Log Horizon Prólogo

“¡Naotsugu, presta atención a la derecha!”

“¡Claro, déjamelo a mí!”

Naotsugu contestó a la advertencia de Shiroe con un grito, levantó su escudo plateado y mató al Trífido.

“¡Mi Señor!”

De un tajo, Akatsuki rápidamente frenó la enredadera verde y retorcida que se estiraba desde la izquierda y, justo después de eso, bajó el centro de su cuerpo y se puso en posición de proteger a Shiroe.

Este lugar era la Hierberia de Small Stone.

Era una pequeña zona pero, ya que contenía antiguas instalaciones de entretenimiento, era diferente de las ruinas a su alrededor. Había grandes variaciones en su terreno y el combate era difícil.

“¿Lo repito, no es esto demasiado?”

“Sus números se incrementan cada vez que Naotsugu dice un chiste sucio.”

“¿Así que es mi culpa?”

Sin contestar a la réplica de Naotsugu, Shiroe casteó una flecha mágica de color blanco azulado y la disparó al centro de las Briar Weasels. Mind Bolt, era un ataque mágico básico del Encantador, una flecha de energía mental que golpeaba a un solo enemigo.

Aunque Shiroe veía a una criatura tipo roedor que era de apenas un metro de estatura mientras chillaba y saltaba por el golpe, un icono apareció en su mente.

El icono se volvió pálido para representar su tiempo de refundición, y se recuperaba lentamente como un reloj de arena. Hasta que el icono recuperara su brillo, ese hechizo no podía ser usado de nuevo. De cualquier manera, había cerca de otras 30 habilidades que Shiroe podía usar.

“¡Acorrálalos! Akatsuki, ¡ataca su flanco izquierdo!”

“¡Entendido!

“¡Déjamelo a mí!

Aún mejor, aunque todas sus habilidades fueran inútiles, Shiroe tenía en ese momento a dos camaradas con él.

“¡Haa, vamos a hacerlo! ¡Shield Smash!”

El guerrero de armadura plateada, quien rápidamente avanzó por el camino cubierto de musgo barriendo su escudo hacia los lados, aplastando a los enemigos, era Naotsugu. Era un tipo alto con cabello corto y ojos joviales, y era amigo un amigo de Shiroe de los viejos tiempos.

Su clase era Guardián. Entre las 3 clases de guerreros que podían atraer enemigos sin ayuda, ellos tenían las habilidades de defensa más altas y, en Elder Tales, eran apodados “Escudo Inquebrantable”.

“… ¡Demasiado lento!”

Una niña pequeña, que daba la impresión de ser una golondrina, corrió rápidamente por la abertura que apareció por el ataque de Naotsugu. Una extraña criatura que parecía una pelota de rugby ponchada con colmillos agudos como cristales atacó, pero ella la rebanó con la espada corta que esgrimía mientras la dejaba atrás.

La niña bajita con el cabello negro aleteando en el viento era Akatsuki.

Llamaba a Shiroe, “Mi Señor” sin dudarlo y también es su amiga.

Su clase es Asesino. Es una clase con muchos recursos que tiene habilidades para eliminar de un solo golpe. Tienen las habilidades de ataque físico más altas entre las 12 clases de Elder Tales.

Aunque Shiroe vio los movimientos de esos dos con fascinación, avanzó apresuradamente hacia adelante.

La clase de Shiroe era Encantador.

Entre las tres clases de magos, era una clase 100% de soporte y magia de estado de batalla. Como es común entre las clases de magos, la defensa del Encantador no es algo en lo que uno pueda apoyarse. Sin mencionar la armadura completa de Naotsugu, no podía ni siquiera equipar una armadura de cuero de los Aventureros como la que Akatsuki vestía.

Bajo su inmenso manto blanco parecido a un vestido, no había nada más que una ordinaria camisa de manta y unos pantalones.

Shiroe, quien era el soporte en la retaguardia sin habilidades de defensa, no podía ser dejado solo en el campo de batalla; necesitaba tomar en cuenta el área de efecto de la magia del oponente mientras tenía en mente que estar demasiado cerca de las líneas frontales podía ser peligroso. Así que su mejor método era ser cauteloso de las emboscadas por la retaguardia mientras mantenía una distancia fija de Naotsugu y Akatsuki.

Sin necesidad de hacer hincapié en ello, la Hierberia de Small Stone no era una zona de batalla de una dificultad alta.

Los monstruos que podían aparecer en esta zona eran Trífidos, Briar Weasels y Venom Moths; todos con un nivel alrededor de 50.

Shiroe y los otros dos eran Aventureros Nivel 90.

En el mundo del MMORPG, Elder Tales, este era el Nivel más alto de poder. Incluso si la defensa de Shiroe era baja, no recibiría demasiado daño con esa diferencia de niveles.

Aún más, aunque Naotsugu peleaba contra un gran número de oponentes, aunque fueran solamente diez o veinte Trífidos, eran oponentes que podían ser eliminados sin ayuda por cualquiera de los tres miembros de la partida.

(Aun así, la situación actual…)

Antes de esto, los tres tenían miradas sin preocupaciones en sus rostros, hablando y bromeando, pero tanto Naotsugu como Akatsuki tenían expresiones serias ahora mismo.

Las batallas eran aterradoras.

Aunque uno tuviera un cuerpo fuerte o una mente poderosa, aunque uno casteara magia o usara una habilidad con la espada, cuando se trataba de enfrentar a un monstruo, el miedo todavía calaba.

Ambos pies en el piso, las manos sosteniendo firmemente el báculo, todo era parte de su cuerpo. El viento que sopló rozando sus mejillas, los tortuosos gritos de los monstruos, la adrenalina que bombeaba por su sangre, todo eso era lo que Shiroe experimentaba en ese momento.

Diente y garra que aparecieron repentinamente en sus caras, flamas o ataques de ácido los asaltaron. El intentar esquivar o interceptar estos ataques en la primera línea, era más difícil de lo que pensaron. Para lograr superar esta debilidad, no tenían otra opción que acumular experiencia de combate, esta era la conclusión a la que los tres habían llegado.

“¡Cuida tu derecha!”

“¡Lo tengo!”

A pesar de la mirada seria en su rostro, Naotsugu miró rápidamente en la dirección de la que Shiroe le había prevenido, balanceando la espada larga en la mano derecha. Aunque el ataque no dio un golpe crítico, era suficiente para restringir los movimientos de la Brier Weasel.

La comadreja extendió su verde enredadera espinosa, mirando con enojo en sus ojos carmesí mientras chillaba dos o tres veces, retrocediendo al encoger su cuerpo en forma de bola.

El ataque de ahora había probado sus sospechas.

Todos ellos eran Aventureros Nivel 90, originalmente si se encontraban con esos monstruos que eran alrededor de Nivel 48, sería imposible que en una situación como esa hubiera un “Ataque Fallido”.

Esto probaba que la cooperación entre los dos todavía era insuficiente.

Aunque eran Aventureros de Nivel 90, todavía no eran capaces de usar sus habilidades a su máxima capacidad.

“¡Nightmare Sphere!”

Eso era el por qué tenían que usar sus roles lo mejor que podían. Shiroe, quien había llegado a esa conclusión, ejecutó una habilidad de efecto localizado. Nightmare Sphere era un ataque mágico de efecto localizado que el Encantador poseía.

Aunque era una habilidad ofensiva, el daño de que en realidad causaba era de hecho bastante pequeño.

La clase del Encantador desde el principio no es muy versada en magia de ataque. Comparada con otras clases del mismo nivel, la magia de ataque de la que dispone era muy débil; este hecho es conocido por todos. La habilidad que Shiroe usó y que trazó un arco irregular, aterrizando justo en medio de las comadrejas y las plantas en movimiento y explotó violentamente, parecía no haber causado mucho daño en sus oponentes, esta era la mejor prueba de lo dicho.

La característica que un Encantador poseía era que aún y que eran monstruos que tenían la mitad de su nivel, todavía era incapaz de derrotarlos con un solo golpe y solamente era capaz de usar ataques que causaban daño muy bajo.

Por ello, el Encantador es una clase que no es popular en Elder Tales.

Como jugadores, ellos eran despiadados cuando jugaban. En un mundo donde el idioma y las comunicaciones eran restringidos, los números eran algo absoluto. A pesar de estar en un universo de juego y precisamente porque era un universo de juego, causó que este mundo fuera una sociedad de castas que era aún más cruel y estricta que el mundo real.

Las clases que eran “altamente populares” y las clases “parias” tenían una brecha muy grande en sus números.

De cualquier manera, aunque no era una clase popular con los jugadores normales, Shiroe no se sentía infeliz con ella. Sería genial si tuviera alguna habilidad especial que pudiera usar pero, a pesar de carecer de ellas, todavía era capaz de encontrar una forma de disfrutar jugando esta clase. Este era el estilo de juego de Shiroe y, en realidad, nunca se sintió preocupado cuando jugaba con esta clase.

Lo que era mejor, a Shiroe le gustaba la clase Encantador.

Shiroe estaba interesado en todo, incluyendo esta característica problemática, sus habilidades débiles y su versatilidad oculta. La clase que era “inútil por sí misma”, era completamente diferente a las deficiencias propias de Shiroe, y a él le gustaba mucho este punto en particular.

La Nightmare Sphere lanzada por Shiroe, libera una onda mental incolora en su área de efecto, con lo que los múltiples enemigos atrapados en esa área son afectados por esa onda, aparentando haber sufrido un grave trauma mental, lo que resulta en una caída en picada en su velocidad de movimiento.

Era el estado alterado de la reducción de velocidad de movimiento.

Nightmare Sphere era una habilidad que tenía un efecto de duración corta pero era capaz de producir un efecto paralizante en su objetivo.

“¡Bien! Puedo pelear mejor de esta manera!”

“¡Gracias, mi Señor!”

Los dos gritaron con voces emocionadas. Los monstruos con los que los tres estaban embrollados eran Trífidos y Briar Weasels que, aunque se veían amenazadoras y horribles, solamente tenían alrededor de un metro de altura.

Una vez que su velocidad de movimiento decreció, solamente necesitaban atacar con valentía, y dejar que sus ataques entraran.

“¡Bien, tengo a uno!”

“¡También yo!”

“¡No está mal, enana!”

“No me llames enana, ¡estúpido Naotsugu! “

Los dos compañeros de equipo no eran personas que pudieran engancharse en pensamientos negativos.

El pensamiento positivo de Naotsugu era excepcional y, aunque Akatsuki usualmente era callada, no estaba detrás de él en ese campo de pensamiento.

Mientras una oportunidad fuera provista y un amplio apoyo dado, serían capaces de derrotar monstruos repetidamente. Shiroe solamente necesitaba dar apoyo en la retaguardia para los dos y, si cualquiera de ellos había olvidado algún monstruo, debía usar magia para refrenarlo y de dar el golpe final.

Bajar la velocidad de movimiento del oponente era algo que podía darle la vuelta a una situación a su favor. Ya que ese punto era sabido, Shiroe sabría lo que debería de hacer, eso significaba usar Nightmare Sphere o usar algún tipo de magia de tipo restrictivo como Astral Bind, para retener a los enemigos, tomando completamente el rol de apoyar la línea frontal.

Pensando en ello, no era algo demasiado problemático, era una estrategia de batalla básica que había repetido en incontables ocasiones.

(Como mínimo, no podemos continuar batallando con estos enemigos de nivel bajo; y yo todavía no he probado una nueva formación)

Shiroe reflexionó en esos puntos.

“¡Toma eso!”

“¡Haa!”

Un grito agudo resonó. Naotsugu y Akatsuki eran jugadores veteranos con toneladas de experiencia.

Mientras hubiera una oportunidad, se volverían compañeros enfocados en el trabajo en equipo que se llevaban extremadamente bien. Sus dudas preconcebidas se desvanecieron.

“¿Se acabó así de fácil?”

Naotsugu balanceó su espada con una mano en un arco amplio, limpiando la sangre de ella antes de regresarla a su funda.

Se dieron cuenta de que la batalla había llegado a su fin.

Shiroe asintió en respuesta a la pregunta de Naotsugu, dispersando la magia que estaba preparando.

“Ya hemos derrotado a muchos monstruos.”

“No parece haber más indicaciones de enemigos en los alrededores, tal vez sería mejor mantenernos alertas por un rato, lo siento pero, ¿pueden ayudarme los dos con el botín?”

Les pidió Shiroe mientras comenzaba a observar los alrededores.

El indicador de peligro en su mente cambió de rojo a un azul relajante, indicando que el modo de batalla había sido desactivado.

Naotsugu y Akatsuki comenzaron a quitarles el botín a los monstruos que habían derribado, posiblemente iban a quitarles las pieles a las comadrejas.

Este era el instinto de supervivencia que había sido grabado en ellos en las últimas semanas.

Fue una fortuna que el sol todavía estaba elevado en el cielo.

No debía ocurrir ningún incidente abrupto. Shiroe sacó una botella de agua de su bolsa mágica de la cadera y tomó un sorbo, buscando con sus oídos algún signo de peligro.

(En serio, al final quien tiene pensamientos negativos soy yo).

Shiroe dio un gran suspiro.

Mirando hacia abajo, estaba el borde de su capa mágica, hecha de una tela resistente que era apropiada para las actividades al aire libre, pantalones largos que parecían ser de alta calidad. Si lo hubiera recordado correctamente, los zapatos que estaba vistiendo en ese momento estaban hechos de la piel de un Thunder Elk, botas que eran suaves y cómodas.

Lo que estaba cargando era un báculo.

Báculo del Búho Sabio, era un item raro que era capaz de incrementar su poder mágico y aumentar su habilidad de casteo, era el tesoro de Shiroe.

De alrededor de dos metros de largo, era más alto que Shiroe.

Su apariencia le daba cierto aire misterioso. Shiroe pensaba que el diseño se veía grandioso, la palabra “grandioso” no era algo que podía usar en el mundo real, pero era la sensación que tenía dentro del mundo virtual.

Tras el día donde el incidente denominado La Catástrofe sucedió, el todo alrededor de Shiroe y los otros había cambiado por completo.

No era tan grandioso o tan dulce como las sagas heroicas, pero estaba lleno de sarcasmo, turbio, cargado de estrés, y difícil… otra “Realidad”.

La “Realidad” mencionada, donde los mostruos que Shiroe y sus amigos acababan de pelear; era la razón por la que Shiroe prestaba tanta atención a los movimientos alrededor de él, eran las ruinas que estaban envueltas en verdor; eran los compañeros de equipo que esgrimían sus armas y desollaban a su presa.

Un viento frío corrió entre el bosque, trayendo un escalofrío con él.

Al mismo tiempo que dejaba el miedo de la batalla bajo su piel.

Todo esto, era la “Realidad” actual en que Shiroe estaba viviendo.

Shiroe y sus amigos, parecían haber sido confinados en el mundo que se suponía era solamente un juego, Elder Tales. Tras suceder La Catástrofe, todo cambió.

(De cualquier manera, si podemos pelear de esta manera, podemos ganar dinero mientras peleemos. Tenemos una cama esperándonos cuando regresemos. Además, ya que puedo encontrarme con Naotsugu y Akatsuki debido a esto en muchos niveles distintos; podríamos decir que este es giro más afortunado de eventos.)

Shiroe suspiró repetidamente, cambiando a la fuerza su pensamiento depresivo en algo más positivo.

La escena del día que ocurrió el apocalipsis pasó por su cabeza, la escena de un sinnúmero de jugadores perdidos en Akihabara. Shiroe no deseaba ser como ellos mientras caían en un abismo de desesperación.

Shiroe observó los alrededores mientras recapitulaba la cadena de eventos que ocurrieron el día en que ocurrió el apocalipsis.


 

Ya saben. Si alguien desea darle continuidad a la serie mándenos un mensaje a www.facebook.com/haremsubs