La princesa de la espada ha caído

Traducción Jap-Esp: Trihexa
Corrección: Trihexa

1

“… ¡Ha!… ¡Ha!”

Lentos y deliberados gritos provenían del jardín trasero del dojo Yagyuu.

Una katana era balanceada en la práctica, la cual pronto alcanzó el conteo de mil.

Yagyuu Muneakira dejó salir un gran respiro, antes de bajar tranquilamente el borde de su espada.

Su dougi2 fue removido y actualmente lo traía atado a su cintura; desnudo de la parte de arriba, las gotas de sudor se formaban en su piel desnuda.

En su delgado cuerpo, sus músculos elásticos estaban contraídos y tensos. En la punta de su largo fleco el sudor se había juntado, como un rocío emergiendo del pasto, cayó sobre el suelo.

“Esto no es bueno. A este paso, aún me falta un largo camino…”

El día que sea experto en el Estilo de Nueva Sombra Yagyuu3 sigue estando lejos. Y por como las cosas están ahora…

“Cómo voy a proteger este dojo…”

El dojo Yagyuu está localizado en la esquina de los dormitorios estudiantiles.

Desde Yagyuu Munenori, el clan Yagyuu basado en el Edo ha estado instruyendo a otras familias militares en el camino de la espada por cuatrocientos años.

Incluso dentro de la Academia Buou, sus servicios son requeridos debido a que los consideran los más aptos para el trabajo. Así que en este dojo, como el próximo jefe del clan Yagyuu, Muneakira estaba a cargo de todo lo relacionado con la espada dentro de la academia.

Sin embargo, por el momento, el dojo detrás de Muneakira estaba vacío.

¿Por qué? Porque una orden ha sido emitida desde el pilar del consejo estudiantil, el comité ejecutivo.

“El dojo Yagyuu ahora estará bajo el control directo del comité ejecutivo del consejo estudiantil. Yagyuu Muneakaira liderará a todos los discípulos en el dojo, entrará bajo el comando del comité disciplinario y se unirá formalmente a la cacería de los renegados de Toyotomi.”

Esa noticia fue anunciada hace una semana.

Cacería de los renegados de Toyotomi…

Básicamente significa la cacería de estudiantes renegados en contra del sistema, quienes se rebelan en contra de la auditoría del consejo estudiantil.

Actualmente, en el nombre de la cacería de los renegados de Toyotomi, la tiranía del consejo estudiantil ha ido escalonando lentamente.

Esto ha sido manejado por el comité disciplinario y ahora le están pidiendo efectivamente a Muneakira que se vuelva la vanguardia de la cacería.

Pero Muneakira ignoró esa orden.

“Esto es estúpido. Llamarlo cacería de renegados…”

Debido a que la Academia Buou es una escuela de guerreros, hijos de clanes del shogunato, daimios4, vasallos y otras varias familias inscritas.

Con la llegada de la Gran Reforma Meiji, las clases sociales han sido abolidas, pero varias familias continúan con su línea familiar.

Muneakira era el heredero del apellido Yagyuu y otros clanes poderosos que alguna vez tuvieron feudos como Shimazu, Mouri, Maeda, Date, también estaban presentes.

Además, Oda, Imagawa, Houjo y otros que alguna vez fueron daimios en la Era de los Estados Guerreros también estaban presentes.

Kitabatake, Ouchi y otras familias de nobles también estaban presentes.

Encima de eso, familias que fueron enemigas como los clanes Ishida, Konoshi, Chosokabe, han resucitado en la nueva era y han experimentado un renacimiento de clases, así que dentro de la Academia Buou se representan varias familias.

La única excepción era el clan Toyotomi. No había estudiantes con el apellido Toyotomi.

En otras palabras, era solo un pretexto dado por el consejo estudiantil.

Las personas en contra del comité ejecutivo, o que mostraban una actitud en contra de ellos, o incluso personas inconformes con ellos; todos son catalogados dentro de la facción Toyotomi y son suprimidos forzosamente.

Los estudiantes que son atrapados son sometidos a castigos como lavado de cerebro, torturados, forzados a ser esclavos, o son exiliados.

“¿Cómo es que pueden llamar a algo como eso una cacería para renegados de Toyotomi? Lo que están haciendo es incorrecto.”

Así que, a pesar de haber recibido el aviso de desalojo, Muneakira no se movió en lo absoluto.

El consejo estudiantil se ha puesto impaciente y lo ha presionado más y más, así que Muneakira ha decidido cerrar el dojo en respuesta.

“¿¡Por qué este dojo tiene que ser cerrado!?”

Los estudiantes que eran discípulos hicieron un alboroto, pero la resolución de Muneakira era absoluta.

… esto fue un poco extremo, pero no podía evitarse. Esto es mejor que oprimir a estudiantes bajo el pretexto de una cacería de renegados…

Así que, Muneakira efectivamente excomulgó a los ciento y tantos discípulos bajo él, y ahora estaba defendiendo el dojo Yagyuu, en el cual vivía, por sí mismo.

Sin embargo, el problema al que ahora se enfrentaba era el tiempo.

Muneakira ha ido en contra del comité ejecutivo, y esto era algo imperdonable para sus ojos.

El comité disciplinario iría a tocar su puerta en cualquier momento. Muneakira ha hecho todo lo que pudo, lo que quedaba era,

“Pulir mis técnicas con la espada, es todo lo que puedo hacer.”

Soltando un suspiro, su mirada se dirigió hacia abajo.

El sudor que tenía hace rato se desvaneció. Muneakira recogió la funda que estaba en el corredor y envainó la espada que estaba en su mano derecha.

Clink. Cuando el placentero sonido del habaki5 topando contra la funda se escuchó, sucedió.

De repente, fue asaltado por un fuerte sonido retumbante desde atrás.

“¡…! Qué… ¿¡qué fue eso!?”

Era un ataque lo suficientemente grande para hacer que el dojo se sacudiera violentamente. Era como si un trueno y un terremoto hubieran golpeado el dojo al mismo tiempo, haciéndole pensar que el edificio colapsaría.

Pensando que el comité disciplinario había comenzado su ataque, Muneakira se preparó a sí mismo, pero ya no hubo más sonido.

“¿Qué diablos…?”

El sonido y el ataque parecían provenir de la sala de entrenamiento.

Caminando por el corredor, Muneakira corrió hacia la sala de entrenamiento con la katana en mano.

 

2

“Qu, qué… ¿qué es esto…?”

Mirando el techo de la sala de entrenamiento, Muneakira podía ver el cielo.

Por todo el techo, había un gran agujero.

Eso no era todo.

Un gran hoyo había sido formado en el suelo también.

Una porción de la tarima color ámbar había sido cavada, y había humo blanco emanando del agujero.

Claramente, algo había caído, chocando contra el techo y estampándose en el suelo.

“¿Un meteorito…? O quizás, algo cayó de un avión…”

Primero y más importante, no parecía un ataque del comité disciplinario. Muneakira tentativamente bajó su guardia, y se acercó al agujero en el suelo.

El agujero era un círculo perfecto. Parecía de un metro de profundidad.

El humo lentamente se fue aclarando. Muneakira se asomó.

“¿¡Eh…!?”

La voz de Muneakira se trabó.

Lo que estaba dentro… era un cuerpo blanco.

Acurrucada como una niña, unos tiernos muslos eran visibles.

Rojo vívido, como si estuviera en fuego, su largo cabello descansaba sobre su cuerpo.

“Es una persona… ¿una ch-chica? No puede ser…”

Muneakira reflexivamente miró hacia arriba de nuevo. Mirando el agujero en el techo, podía ver una porción del cielo. Sus ojos inconscientemente siguieron un cometa negro entre las nubes rojas… pero no era tiempo para eso.

“¡Ehh! ¿¡Ehhh!?”

01-JUBEI

Mirando hacia abajo nuevamente, sus mejillas comenzaron a sonrojarse.

“¡No es así! No, espera, qué no fue así… e-en cualquier caso, esta chica se estrelló contra el techo… lo que significa que cayó del cielo… espera, podría haber simplemente caído de la azotea… imposible. Si solo cayó de la azotea, ¿¡entonces por qué hizo ese agujero en el suelo…!? Así que significa, ¡que ella en serio…!”

Hablando todo eso, Muneakira de repente notó algo.

“¿Una katana…?”

La chica estaba apretando fuertemente una katana.

Dos katanas, de hecho. Un par de daishous6, ambas envainadas.

Parecían más grandes que una katana normal. La más pequeña era del tamaño de la katana que traía Muneakira.

Estaba abrazando la daishou con su cuerpo entero, ambas manos en la empuñadora como si la abrazara. Era como si protegiera las katanas. O quizás, como si tratara de volverse una con ellas…

“Oh, bueno. ¿Estará lastimada…?”

No podía ver ninguna herida visible en ella, pero eso no significa que no estuviera herida. Si estaba herida entonces tendría que cuidarla. O quizás llevarla al hospital de la academia.

Sus ojos se fueron hacia su cabello rojo, el cual era como sangre, Muneakira lentamente estiró su mano.

Decidió que quitaría las katanas del cuerpo de la chica primero,  y colocó una mano en la empuñadura de ella.

El cuerpo de la chica se retorció en respuesta. Como si hubiera tenido alguna clase de convulsión, el cuerpo de la chica comenzó a sacudirse.

“¡Wah!”

La mano de la chica agarró el brazo de Muneakira.

Su agarre era fuerte y firme, hasta el punto de que sus dedos se clavaron en su carne.

“… es un alivio. Estás viva. Quiero decir, ¿estás bien? ¿Estás lastimada en algún lugar…?”

Frente a Muneakira que estaba hablando, la chica levantó su cabeza.

Miró a Muneakira, y observó sus ojos.

En contraste directo con su cabello, sus ojos eran color azul brillante, como el color de un lago. Esos ojos ahora estaban mirando los de Muneakira.

Y como la superficie de un lago, el rostro de Muneakira se reflejó en sus ojos. Como si le hablara al reflejo de sí mismo en sus grandes ojos, Muneakira continuó.

“H-Hola… ¿quién ere…”

¿Quién eres? Cuando estaba a punto de decir eso,

“Aha~”

Una sonrisa se formó en el rostro de la chica.

“Ah… ¿haha…?”

Muneakira inconscientemente se rio junto con ella. Los brazos de la chica estaban extendidos hacia su rostro. Eh, pensó, mientras ella cubría su cara con ambas manos.

Los labios de la chica se movieron.

“… Ma, ma.”

“Eh, acabas de hablar. Ma, ma… ¿mamá?”

“Mamá… ¡mamá!”

Mientras que inocentemente decía eso, la chica se rio. Su pecho desnudo se movió junto con su risa.

“N-No, no soy tu mamá. Mi nombre es Yagyuu… por cierto, soy chico. En vez de mamá, sería papá… no, no es eso. Si me llamas papá habrá un muy raro malentendido después… pareces ser de la misma edad que yo… así que tío… o quizás hermano… ok. Puedes llamarme Onii-chan.”

Pensaba que necesitaba un nombre en específico para que ella le llamara, pero en vez de eso, pensó que primero habría que detenerla de que lo llamara mamá.

Pero, puede hablar. Entonces, puedo preguntarle sobre la situación…

En el momento en que Muneakira se sintió aliviado,

img_0017

“Onii-chan…”

La cara de la chica se acercó, pero cuando se dio cuenta de eso, sus labios ya se habían encontrado.

Chuu~

Fue un sonido así. Fue ligero, pero Muneakira lo escuchó. El sonido de un beso viajó a su cerebro desde el interior de su boca.

Se sintió suave, cálido. Sus labios eran elásticos. La esencia de flores de algún lugar entró a su nariz…

… ¿¡uwaah!? E-E… ¡¡¡esto es…!!!

Primer beso.

El primer beso de Yagyuu Muneakira, estudiante de primer año, dieciséis años de edad, así. O quizás, sería mejor decir que su primer beso fue robado.

Me está abrazando. Su cuerpo desnu… quiero decir, su piel está… en mi…

Muneakira se había desnudado después de su entrenamiento, así que no traía camisa. Eso significa que el pecho desnudo de la chica se pegó fuertemente a su cuerpo desnudo.

Podía sentir la suavidad de algo presionándose contra su pecho. Era suave y elástico, más grandes de lo que había imaginado, los dos bultos estaban en contacto con su cuerpo.

¡Ba-dump!

En ese momento, su corazón dio un fuerte latido como si estuviera a punto de romperse. En un instante, su cuerpo comenzó a sacudirse violentamente.

¿¡Qu-Qué… es esto!?

Un abrumador calor comenzó a emerger de su cuerpo.

Podía sentir su cuerpo hervir, y luego correr a cada parte de su cuerpo a una terrible velocidad, un pequeño hilo de saliva brevemente se balanceó, luego desapareció tan pronto como apareció.

Al mismo tiempo, Muneakira apartó a la chica.

“¡Kyaa!”

“¡Ah! Lo sien…”

¿Huh? Nada pasó. ¿Qué fue esa alucinación?

No puede ser, ¿el beso y nuestra piel desnuda tocándose me excitó tanto que me causó ese tipo de reacción?

Nervioso, Muneakira extendió su mano hacia la chica. Ayudándola a levantarse, estaba en una situación en la que parecía acunarla en sus brazos…

“¡Yagyuu Muneakira! ¡Cesa tu resistencia y obedientemente sométete a la orden del comité ejecutivo!”

 

3

El sonido de la voz de una chica resonó por la sala de entrenamiento. Muneakira se dio la vuelta.

“¿El consejo estudiantil…?”

Adornada con la insignia y llevando la banda en el brazo del comité disciplinario, una chica uniformada estaba imperativamente de pie detrás de él.

“Hattori Hanzo Yoshinari del comité disciplinario, bajo del comité ejecutivo. ¡Vine aquí para supervisar el manejo del dojo Yagyuu!”

Tenía fríos y calmados ojos detrás de sus gafas. Su uniforme de la escuela fue modificado para parecer el de una sirvienta, y detrás de ella estaban varias mujeres pertenecientes también al comité disciplinario.

En total eran diez de ellas.

Aunque eran chicas, no podía bajar la guardia. Todas ellas entrenaban el estilo Hattori de las artes ninja y eran guardianas del consejo estudiantil. Todas ellas llevaban espadas rectas en sus espaldas.

“D-De cualquier momento para venir…”

Mientras que Muneakira entraba en pánico, Hanzo entró a la sala de entrenamientos y se acercó a él.

“Yagyuu Muneakira, ríndete en este instante… ¡ah—!”

Al darse cuenta del agujero en el techo, levantó la voz.

“¿¡Qué pasa con este agujero!? El dojo ya está bajo en mantenimiento del consejo estudiantil. No puedes andar destruyendo las partes de este lugar como se te dé lagana… ahh, ¿¡incluso el suelo…!?”

Hanzo era compañera de clases de Muneakira, y también la representante de la clase. Un rasgo característico de ella era su habitual actitud estricta.

Su mirada afilada se centró en el suelo, y ahora estaba avanzando hacia Muneakira, a punto de liberar su ira en la persona que creyó responsable.

Una vez que alcanzó cierta distancia, fue imposible ocultarla de ella por más.

“Ah, um…”

Hanzo miró a la chica desnuda que Muneakira sostenía.

“¡…! ¿¡Qu-Qué!? Qué estás—eso tan… vergonzoso…”

Hanzo gritó.

“Regla del consejo estudiantil número 21, ¡fraternización entre hombres y mujeres es ilegal! E-Esto… que una pareja desnuda se esté abrazando… es… ¡es impuro…!”

El rostro de Hanzo se volvió rojo en un abrir y cerrar de ojos. Nerviosamente gritó hacia Muneakira.

“No, ¡espera un minuto! Esto es un malentendido… ¡tampoco sé lo que sucede! No tengo idea de quién es esta chica… cayó por ese agujero, no, de hecho no la vi, pero probablemente lo hizo. Por eso…”

“Onii-chan.”

“Sí, solo soy su Onii-chan… eh.”

La chica se rio. Sin embargo, el rostro de Hanzo se llenó de disgusto.

“¿¡Onii-chan…!? ¿¡I-Incesto!? ¿¡Le pusiste una mano encima a tu hermana menor!? ¡Imbécil! ¡Yagyuu Muneakira eres de lo más bajo…!”

“Espera, ¡detén esto…!”

Diciendo eso, Muneakira seguía siendo un samurái.

Reflexivamente, desenvainó la uchigatana7 que llevaba con él y desvió la daga.

Las dos hojas se encontraron con un sonido metálico.

La daga de Hanzo salió volando.

A este punto, si Muneakira no estuviera sosteniendo a la chica, o si la chica no estuviera aferrada a él, habría esquivado fácilmente la daga.

“¡Guh…!”

La punta de la daga rozó ligeramente su frente. Para proteger a la chica, Muneakira se utilizó a sí mismo como un escudo, haciéndole completamente incapaz de esquivar las dagas.

La sangre comenzó a fluir de la herida.

“¡Ah…! ¿¡Estás bien!?”

La que estaba sorprendida fue Hanzo, Muneakira simplemente se rio.

“Estoy bien. La herida no es profunda. Más importante, por lo menos déjame explicarte la situación apropiadamente…”

Se detuvo a la mitad. Su mirada cayó sobre la chica en sus brazos.

La sangre de su herida cayó en su rostro. Además, un tanto más cayó en su pecho.

“Lo siento. Te ensucié con mi sangre. Déjame limpiarte…”

Buscando un pañuelo, se dirigió a la bolsa de su hakama8.

Inesperadamente, la chica levantó el rostro.

Su fleco le cubría el rostro por eso no podía verla, pero ahora estaba completamente cambiada.

La expresión del rostro donde estaba su sangra hasta ahora había sido dulce, gentil y linda como una niñita, pero ahora era una madura, con un brillo y una expresión tan fría como el hielo.

“Tú…”

Mientras Muneakira permanecía en un estado de shock, la chica se levantó. Lentamente, se puso sobre sus pies.

“Qué pasa… ¿quién eres tú…?”

Ante el repentino cambio, Hanzo involuntariamente levantó su voz. En respuesta a ello, los ojos de la chica se concentraron en Hanzo. En sus manos, agarró el par de daishou que sostenía hace rato.

“Yo soy… Yagyuu Jubei…”

Era una voz tranquila, pero tan pesada que hasta la tierra parecía retumbar.

Sus ojos, los que parecían como un lago tranquilo, ahora eran de un azul profundo, como el océano.

“Jubei… ¿te refieres a Jubei Mitsuyoshi-sama?”

Muneakira fue el que preguntó.

Yagyuu Jubei Mitsuyoshi.

Más que cualquier cosa, ese nombre llevaba un significado especial en el clan Yagyuu. Y la chica desnuda claramente dijo esas palabras con su boca.

“¿Quién demonios… eres tú?”

“¡B-Baja tu espada y ven en paz! Yagyuu Muneakira, si no te quejas, ¡no nos dejas opción más que usar toda nuestra fuerza para traerte a ti y a esta chica!”

Mientras Hanzo hablaba, dio una señal con la mano. Las miembros del comité disciplinario bajo su mando se movieron para formar un círculo, atrapándolos dentro. Planeaban acorralarlos para asegurar la captura de Muneakira y esta chica.

“¡E-Esperen! ¡Por favor esperen! ¡Déjenme hablar primero!”

Ignorando a Muneakira, las chicas desenvainaron sus espadas. Al ver el destello de sus espadas, la chica llamada Yagyuu Jubei tomó acción.

Sin un solo sonido, se distanció de Muneakira.

A este punto, ya tenía las espadas en cada mano. En la izquierda estaba la tachi9, en la izquierda la kogatana10. Deslizando las fundas, las puso en el suelo.

¿Huh…? ¿Qué está haciendo…?

Muneakira la observó.

Se sorprendió de cómo se las arregló para apartarse de su lado sin darse cuenta, pero aún más extraña era la manera de cómo posicionaba sus espadas con la empuñadura mirando hacia abajo.

En esta situación, no puede desenvainar su espada del todo. O quizás, no quiere hacerlo. Tal vez no quiere causar una mayor conmoción de lo que ya es, pero…

Su intuición de espadachín le advertía de algo. De que algo estaba a punto de suceder, y era algo que quería ver con sus propios ojos.

La chica de pronto cambió de carácter y se llamó a sí misma Yagyuu Jubei.

Además, hasta ahora había sido tierna y suave, pero ahora era completamente diferente, su cuerpo entero estaba lleno con una atmósfera inusual. No era instinto asesino, y si tuviera que ponerlo en palabras, sería algo como Kenki11, un concepto que solo los espadachines conocen.

Aun así… desearía que al menos vistiera algo.

Como la chica no tenía nada, su figura estaba de la misma manera en que vino al mundo.

Muneakira retiró el dougi en su cintura y se lo ofreció, su gesto indicaba ‘por lo menos ponte esto’. Sin embargo, era incierto si la chica lo notó o no, y lo que dijo fue,

“Agáchate. No, de hecho… brinca.

“¿Brincar…?”

Por lo menos entendía la orden de agacharse. ¿Pero brincar? Muneakira estaba confundido por el tipo de advertencia que esa era.

Antes de que pudiera decir su siguiente pregunta, sucedió.

4

“Si te resistes, tendré que usar la fuerza—”

Las manos de Hanzo se movieron de arriba hacia abajo. Eso era por supuesto, un signo de que atacaría a la chica.

“¡Espera! ¡Todavía…!”

Muneakira trató de detenerla, pero ya había comenzado.

El comité disciplinario bajo las órdenes de Hanzo se puso en posición de combate del estilo militar Hattori.

“¡Molino de Viento Humano…!”

Las discípulas del estilo Hattori prepararon sus shuriken apuntando hacia la misma dirección simultáneamente. El círculo de personas comenzó a girar. Muneakira y la chica estaban en el centro. En el exterior estaba Hanzo.

Al utilizar el Molino de Viento Humano, Hanzo había admitido el kenki de la chica.

Hacia una sola persona, se dirigió un ataque de diez simultáneamente. Aunque Muneakira también tenía poder ofensivo así que atacó.

“Los cuidaremos bien. No tomaremos sus vidas. Sin embargo, puede que salgan con lesiones. ¡Suerte…!”

Hanzo lo dijo. Por delante, el Molino de Viento Humano atacó como si fueran colmillos.

“¡Yaa!”

“¡Taah!”

Junto con un grito agudo, las shuriken volaron. Con la mano agarró la empuñadura de su espada.

No solo fue eso.

“¡Haa!”

Dio un fuerte grito para elevar su espíritu de combate. Al mismo tiempo, las kunoichi12 rodeando a Jubei se dirigieron a su cuerpo. Mientras que disparaban las shuriken, atacó con su espada a todas las kunoichi.

Rotando trescientos sesenta grados, atacando por toda la circunferencia, no había persona que pudiera evitarlo.

“Esto es Hattori-ryuu ninpo13, Molino de Viento Humano, ¡posición de asesinato!”

Hanzo dijo.

El círculo de kunoichis se sacudió.

¡Vamos…!

Muneakira puso fuerza sobre su mano que sostenía la espada.

Pero, aunque el ataque se dirigía hacia ellos, la chica no huyo, ni siquiera movió sus espadas, como siempre, con la empuñadura de ellas hacia el suelo.

“¡Huye! ¡Mientras yo atraeré al enemigo…!”

Sin embargo, en el momento en que Muneakira habló, la chica interrumpió.

“Brinca.”

“¿Eh?”

“¡Brinca! ¡Utiliza mi espalda para impulsarte!”

Diciendo eso, la chica inclinó su cuerpo.

Cuando Muneakira se dio la vuelta, su espalda estaba ahí, inclinada.

La espalda de la chica como un trampolín.

Muneakira lo pensó, no podía dejar de pensarlo. Pero en ese momento, tuvo una premonición.

Una corazonada como espadachín.

“… ¡l-lo siento!”

Los pies de Muneakira pisaron la espalda de la chica, luego se impulsó. Brincó en línea recta, su cuerpo estaba en el aire.

“Muy bien.”

Retroactivamente, escuchó la voz de la chica.

Mientras estaba en el aire, Muneakira dejó caer su línea de visión.

Precisamente, cuando la chica se puso en cuclillas, las katanas parecían ser las aspas de un ventilador.

Justo antes de que cayera, la chica agarró las empuñaduras de las espadas y cruzó sus brazos, en la mano derecha llevaba la tachi. En la mano izquierda llevaba la kogatana.

La hoja de la primera espada, llegaba hasta el suelo.

La punta de la katana apuntaba hacia el suelo, es decir, estaba cerca del suelo, como si quisiera cortar el césped.

“¿Qué… es?”

Los ojos de Muneakira reflejaron el patrón geométrico.

Las manos de la chica, casi ejecutaron la trayectoria de un círculo, al mismo tiempo, el cuerpo de la chica también giró. Era un doble círculo dibujado por las espadas, su figura giró trescientos sesenta grados.

Esa belleza cautivó sus ojos, el viento fue cortado por esas espadas.

Es conocida como una onda de impacto por la presión de la espada. El círculo del comité disciplinario se fue volando.

“¡Kyaaaaaaahhh!”

Un grito resonó. La decena de kunoichis cesaron en un instante.

“I-Increíble—”

Ciertamente, no había lugar a dónde escapar.

La razón por la que fue capaz de evitar la presión de la espada, fue porque Muneakira justo ahora está en el aire.

Cuando Muneakira aterrizó nuevamente miró a la chica.

No llevaba nada, su cuerpo desnudo estaba brillando con un color blanco.

Su cabello rojo cayó con flacidez hasta su cintura.

Todavía llevaba el par de daishous.

De todo su cuerpo, por un momento frente a los ojos de Muneakira, parecía haber una forma.

“… un dragón… ¡es un dragón…!”

img_0033

El dragón parecía emanar del cuerpo de la chica. Era un gran espectáculo, esa figura recorría el cielo. Los ojos del dragón parecían los de la chica, miraron a Muneakira.

“¡Yagyuu… Jubei…!”

Muneakira pronunció su nombre inconscientemente.

“… haa.”

Y, la figura de la chica se derrumbó frente a sus ojos.

Inmediatamente después de que el dragón se desvaneció, la chica cayó sobre sus rodillas.

“¡Cuidado!”

Un momento después, Muneakira la abrazó.

“¿Estás bien? ¿Qué pasó…?”

Pero la chica en sus brazos, ya no tenía el impresionante kenki de hace un rato.

La chica era tranquila, dócil, tenía los ojos cerrados con una dulce sonrisa.

“Nya… Onii-chan.”

Sus labios parecían una flor, Muneakira tuvo una sensación extraña.

“… qué pasó. Qué diablos, eso es…”

Aturdida, Hanzo la miraba.

Debido a que estaba en la parte de atrás, pudo evitar las espadas de Jubei, pero sus subordinadas kunoichi que fueron testigos estaban inconscientes.

“He perdido…… debería decir. Por ahora nos retiramos… ¡maldición…!”

Se apretó los labios hasta que sangraron.

“Yagyuu Jubei, no te vuelvas a aparecer.”

Diciéndolo así, su tono parecía un poco divertido.

 

El techo del dojo Yagyuu estaba en ruinas.

El cielo estaba teñido de rojo, dos sombras se habían convertido en una sola.

“…”

Una pequeña sombra estaba por encima, como si estuviera sobre el hombro de alguien, y una gran sombra estaba por debajo, ambas como si buscaran algo.

Ambas sombras, eran de unas chicas.

La chica de la parte de arriba llevaba ropa bastante llamativa mientras jugaba con un enorme abanico en la mano.

Con esa ropa y su figura, su cuerpo parecía infantil.

“Parece como si algo del cielo hubiera caído sobre la azotea. Incluso es bastante irregular.”

Quien llevaba a la chica del abanico en el hombro era una chica bastante alta.

Aparentemente llevaba el uniforme de la escuela, pero, su blusa parecía mucho más reveladora.

Llevaba una extraña falda, en la cual no hay duda de que no llevaba ropa interior.

La prenda que llevaba se presionaba fuertemente en la entrepierna de la chica. En pocas palabras, era un taparrabo.

Sus pechos se presionaban fuertemente en la blusa. La parte inferior de su cuerpo tenía un volumen bastante regordete.

La chica abrió la boca.

“… no intente luchar por favor.”

Su cabello azul era bastante largo, llevaba una lanza larga de color rojo en el hombro.

“Hmm. Interesante. A pesar de que despertó, es inesperado que Jubei no haya recuperado su poder original. Creí que iba  a ganar con facilidad.”

“…”

“No es de mi interés. Mejor… así es, ese hombre, ese tal Yagyuu Muneakira.”

La risa habitaba en los ojos de la chica.

“Ahh, puede que sea el recipiente de un ‘General’, bueno, trataré de confiar en esa persona. Así que solo me limitaré a ver los movimientos de Jubei.”

Después de decirlo, miró a la chica de abajo.

“Hey, Matabei.”

La chica respondió.

“Como desee. Yukimura-sama…”

 

5

“… hmm. Así que las han derrotado y huyeron.”

“Lo siento. Lo capturaremos tan pronto como sea posible.”

Senhime preguntó y Hanzo respondió.

El edificio administrativo de la academia es de uso exclusivo para el consejo estudiantil. Es comúnmente conocido como el Rincón del Consejo Estudiantil.

Este lugar se encontraba en el Ninomaru16, un espacio privado para Senhime.

Este era un privilegio por ser ejecutiva del consejo estudiantil, pero Senhime la llamó. Tokugawa Sen es la hermana menor del presidente del consejo estudiantil, también es la vicepresidenta de este consejo estudiantil.

“Me pregunto si en verdad eres una shinobi14 del clan Hattori. En verdad eres inútil.”

Los ojos de Senhime parecían suspirar, pero su rostro brillaba contento.

Esa era una sala de veinte tatamis.

Senhime estaba sentada en una silla de cuero. Tenía sus piernas cruzadas.

Hanzo estaba frente a Senhime, inclinada.

Con tres dedos, acarició a la figura frente a ella en el tatami, Senhime se quedó mirándola. Con sus calcetas hasta la rodilla, movió los dedos de sus pies envueltos en ellas. Luego surgió una pequeña voz.

“Aun así… esa mujer desnuda, es interesante. Tú, ¿la viste bien?”

“S-Sí.”

Hanzo levantó la cara.

“Era… su manera de mover la espada, fue la primera vez que veo algo así. Es por eso que demoré, a la próxima, ¡me aseguraré de hacerlo…!”

Hanzo mostró una expresión desesperada, pero Senhime,

“Eso es obvio ¿no? Estoy un poco interesada, esa mujer estaba abrazando a Yagyuu Muneakira desnudo. Así que existe ese tipo de relación.”

Se rio mientras lo dijo.

“Sí. Eso… no lo entiendo muy bien, pero vi esa relación vergonzosa. Ese Yagyuu es el heredero del dojo y la cabeza de la familia, ahora que decidió oponer resistencia al consejo estudiantil, esto podría considerarse como un delito grave.”

Hanzo mostraba mortificación por Muneakira detrás de sus ojos, quejándose.

“Senhime-sama, humildemente, ¡le pido que le dé a Hanzo otra oportunidad…! La próxima vez, detendré a Muneakira y a esa mujer……nh.”

Pero, como si bloqueara las palabras de Hanzo, Senhime puso su pie en su boca.

Los dedos de sus pies con calcetas hasta las rodillas se pusieron frente a Hanzo, tocándola ligeramente.

“Pero. No digas nada más. Si pierdes dos veces contra el mismo oponente, tal cosa, no se te será perdonada, sabes. Sin vuelves a fallar, cometerás harakiri15.”

Bien, terminó de decir.

“S-Sí. Tal y como ha dicho.”

Apareció sudor en la frente de Hanzo.

Los dedos de los pies de Senhime tocaron los lentes y la frente de Hanzo, luego la punta de su nariz. Y al final, se detuvo en sus labios.

“Pues bien, espero tengas la victoria. Pero el problema es que esta vez fallaste en tu sentido de responsabilidad, tendrás que demostrármela de cualquier manera. Me pregunto si entiendes.”

“Sí……”

La voz de Hanzo se hundió más.

La princesa se ha enojado. Ahh, qué hago…… la princesa me va a castigar. ¿Qué será? Qué vergüenza…

“P-Por favor, estoy dispuesta a todo para que perdone a Hanzo, estoy dispuesta a recibirlo con mi cuerpo…”

“Bueno, recientemente ha habido mucho trabajo, ha sido todo un problema. Ahora que lo pienso mis uñas están un poco dañadas, de alguna manera el manicura no va bien. Me pregunto si será el aire.”

Senhime se lo dijo sin más.

En dos ocasiones, los pies de Senhime tocaron los labios de Hanzo.

Hanzo se sorprendió.

No lo hagas. Es para molestarte, la princesa te está poniendo a prueba.

“C-Con su p-permiso…”

Hanzo cerró sus ojos, con el rostro teñido de rojo. Débilmente acercó sus labios y besó la punta del pie de Senhime.

“Por favor… castigue a Hanzo…”

Esas palabras salieron de la boca de Hanzo, aceptando la culpa.

“Así que aquí estabas~ ¡Sen!”

De repente sonó una voz insípida. Provenía detrás de Hanzo.

Ahí estaba un hombre de pie.

“¡Kyaa……!”

Hanzo gritó y se tapó la boca con su propia mano.

Se inclinó ante la sorpresa.

“¡Aniue-sama!”

Estaba igual que Senhime. Movió sus piernas y se sentó en una silla.

“¿A qué estaban jugando? Yo también quiero. ¿Ibas a fingir pelear con Hanzo? O quizás solo tocarla. ¡Bien…!”

“¡No! No es así, ¡Aniue-sama!”

Senhime, lo llamó hermano.

Este hombre, es el más alto ejecutivo del consejo estudiantil de la Academia Buou. El presidente del consejo estudiantil.

Y en el futuro, el rey de este país como shogun de Tokugawa, el heredero del clan Tokugawa.

Tokugawa Yoshihiko.

“Qué pasaa, no te quedes fuera, Senn.”

Medía más de ciento ochenta centímetros.

Su cabello era largo y alcanzaba hasta su espalda.

A primera vista parecía delgado, pero tras mirarlo detenidamente, podía verse que su cuerpo estaba hecho de músculos.

Ese era Yoshihiko, Hanzo se inclinó sobre el tatami.

“Por favor…”

No solo su rostro, sino que todo su cuerpo estaba teñido de color rojo.

“¡Aniue-sama!”

Senhime detuvo las manos de Yoshihiko.

“¿Naa? Bueno, está bien Sen. Han estado durmiendo abrazadas todos los días, vamoos.”

Cuando Yoshihiko lo dijo, Senhime se sonrojó.

“¡Eso es…! Tenía tres años, era una niña… ¡es completamente diferente!”

“Pero si se bañaban juntas todos los días—ya no lo han hecho recientemente.”

En ese momento Senhime apartó las manos de Yoshihiko.

“¡No! E-Espera… Aniue-sama… en serio, ¡me vas a hacer enfadar…!”

Pero Yoshihiko no se apartó y abrazó el cuerpo de Senhime.

Hanzo solamente permanecía postrada.

“Espera déjame tocarte, has crecido bastante~ Sen~”

La mano de Yoshihiko, tocó a Senhime por encima del uniforme.

“No te muevas… es inútil… ¡nhhh!”

“Uwaa, ¡qué haces!”

Mientras qué los dos seguían enredados y luchando, sonó una voz.

“Yoshihiko-sama. He venido aquí.”

Aunque no era grande, la voz resonó. En esa escena, era una voz calmada y tranquilizadora.

Matsudaira Takamori17.

Por supuesto, del clan Tokugawa, la secretaria del consejo estudiantil.

En otras palabras, la persona experta sirviendo al lado del superior, su edad también era de dieciséis como Yoshihiko. Siempre estaba al lado de él, su presencia era la sombra de Yoshihiko.

“Takamori, tú también ven. Con los cuerpos de cuatro personas debe ser más agradable.”

Ante la invitación de Yoshihiko, Takamori puso una sonrisa y movió su largo fleco con los dedos.

“No juegue. Tocar el cuerpo de Senhime-sama de esa manera es como tocarlo directamente. Podría causar un malentendido con la relación con su hermana.”

“Bien.”

Ante la decisión, Senhime levantó la voz y se alejó de su hermano.

Takamori se dio la vuelta hacia Yoshihiko.

“Quedan asuntos políticos que atender, Yoshihiko-sama. Por favor vuelva a su oficina.”

Con una sonrisa suave pero con una expresión que indicaba no dejarle romper sus compromisos, lo dijo.

“Ehhh—me gustaría jugar más, el trabajo es muy problemático, Takamori, tú hazlo en mi lugar—”

Yoshihiko se quejó, pero,

“Lo haría si fuera posible. Pero terminará de inmediato si se concentra. Yo le llevaré una taza de té mientras tanto. También podría darle los kintsuba18 que ordenó del Gran Edo.” [NT:Con Gran Edo se refiere a Tokyo]

Al escuchar la palabra kintsuba las pupilas de Yoshihiko se sacudieron. Como si se pusiera de mala gana.

“Tch, no se puede evitar. Bueno, bueno.”

Tal y como Takamori le pidió, salió de la habitación.

Senhime y Hanzo se sintieron aliviadas. Takamori una vez más asintió.

“Santo cielo, Sen. Esta vez deberían de tratar de entrar al baño juntas. Hanzo, tú también.”

Al otro lado de la puerta Yoshihiko asomó su rostro diciendo eso.

Takamori se puso tensa, pero antes de que Senhime y Hanzo reaccionaran, volteó su rostro.

“Fuu… eres molesto Aniue-sama.”

Senhime lo dijo no con una voz de ansiedad, sino de alivio.

 

Ahora que había salido del Ninomaru, Yoshihiko estaba hablando con Takamori.

“Ya se los he dicho a esas dos. Deberían entrar a un baño caliente y tocarse, pero bueno.”

Takamori puso una sonrisa sin perturbarse.

“No juegue. Muy posiblemente, usted desea ser incluido.”

En realidad, esa era la verdadera razón por la que fue a traer de vuelta a Yoshihiko. Pero,

“Samurái, eso es lo que parecía.”

Yoshihiko lo dijo con franqueza. Takamori asintió.

“Sí. No cabe duda.”

“¿Quién?”

“Yagyuu… Yagyuu Jubei Mitsuyoshi. Ayer por la noche, en el dojo Yagyuu, junto a Muneakira. Hanzo Hittori y el comité disciplinario fueron derrotadas fácilmente.”

“¿En serio—? Yagyuu Jubei, eso suena increíble. Fufun, esa Sen, me pregunto si no va a informarme. También fue bueno tomarle el pelo a Hanzo, quiero que funcione correctamente. Parece que te dejaré la molestia a ti. Déjame a Sen y al comité disciplinario.”

Yoshihiko lo dijo alegremente.

“Senhime-sama debe pensar que hay una oportunidad. No le impondrá oficialmente una sanción a Hanzo. Aah, personalmente pienso que es demasiado amable.”

“Bueno, ya lo sabes. Así es como es.”

Diciendo eso, Yoshihiko se paró y miró hacia atrás a Takamori.

“Yagyuu Jubei, qué vas a hacer.”

Devolviéndole la mirada, asintió.

“De ninguna manera la dejaré pasar. Lo haré a mi manera.”

“Bien entonces.”

Yoshihiko desvió su mirada.

En momentos, Yoshihiko tenía un adversario. Pero Takamori puso una sonrisa.

“Yagyuu es un shogun instructor. Puede servirle a Yoshihiko-sama.”

“Ese tipo Muneakira, me está fastidiando. Hace mucho tiempo, me hubiera gustado verlo un poco más. No se puede evitar. Una vez que tengas a Jubei, aplástalo.”

Se rio, luego Yoshihiko empezó a caminar como si no pasara nada.

“Sí. Déjemelo a mí.”

Entonces Takamori también se rio.

“¿le gustaría algo de kintsuba?”

Diciendo eso, Yoshihiko levantó un poco las comisuras de su boca.

“No quiero. No me gustan los sabores dulces, ¿ya lo sabías?”

“Sí. A menudo me lo recuerda.”

“Bien, así son las cosas.”

Sin decir mucho, Yoshihiko dio un paso al frente.

Los músculos de su espalda se veían más pronunciados debido a su altura.

Entonces su risa bromista desapareció, sus ojos se tiñeron de un color oscuro, un color insensible.


2.- Dougi: unifome de entrenamiento utilizado en las artes marciales japonesas.
3.- 柳生新陰流, Yagyuu Shinkage-ryuu o Estilo de Nueva Sombra Yagyuu.
4.- Daimio: o daimyo, era el soberano feudal más poderoso.
5.- Habaki: es la pieza de metal ornamental que forma parte de la estructura de la hoja de las espadas japonesas.
6.- Daishou: son las armas tradicionales del samurái, literalmente significa ‘grande-pequeña’.
7.- Uchigatana: una espada más curva y larga que la katana tradicional.
8.- Hakama: es el pantalón largo con pliegues utilizado en las artes marciales japonesas.
9.- Tachi: la espada japonesa más larga y curva.
10.- Kogatana: es una espada muy corta.
11.- Kenki: es un término utilizado por los espadachínes, básicamente puede ser interpretado como ‘espíritu combativo’.
12.- Kunoichi: son las mujeres ninja, eran utilizadas como asesinas y espías.
13.- Ninpo: es el arte de guerra japonés del espionaje.
14.- Shinobi: también hace referencia a los ninja. Pero éste en un concepto general.
15.- Harakiri: o seppuku, es el ritual japonés donde el samurái toma su propia vida, ya sea por traición o por órdenes de su general.
16.- Ninomaru: se refiere a la distribución del espacio en el palacio. El Honmaru es donde el general dormía, además tenía la última línea defensiva, y el Ninomaru, era una capa externa a ésta. Vean: https://en.wikipedia.org/wiki/Kuruwa#/media/File:Rinkaku_en.png
17.- 松平容保 (Matsudaira Katamori) así es como la historia lo nombra, pero en la novela, el furigana lo marca como まつだいらたかもり (Matsudaira Takamori) además, deduje que era mujer por su forma de hablar, no lo recuerdo en el anime xD.
18.- Kintsuba: postre japonés, búsquenlo en google.

2 pensamientos en “La princesa de la espada ha caído

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s