La Gran Guerra de Tentáculos

Créditos:
Traducción Jap-Esp: Trihexa
Corrección: Trihexa

1

Usando el grito de Yukimura como señal, algo se elevó de la espalda de Kanetsugu. No, algo salió del brillo que se generó en su espalda.

“¿¡Qué demonios…!?”

Se materializó una bruma. Cada vez iba creciendo más.

Su apariencia era…

“¿¡!?”

Tenía ventosas, con decenas de tentáculos. Era de color rojo oscuro, muy similar a un pulpo.

“¡Aaaaaaah!”

Kanetsugu estaba sufriendo un fuerte dolor mientras el Shikigami en forma de pulpo se materializaba.

“¡Kanetsugu!”

Yukimura gritó, pero Kanetsugu dejó de ser visible en la parte inferior del pulpo.

“De dónde diablos es tan grande.”

Muneakira se quedó mirando, la altura del Shikigami era de unos diez metros. La longitud de sus tentáculos eran de varios metros también.

“¡Kiki—!”

Sasuke inmediatamente corrió al hombro de Jubei.

Los tentáculos se retorcían de manera sinuosa, parecía que esa cosa atacaría a Muneakira y las demás.

“Eso, por qué…”

Muneakira solo podía mirar. Toda la energía que ese Shikigami tenía, la había obtenido de Kanetsugu.

Debemos de poder hacer algo. Debe haber alguna manera de derrotar a ese Shikigami y rescatar a Kanetsugu.

Mientras Muneakira pensaba en las posibilidades, los tentáculos se movieron. Acercándose a Yukimura.

“¡Maldición….!”

Matabei de inmediato blandió su lanza y voló hacia donde se dirigían los tentáculos.

“¡¡……!!”

La lanza cortó.

“¡Beta-san!”

“¡Lo hizo! ¡Pero!”

Uno de los tentáculos fue cortado. Salpicaron por todas partes los pedazos de carne y algunos órganos.

“¡Michii——kh!”

Con una extraña voz, el Shikigami rugió.

“¡Wah!”

“No lo logró.”

Pero al cortarse, los fragmentos cayeron sobre el mar, sin embargo volvieron a unirse a los tentáculos. Volviendo a su forma original.

“Pero qué. Puede regenerarse.”

Las palabras de Senhime parecían desesperadas.

“Pero, cómo es que hace algo así…”

“¡No me rendiré! ¡Absolutamente no!”

Hacia Muneakira, voló la voz de Yukimura. Al verla bien, Yukimura se detenía el traje de baño cortado.

“Puedo usar un amuleto contra ese jutsu Maboroshi Sumi-juu-shiki. Debido a su procedimiento operativo, no debe ser difícil encontrar la manera de derrotarlo.”

“¡Increíble Yukki!”

Jubei y Senhime, Matabei, y además Muneakira, Yukimura les dijo a todos.

“El amuleto debe colocarse en el núcleo del Shikigami. O sea que, en Kanetsugu misma.”

Ciertamente, ese Shikigami está vinculado con el cuerpo de Kanetsugu. Aunque su tamaño sea docenas de veces mayor.

“Kanetsugu, en el núcleo…”

En el centro, esa parte del cuerpo parecía ser el punto crítico para el pulpo. Parece estar en Kanetsugu misma.

“Yo me encargaré de ponerle el amuleto a Kanetsugu. ¡Ustedes cúbranme!”

Yukimura gritó.

“¡Sí! ¡Entendido Yukki—!”

“Como desee.”

“Aunque se traten de las órdenes de la enana, supongo que no puede evitarse.”

Jubei, Matabei y Senhime asintieron mirándose entre sí.

“¡Vamos!”

Ante el grito de Muneakira, las cuatro personas se dispersaron, dirigiéndose hacia el Shikigami.

 

“Pulpo-sana, ¡deja de hacer lo que haces! ¡Ya—aah!”

“¡……!”

“Ah… ¡esto no me gusta!”

Jubei sacó su odachi. Matabei su lanza. Senhime su naginata.

“¡U-hn!”

Y Muneakira su espada.

Cada arma comenzó a cortar uno por uno los tentáculos del pulpo.

“¡¡Michiiiiiiiiiii!!”

Y una extraña voz resonaba cada que sus tentáculos eran cortados, a la vez que creaba grandes olas.

“¡Ahora!”

Yukimura se sumergió en el Shikigami. Cortó a través de él con su gran abanico.

“¡Ah…! Las piernas del pulpo-sana, ah…”

Jubei dijo esas palabras. Y cuatro de sus tentáculos fueron cortados, e inmediatamente se volvieron a pegar.

“¡Ten cuidado Yukimura!”

Muneakira gritó. Pero los tentáculos, ahora intactos, se dirigían por detrás de Yukimura.

“Qué, esto, kh… ¡kyaaaaaaaaaaaaaaa!”

Trató de liberarse del ataque, pero Yukimura fue atacada por seis tentáculos a la vez.

Así que los tentáculos empezaron a enredarse en ella.

“¡Yukki!”

“¡Yukimura!”

En medio del grito de Jubei y Muneakira, Matabei de inmediato se movió. Empuñando su lanza, se dirigió a los tentáculos.

“¡A-Ah! ¡No mueras! ¡Tú…!”

“Yukki, ¡voy a ayudarte!”

Senhime y Jubei participaron también. Mientras Muneakira también manejaba su espada, pero parecía bastante atormentado.

Ese monstruo la va hacer colapsar. Incluso con cuatro……  e incluso siendo cinco sería difícil. No imagino el enorme consumo de energía. El cuerpo de Kanetsugu…

Estaba claro que este duelo dependía del tiempo. Pero no había oportunidad de victoria.

“Cuántas veces tengo que cortarlo, este… ¡ah! ¡Kyaaaaaaaaaaa!”

Incluso Senhime estaba cansada y en una oportunidad fue tomada.

“¡Senhime-san! Voy a ayudarte… ¡wah! ¡Iyaaaaaa!”

“¡Jubei…!”

Pero Jubei, el tentáculo se dirigía por un lado.

“… ¡uh!”

“¡Matabei-san!”

Sin embargo, hasta Matabei tuvo que lidiar con una gran cantidad de tentáculos, para caer finalmente presa del Shikigami.

¡Piensa! Observa. El enemigo…… la debilidad del enemigo… esos tentáculos…

Mientras tanto.

“¡Kyaah—! Dónde estás tocando, ¡tentáculos idiotas! ¡Aaaaah! ¡Suéltenme! No me toquen, ¡uwaaaaah!”

“¡Onii-chaaaaaan! Eh, ese lugar…… ¡aaaaanh! ¡No entreeeeeees! ¡Iyaaaaaaa!”

“Kh… ku… un lugar así, tsk.”

Las tres figuras fueron presas de los tentáculos.

Si fuera algún samurái podrían pelear con espadas. Pero los tentáculos se enredaron en sus cuerpos, tocándolas y haciéndolas sucumbir ante una sutil estimulación. De hecho, el moco secretado por los tentáculos contiene una neurotoxina que parece haber robado la fuerza de las chicas.

“Espera, ¡eso…!”

09

Muneakira trató de saltar con espada en mano, pero Yukimura lo detuvo.

“¡No Muneakira! ¡Debes huir!”

“Yukimura.”

“Nosotras estamos bien… si esto sigue la fuerza de Kanetsugu se agotará. Esto… uh, no permitiremos que el dojo caiga. Tampoco que nadie lo haga. Nosotras que heredamos esta voluntad…… kuh, ¡aaah!”

Yukimura se retorció de dolor.

“¡Maldita sea!”

Si pierden demasiado tiempo, Kanetsugu perderá su fuerza física a causa del Shikigami. Además Yukimura y las demás están atrapadas en esos tentáculos y están a punto de ser devoradas.

¡Debo hacer algo…!

“Yo, aquí voy.”

 

2

Escuchó una voz a su espalda, el sorprendido Muneakira miró hacia atrás. Ahí,

“Presidenta—¿te encuentras bien?”

Era Hanzo. Traía el mismo bikini de colores de hace rato, pero en su espalda llevaba su gran shuriken.

Su tez se veía mejor. Parecía que su espíritu de pelea se había recuperado.

Entonces Hanzo dijo,

“Muneakira-kun. Yo también…”

La flor de cerezo era el signo de las Samurái. Jubei lo tenía en uno de sus pechos, Yukimura en su trasero, cada quien en un lugar distinto del cuerpo.

Samurái… no por nada lleva el nombre de la cabeza de la familia, Hattori Hanzo, es increíble, se pudo volver una Samurái.

El beso entre Muneakira y Senhime fue interrumpido, así que sus labios se tocaron con otros. El calor y los síntomas que tenía el cuerpo de Hanzo en ese momento, parecía ser el fenómeno de “transformación” Samurái

“Pero… soy de Hime-sama. Por supuesto que seguiré a Muneakira-kun pero…… n-no soy suya.”

Las mejillas de Hanzo se sonrojaron. Pero por otro lado, sus ojos estaban brillando.

“Eso está bien presidenta. ¡Pero justo ahora…!”

“Sí. Iré a ayudar a Hime-sama y todas.”

Muneakira y Hanzo asintieron con la cabeza y se dividieron.

“¡Presidenta tú ve a la derecha! Una vez que mueva sus tentáculos, ¡lo atacaré con mi espada!”

“¡Sí!”

Al último instante antes de ser atacados por los tentáculos del pulpo, Muneakira y Hanzo iniciaron su ataque. Serían atrapados fácilmente si están demasiado cerca.

“Entonces, aquí voy— ¡Gran Shuriken Nebulosa!”

Lanzó la shuriken a sus tentáculos. Su velocidad, no parecía la de Hanzo.

Presidenta, en realidad…

El poder de combate de Hanzo lo había ganado por su talento y formación dentro del Hattori Ningun. Así que su poder se había elevado varias veces.

“Sí, muy bien.”

La gran shuriken se dirigió a los otros tentáculos.

“¡Anh!”

“¡Kyaaa!”

Jubei y Senhime cayeron de los tentáculos. Cayendo al agua, de la cual no estaban muy alejadas. Luego la gran shuriken regresó a Hanzo.

“Hime-sama, ¿¡se encuentra bien!?”

“Hanzo, tú…… con que eso es.”

El llamativo traje de baño de Senhime estaba pegado a su piel debido al moco del pulpo.

“Por favor retírese. ¡Aquí está Hanzo!”

Se preparó para lanzar nuevamente su gran shuriken. Pero en ese momento, sucedió algo inesperado.

Uno de los tentáculos que fueron cortados, todavía no se había vuelto a pegar, solo se retorció y voló.

*Byuu*, se dirigió hacia Hanzo para enredarla.

“¡Kyaaa!”

“¿¡Qué diablos!?”

Muneakira quien estaba aferrado a uno de los tentáculos no lo podía creer.

Pero si lo acaba de cortar, ¿puede moverse por sí solo?

A comparación de antes, los tentáculos cortados parecían tener movimiento propio.

“¡Onii-chan! ¡Eso!”

Al ver los tentáculos en su cuerpo, se regeneró la superficie del corte. Esta también era una mala situación. Por otro lado,

“¡Uaa!”

“¡Kyaaaaaa!”

Una vez que Senhime y Jubei fueron puestas en libertad trataron de regresar con Muneakira. Pero volvieron a caer presa de los tentáculos…

“Pero qué demonios pasa…”

Muneakira murmuró y miró hacia arriba.

“¡El agua Muneakira!”

“¿Yukimura?”

Una vez más Yukimura, quien estaba atrapada en los tentáculos, levantó una voz desesperada.

“A juzgar por sus características, todas estas condiciones están dadas porque se encuentra en el agua. Como se ha mantenido en un lugar con mucha agua, eso le permite regenerar sus tejidos. Si o arrastramos fuera del agua, ¡podemos ganarle!”

“Sacarlo del agua…… ¡eso es!”

Muneakira recordó la escena de Kanetsugu en el baño. El hecho de que el Shikigami pudiera manifestarse era debido a la presencia del agua.

“Hay que llevarlo a arena. Así no podrá regresar al agua. Pero, cómo demonios……”

Muneakira, quedó atrapado en los tentáculos.

La neurotoxina ya había afectado su cuerpo, incluso se sentía mareado.

Es inútil…… ah…

En medio de la desesperación,

“Esto… puedes dejármelo a mí.”

Al escuchar una nueva voz, Muneakira abrió los ojos con sorpresa. Mirando a la arena, ahí…

“¿¡d’Artagnan-san!?”

 

3

“De hecho. Soy Charles d’Artagnan…”

La apariencia de d’Artagnan…

No era la vestimenta para combate que siempre lleva. Trae un bikini de color azul oscuro. Su piel blanca era como de porcelana y su mirada tan profunda como siempre.

Llevaba su sombrero con una pluma y su largo cabello dorado estaba volando. En ambas manos llevaba sus dos grandes espadas, Claymore.

“Has venido—quiero decir, ¿por qué estás aquí? Este es un recinto de la familia Tokugawa.”

Muneakira preguntó. No había forma de que se hubiese infiltrado como Kanetsugu, tal cosa no puede suceder por casualidad dos veces.”

“Parece que incluso hasta traes tu traje de baño.”

Incluso Senhime miró sutilmente a d’Artagnan. D’Artagnan se aclaró la garganta.

“Eso es porque estoy en deuda contigo, Yagyuu Muneakira. Así que tengo la oportunidad de devolverte el favor.”

“Has venido… hasta aquí por eso.”

Me pregunto cómo es que vino.

Pero Muneakira, no podía hacer nada más en esta situación.

Devolverle el favor, durante la batalla en el castillo del consejo estudiantil, d’Artagnan estuvo a punto de caer por el pasillo colgante tras perder contra Jubei, así que Muneakira la salvó.

Vino a devolverle el favor, llegó hasta aquí solo por eso. Parece ser una buena persona.

“Por cierto, d’Artagnan-san.”

“Solo d’Artagnan está bien…… Nia, así está mejor. Si eres tú, puedo permitirte que me llames así…”

Después de esas palabras, las mejillas de d’Artagnan se tiñeron de rojo.

“Hee.”

Cuando Senhime levantó la voz,

“Q-Qué.”

D’Artagnan inmediatamente apartó la mirada. Y Muneakira,

“Pero déjenoslo claro. D’Artagnan… no, Nia, eres la Samurái de Yoshihiko-sama. Así que debe de velar por la vida de él. Es por eso que este Shikigami, no deberías de lidiar con él.”

Esto es importante. No puede comprometer a quien lucha por el bienestar de otra persona.

Hace tres años d’Artagnan se volvió estudiante de preparatoria, y se convirtió en la Samurái de Yoshihiko. El contrato con Yoshihiko vincula fuertemente su corazón. Así que tiene que seguir las instrucciones de Yoshihiko y no puede ir en contra de ellas.

“Por eso, no hay problema alguno. Soy la Samurái de Yoshihiko, pero no tengo nada que ver con los asuntos de Takamori.”

“Ya veo. ¡Entonces!”

“Sí.”

“¡Onii-chan date prisa! ¡Yukki—!”

Cuando Jubei lo dijo y miró hacia arriba, la cara de Yukimura quedó atrapada en los tentáculos, y puso una expresión de dolor.

“¡Yukimura-sama!”

Matabei estaba luchando desesperadamente tratando de ayudar, pero ella sola no era capaz de ponerse a la par con los tentáculos.

“¡Nia! ¡Te lo encargo!”

Dijo Muneakira.

“¡Entiendo…!”

La expresión de d’Artagnan estaba brillando de alegría.

“¡Sométete! Con la fuerza de los dioses, mi Claymore, ¡se convertirá en Gungnir6!”

Una llama azul fluyo del brazo de d’Artagnan, Claymore comenzó a brillar de color pálido.

Se dirigió al centro del Shikigami, lanzando la gran Claymore como si fuera una ligera espada de madera, volando directamente hacia todos los tentáculos.

“¡Uaa!”

“¡Kyaaa!”

“¡Uh!”

Esta vez cortó todos los tentáculos, Muneakira, Jubei, Matabei, Senhime, Hanzo todos cayeron al mar y a la arena.

Por otro lado, ambas Claymore se enrollaron alrededor del Shikigami.

“¡Michiiiiii! ¡¡Michiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!”

Muneakira se arrastró entre los escombros de los tentáculos.

“… bu-aah… me salvé por poco, ¿Nia…?”

Cuando la buscó, d’Artagnan estaba en la playa.

“… favor pagado. Muneakira.”

Muneakira podía ver lo que los ojos de d’Artagnan reflejaban detrás.

“¡¡Michiiiiiiiiiiii!!”

A pesar de haber sido arrastrado a la arena, el Shikigami seguía moviéndose.

“Nia…”

Todo fue gracias a las espadas de d’Artagnan, pero Muneakira todavía tenía cosas que hacer.

“¡Yukimura!”

Muneakira corrió hacia uno de los tentáculos cortados para rescatar a Yukimura.

“¿Estás bien? ¡Yukimura, Yukimura!”

Mientras le limpiaba el moco que le cubría hasta la cara, abrazó el cuerpo de Yukimura.

“…… Muneakira, finalmente me abrazas.”

“Eh.”

Muneakira miró el rostro de Yukimura. Yukimura estaba mirando hacia arriba sin poder enfocar bien la mirada, pero su expresión facial cambió. Sus mejillas se pusieron rojas y miró hacia otro lado.

“Q-Qué. Yo…”

“¡Qué alivio! ¡Qué bueno que te encuentras bien!”

Así que la abrazó.

“H-Hey… por qué, p-por……”

Sin embargo aún no se recuperaba del daño del Shikigami. Yukimura,

“Es inesperado que el Shikigami siga igual. A este paso no podremos salvar a Kanetsugu.”

“Entendido, ¿qué hay que hacer?”

“A pesar de que ha salido del agua aún tiene su misma fuerza. No tiene sentido cortarlo si perdemos mucho tiempo. Además pueden atacar por cuenta propia esos tentáculos.”

Cuando Yukimura dijo,

“Entiendo, si todos juntos lo hacemos…”

“Entonces es como dice la enana, ¡no hay que darle tiempo!”

Senhime respondió. Matabei nuevamente se puso en posición de combate.

“¡Esperen! Todavía…”

Pero Muneakira se detuvo.

 

4

Muneakira lo sabía. Con ese golpe, se decidiría en un instante. Para ello, se requería la fuerza de varias Samuráis.

Tenemos que hacerlo en sincronía. Si no, no lo lograremos. Eso…

“¡Jubei!”

Muneakira agarró el brazo de Jubei.

“Hya, Onii-chan……”

“Lo siento, más tarde me disculparé.”

“Ah……”

“¡Ahn!”

“¡……!”

Beso.

Jubei dio un pequeño grito, Matabei involuntariamente se quedó mirando. Senhime también estaba con los ojos bien abiertos. Lo que tenían en común esas tres personas es que se quedaron con las mejillas sonrojadas.

Muneakira besó los labios de Jubei.

Era relajante, el estar labios con labios. Eran cálidos, suaves y húmedos. Le transmitían un olor dulce.

Jubei, esto…

La comodidad irradiaba la mente de Muneakira……

“… ah, ya suéltame.”

Jubei dijo y Muneakira abrió por completo los ojos.

“¡Ua! ¡T-Tú eres…!”

Muneakira alejó su car a toda prisa, los ojos de Jubei habían cambiado. Sin duda alguna, era esa “Yagyuu Jubei” la Princesa de la Espada.”

“Santo cielo, qué conveniente llamado. Pero,”

Sus ojos se dirigieron al Shikigami.

“Parece que no queda mucho tiempo.”

Jubei agarró sus dos katanas. Luego Muneakira habló.

“¡Entendido! ¡Vamos todos!”

“¡Sí!”

“¡Váyanse ustedes dos! ¡Este es un buen lugar para encargase de esto!”

“Hime-sama, ¡permítame acompañarle!”

“¡……!”

Muneakira y Jubei corrieron al mismo tiempo. El Shikigami en estaba la arena y con los tentáculos triturados, se dirigieron a él en línea recta. Senhime, Hanzo y Matabei.

“¡¡Uuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaa!!”

Muneakira balanceó su espada hacia abajo con todo su poder. Pero Jubei era más fuerte.

“¡Estilo de Nueva Sombra Yagyuu, Danza de Calina!”

Con las daishou en ambas manos, corrió entre los tentáculos del Shikigami y atacó como si bailara.

“Hice un buen trabajo, ¡mira lo que Sen puede hacer…! ¡Maldito…!”

“Estilo Ninja Hattori, ¡Gran Shuriken Nebulosa…!”

“¡¡… kh!!”

Senhime con su naginata, Hanzo con su shuriken, Matabei con su larga lanza, atacaron al mismo tiempo.

“¡Michiiiiiiiiiiii! ¡Michii! ¡Michiiiiiiieeee!”

Cinco Samuráis y Muneakira, atacaron los tentáculos del Shikigami dejándolos en pedacitos.

Al caer los pedazos, solo su cuerpo quedó.

“¡Aquí!”

Jubei lo detuvo, cortando el cuerpo del Shikigami con sus dos espadas.

“¡Michiiiiiiii! ¡¡Michiiiiiiiiiyyyaaaaaaaaa!”

El Shikigami elevó un rugido de agonía, pero ya no tenía sus tentáculos, además un fluido corporal comenzó a fluir hacia afuera.

“¡Ya casi! ¡Rápido!”

Muneakira corrió hacia el Shikigami abrazando a la inestable de Yukimura. Después de la demolición llegaron al centro,

“¡… aquí!”

“¡Entiendo!”

En la dirección de Yukimura, Jubei estaba detrás del cuerpo destrozado.

“¡Ahí está! ¡… kh!”

Del interior del Shikigami, arrastraron a Kanetsugu.

“¡Ayudaré!”

Hanzo y Matabei se unieron, para sacar con mayor rapidez el cuerpo de Kanetsugu.

“Ya salió.”

*Zurun*. Kanetsugu estaba cubierta de moco, aunque inconsciente debido a la cantidad de tiempo que duró en ese estado.

Los fluidos corporales contienen una enzima digestiva, lo que hizo que el traje de baño de Kanetsugu casi se derritiera.

“La espalda.”

Yukimura dijo para poder ver la espalda de Kanetsugu.

“Ua, ¿esto?”

Muneakira dijo entre dientes.

Desde el centro de su espalda, las líneas se extendían a la periferia como si grabaran un tatuaje. Seguía siendo de color rojo.

“Aún queda tiempo, pero…”

Yukimura recibió el amuleto de Matabei y se dispuso a pegarlo en su espalda.

El amuleto brilló como si exudara algo. Al mismo tiempo la espalda de Kanetsugu comenzó a temblar.

“¡Se desvanece!”

Senhime dijo ya que el Shikigami en su espalda se volvía más borroso.

“Ha terminado…”

Junto con las palabras de Muneakira, los tentáculos y cuerpo del Shikigami comenzaron a desaparecer. Aparentemente el cuerpo de Kanetsugu estaba limpio del Shikigami que Takamori puso en ella.

“¡Lo logramos Onii-chan! ¡Kanetsugu-san sobrevivió!”

“A-Ah, lo logram… os, ¿eeh? ¿Jubei-san? Tú, volviste…”

“Sí, ¡soy Jubei!”

Parecía que Jubei había regresado a ser su hermana normal.

“… es una inútil.”

Yukimura murmuró. Todos vieron a Kanetsugu y Muneakira.

“Pero… el cuerpo de Kanetsugu parece haber llegado más allá de su límite.”

“Pero qué dices.”

Muneakira tocó el cuerpo de Kanetsugu. Estaba totalmente fría. El pulso en su brazo se sentía muy débil. Parecía envenenada.

“¿Fue demasiado tarde? No lo hicimos a tiempo.”

Senhime miró hacia abajo.

“Tenemos que hacer algo. El hospital del shogun se encuentra  a una hora de aquí… rápido, hay que llamar a una ambulancia.”

“Es inútil.”

Hanzo respondió y Yukimura negó con la cabeza.

“Como Samurái su alma debe ser débil. No hay anormalidades biológicas en su cuerpo, pero su alma debe estar desapareciendo.”

Se quedaron sin palabras.

Kanetsugu estaba inconsciente, pero parece respirar débilmente.

“¡Maldición! ¡No puedo quedarme mirando nada más!”

“¡Tengo que conocer el procedimiento que Takamori hizo! Hanzo, ¡toma el teléfono! ¡Llámalo!”

“¡Sí!”

“Eso también es inútil. El Shikigami ya se fue. Todo lo que queda es la fuerza física que le dejó el Shikigami al haber consumido la mayoría.”

“Entonces…… no hay nada.”

De nuevo el silencio dominó. Pero alguien lo rompió.

“¡Onii-chan! ¡Con un beso de Onii-chan se va a levantar!”

Fue Jubei. Todo el mundo la miró ante tales palabras tan extravagantes.

“¡Pero qué estás diciendo! En este momento… ah.”

Pero de pronto, Muneakira también se dio cuenta.

Kanetsugu es una Samurái. Por lo que tal vez…

Parece que Yukimura también se dio cuenta.

“Cierto. Podría ser. Existe la posibilidad…”

Pero su cara se distorsionó un poco.

“Si tiene éxito se creara un contrato entre Muneakira y Kanetsugu, al igual que nosotros, se volverá una Samurái de Muneakira.”

Una cierta emoción golpeó a Yukimura. Sin embargo,

“Pero,”

“Sí. Pero, no sé si eso le devolverá la vida. Muneakira.”

“Eh, después de todo…”

Pero no estaba dispuesto a rechazar una vida humana. La manera de hacerlo era besando a Kanetsugu, pero francamente…

“Onii-chan, ¡por favor! ¡Salva a Kanetsugu-san! Jubei no puede hacer nada. ¡Pero Onii-chan sí…!”

Ante la desesperada petición de Jubei, Muneakira se acercó a Kanetsugu.

“Entiendo. Sí. Entiendo. Intentémoslo. Me hace feliz que Jubei se preocupe.”

“¡Onii-chan!”

“¡Nh! ¡Sen también te da permiso! No podemos descartar esa posibilidad.”

“Muneakira-kun, te lo encargo.”

“……”

Matabei asintió con la cabeza. Además,

“¡Uki—!”

Sasuke dijo.

“Entonces, rápido Muneakira. ¡También te doy permiso!”

Yukimura también lo dijo y apartó la mirada. Ligeramente parecía que quería sonreír.

“Sí. Entiendo. De acuerdo chicas…… pero esperen, por favor no vean. Si tan solo se pudieran dar la vuelta, estaría agradecido……”

“Ah… ¡N-Nh!”

Todas se dieron la vuelta, y por ultimo…

10

… *Chyuuu*

 

5

“… nh, el caparazón… se rompió.”

Academia Buou, en el castillo del consejo estudiantil, era la oficina de Matsudaira Takamori.

En la oscura sala, tenía una tortuga hecha de tinta china.

Hasta ahora las que había hecho, solo algunas se habían quebrado, otras no tenían grietas. Pero esta estaba partida en dos. Como si una espada la hubiera cortado.

“Naoe Kanetsugu… fuiste inútil.”

Dijo y de repente se dio la vuelta.

“Su gente es mala. Yoshihiko-sama.”

Takamori sonrió. Ahí estaba Tokugawa Yoshihiko de pie. De nuevo Takamori,

“Parece que dejó de cantar. Mis más sinceras disculpas…”

“Bueno está bien. Esto fue solo como un juego. Quisiera ver a esa Samurái Yagyuu en el campo de batalla.”

“Estoy avergonzado.”

“Por otro lado, ¿Qin Men Dun Jia7? No pensé que Takamori sobresaliera en este tipo de cosas.”

“No, solo fue para pasar el tiempo. Aunque fue a una auténtica escala.”

“Pero eso estuvo bastante bien. Ese Shikigami.”

“… se lo agradezco.”

Aunque dijo eso, Takamori estaba sudando.

A Kanetsugu se le ordenó atacar a los Yagyuu, se suponía que no debía manifestarse el Shikigami.

Dónde está ese Shikigami…… a dónde fue…

Pero Yoshihiko se rio.

“Qué interesante. Esta vez tendré que enseñarles yo.”

“No juegue. Yoshihiko-sama tiene el poder de General. Para usted será como un juego.”

“Fuun. Bueno, es cierto. Como sea, vayamos por una ducha.”

Cambiando el tema, Yoshihiko dejó el lugar. Takamori Sacudió la cabeza mientras sonreía mirando hacia abajo.

“No, no, todavía tengo trabajo.”

“Ya veo. Es una pena. Pero hey, un buen baño te quitará el sudor, sería refrescante.  Como sea, está bien. Será para la próxima. Promételo Takamori.”

“Sí… como desee.”

Takamori ya no tenía esa sonrisa, pero,

Se dio cuenta de mi sudor…

Yoshihiko caminó para salir y Takamori se puso de pie. Cuando de pronto se detuvo en la puerta, Yoshihiko se quedó ahí de espaldas y dijo.

“Pronto se va a cumplir el plazo de Muneakira. Debería observar también la cara de Sen.”

“Así es. También estaré ahí en ese momento.”

“Sí. Nos vemos.”

Cerró la puerta.

Takamori podía sentir una sensación de tranquilidad. Se quedó mirando hacia la puerta y se dio cuenta de una cosa.

“Esa puerta, estaba cerrada…”

Dijo y Takamori volvió a sentarse cruzando las piernas de manera arrogante.

Sin embargo podía verse su ansiedad al morderse las uñas inconscientemente.

 

6

“¡Qué significa eso! ¡M-Me has violado sin permiso, tú sinvergüenza! ¡No te perdonaré!”

En el comedor del dojo Yagyuu. Quien levantaba la voz era, por supuesto, Kanetsugu.

La razón por la que estaba avergonzada, era porque traía un uniforme de sirvienta.

“Debido a que no había uniformes de la escuela, solo contamos con uniformes de sirvienta de las miembros del comité disciplinario.”

Dijo Hanzo.

Al final de todo fue llevada al dojo Yagyuu. Ahora la cifra de personas aumentó considerablemente en pocos días.

“No, no te violé ni nada…”

Muneakira se rio poniendo una sonrisa irónica.

“Cuando perdiste por completo tu fuerza física te encontrabas en un estado similar al coma, estabas entre la vida y la muerte, fue Muneakira quien te salvó. ¡Así que ten cuidado con tu boca, malagradecida!”

Yukimura dijo.

“Pero, realmente me sorprendí. Sen pensó que habías muerto, tu cara estaba casi azul y tu boca seca.”

“Cuando tus párpados empezaron a moverse ligeramente, nos aliviamos.”

“Jubei también, ¡bip! ¡Bip! Solo escuchaba esa máquina en el hospital, bip… ¡pensé que habías muerto!”

“Eso, ¡cuando suena el bip significa que no está muerta! Además, esa cosa es un electrocardiógrafo. Además, sobre lo otro, ¡nadie vio!”

Muneakira dijo con la cara roja.

No vieron, sin embargo, todas pretendieron que se habían dado la vuelta, pero vieron cuando Muneakira besó a Kanetsugu.

“Bien entonces. Tal y como sabía Muneakira es un General. Además, también soy una Samurái. Es fácil entender que tu energía se agotó por no tener un total control.”

“¡Sí sí! Onii-chan solo se escuchó como chyuu y tus ojos de pronto brillaron. Luego tu cara se puso rosa.”

“¡No que no habían visto!”

Muneakira reaccionó hacia Jubei y Yukimura.

“¡Como sea! ¡Hubieras preguntado antes! Kane-chan… ¡Kane-chan! Mientras estabas en coma, sin permiso… ¡besaste sus labios! E-Ese fue tu primer… beso…”

“Ara, con que primer beso. ¿Tú también lo has hecho?”

Al sentir la mirada de Senhime, Matabei levantó las cejas. Agitó su cabeza de forma horizontal y sus mejillas se sonrojaron.

“No teníamos opción. Estabas inconsciente. Te hubieras quedado en ese estado de coma por siempre.”

“Inconsciente… coma…”

El rostro de Kanetsugu mostró miedo. Pero, de inmediato,

“¡N-Nadie pidió algo así! Maldito, ¡rey demonio del harem! ¡Seductor del sexto cielo! ¡Bestia Muneakira!”

“Fue por eso que de inmediato te recuperaste.”

Yukimura trataba de mediar las cosas. Kanetsugu tartamudeaba mientras trataba de responder,

“E-Eso es… ¡yo tenía un deber que cumplir! Yagyuu Muneakira, la venganza contra la facción Toyotomi, ¡tenía que monitorizar! Además…”

“¿Además?”

“F-Fui profanada por Yagyuu Muneakira, t-tienes la responsabilidad… hazte responsable, ¡toma la responsabilidad de mí como Samurái!”

“¡Wa! Kane-chan, ¡vamos a estar juntas!”

Jubei agarró la mano de Kanetsugu, aferrándose a ella con alegría.

“Espe, ¡qué haces! Déjame… ¡y no me llames Kane-chan!”

“¿Kane-yan?”

“¡Menos!”

Kanetsugu y Jubei comenzaron a discutir.

“Espera Muneakira. Más tarde ve a la habitación de Sen. Espero que no lo hayas olvidado. Te has conseguido una nueva chica, bueno, puedo perdonártelo porque era una emergencia, pero tienes que fortalecer tus lazos con Sen, ¡así que tienes que comenzar de nuevo eh!”

Senhime cruzó sus brazos frente a Muneakira.

“¡Muneakira! Ese Shikigami casi me come, e incluso me dejó en mal estado. Tienes que cuidarme más, tienes que cuidarme día tras día. Así que no te alejes de mí. ¡Nhh! Entiéndelo.”

Yukimura dijo eso con la cara sonrojada.

“¡Onii-chan! ¡Vamos todos a tomar un baño juntos! ¡Suena muy bien!”

Sin leer la atmósfera, Jubei lo dijo.”

“… eso está bien.”

Fue Matabei.

“Yo soy de Hime-sama… pero, Muneakira-kun, d-debido a que o puede evitarse, voy a seguirte a donde quieras…”

Hanzo también apartó la mirada de Muneakira.

“¡C-Como sea! Calmémonos todos, hablemos con calma… no, verdad. Bueno, una por… ah, no, no en ese sentido… ¡y-ya sé! Como todas están llenas de energía, formemos una buena amistad, convivamos amigablemente, no, aquí… ¿¡muaa!?”

“¡¡Ukiii—!!”

Esa noche en el dojo Yagyuu, aún no estaba ni cerca de terminar, seguramente era así.

 

 

Fin


6.- Gungnir: La lanza del dios Odín.

7.- Qin Men Dun Jia: En japonés es: 奇門遁甲, un tipo de adivinación ancestral china. En asuntos militares se utilizaba para crear y planear estrategias e incluso realizar predicciones.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s