushihashi Seiryuu se encogió de hombros.

“Indagando sobre si esto se convertirá en una lucha entre tres bandos con los ángeles caídos y los magos del libro de imágenes.”

Suzaku siguió caminando mientras hablaba.

“Bueno, supongo que se pondrá ocupado por aquí. No es como si no fueras a trabajar duro también.”

Siguiéndola, Seiryuu respondió.

“Como sería la decisión de la familia también, no tenemos más que cumplirlo… aparte de eso, tuve que venir volando cuando me enteré de que los Himejima habían producido al Dios Perro. Increíble, ¿no será que esa podría ser una de las Longinus?”

Suzaku dejó de caminar y habló sin voltear.

“¿No es irónico? Que una espada tan oscura nacería de los Himejima quienes rigen el sintoísmo.”

Al sentir la atmósfera de Suzaku, Seiryuu puso una sonrisa amarga.

“Qué miedo, qué miedo.”

Seiryuu cambió de tema.

“¿Eres consciente de eso, Suzaku? ¿De que su mera existencia juntará a los Cuatro Demonios?”

“El problema de los Cuatro Demonios y el Dios Perro. El viejo-sama de los Himejima despertó su furia.”

“Los Himejima son interesantes huh. Al venir aquí hay una alta frecuencia de irregularidades. Desde la mala conducta que envuelve a los ángeles caídos hasta dar a luz al Dios Perro. Y sólo tú eres su salvación ¿eh?”

“No, incluso yo era originalmente del lado oscuro. Es sólo que pude ser perdonada por esos días… Seiryuu, aunque es un pecado, ¿no puedes llamar a los otros miembros de las Cuatro Bestias Divinas y al Dragón Amarillo?”

Ante las palabras de Suzaku, Seiryuu sonrió alegremente.

“¿Ese es tu movimiento eh? Esto debe ser divertido. Sin embargo, a parte de Genbu-chan y el bravucón de Byakko, ¿en serio irás tan lejos como para llamar a Ouryuu? Esa persona es más difícil de lo que pudieras imaginar.”

Suzaku juntó todo su cabello en la parte posterior e hizo una cola de caballo…

“Para asegurarme, tengo que ver esto personalmente. No solo a los Cuatro Demonios, Ikuse Tobio… en cuanto a mí, incluso ese niño Tobio, o incluso el caso del relámpago, yo los hubiera reconocido como parte de esta familia… yo incluso aceptaré la oscuridad de la familia.”

El Perro y los Cuatro Demonios, también las Cuatro Bestias Divinas y el Dragón Amarillo, ellos están a punto de encontrarse…


Notas:

15.-En el hinduismo y budismo los Ráksasa son un tipo de seres demoniacos devorador de humanos. Generalmente se muestran en forma de humanos o aves.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s