Mira hacia el frente

Créditos:
Traducción Jap-Esp: Trihexa
Corrección: Misaki
Raws: Bersi

 

Kyouya, Sage y Yuzuho permanecían en la ciudad, aunque estaban sin aliento ya, seguían conteniendo a la encarnación del demonio.

A pesar de que los tres continuaban no habían logrado crear una brecha desde el inicio. Quizás también era el consumo de la batalla del día anterior, su límite llegó antes de lo esperado.

Mientras que los tres se colocaban espalda con espalda, lograron mantener la postura.

Los tres habían estado pensando en lo mismo.

¿Cuánto más podremos continuar?

No eran capaces de moverse. Pero su orgullo les decía que permanecieran protegiendo a las personas del refugio detrás de ellos.

No podían darse el lujo de morir aquí, por eso los tres seguían luchando.

“Maldición… ¿¡qué diablos estoy haciendo…!?”

“Es inútil quejarse… concéntrate…nhh…”

Mientras Kyouya le hablaba con lenguaje abusivo a Yuzuho, Sage se limpió el sudor de la frente y acumuló la magia en su cuerpo.

“¡Por ahora solo tenemos que creer en Kusanagi…!”

Realizó unos cuantos procedimientos operativos para suprimir el consumo de magia, aunque el mantenimiento de la barrera había sido eficiente hasta ahora, ya estaba en su límite.

La barrera tenía grietas, muy probablemente colapsará.

Kyouya y Yuzuho con su cuerpo abatido, recobraron la postura con sus armas.

El lapso entre la ofensiva y defensiva cada vez era más corto. Probablemente dos veces más y llegarán a su límite.

Pero por el momento solo tienen que resistir con los dientes apretados.

Hasta que Kusanagi Takeru detenga a su hermana.

“¿¡—¡?”

En ese momento, Sage que se concentraba en la construcción del procedimiento operativo abrió por completo sus ojos.

Su mirada se dirigió hacia el otro lado de la barrera.

Cuando Kyouya y Yuzuho se preguntaron qué veía, un destello negro en la parte posterior del Hyakki Yakou los deslumbró.

Una gran explosión procedió desde atrás del demonio.

La explosión los azotó, los tres se plantaron fuerte al suelo para no salir volando.

“¿¡Qué fue eso—!?”

“¡No lo sé! ¡Qué va a pasar…!”

Confundidos, Yuzuho y Kyouya entrecerraron los ojos.

“… imposible…”

Entre el humo de la explosión, venía caminando una sombra, solo Kyouya sabía de quién era esa armadura negra.

Como una tormenta, con una fuerza tan abrumadora.

Digno de ser llamado guardián, un hombre con una voluntad de hierro.

“…… sigue con vida… ¡ese bastardo…!”

Al mismo tiempo que Kyouya murmuró, se desvanecieron los demonios que se habían aglomerado.

Como si nunca hubiera habido una invasión de demonios, como si el paisaje que Kyouya estaba viendo hubiera regresado a su forma original de inmediato.

Frente a la encrucijada del refugio, se veía caminando una figura.

Mientras sus pasos pesados resonaban, esa sombra vio a Kyouya.

“Misión difícil. ¿Dónde está Kusanagi Takeru?”

Con indiferencia, como una máquina, el hombre con un revólver en cada mano—parecía haber regresado del infierno.

 

*****

“¡AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH—!”

Takeru balanceaba su espada con ira hacia Haunted.

Colocándola en la cintura, ordenándole a todos sus músculos contraerse sin tener en cuenta el retroceso, se abalanzó con un solo propósito.

Todo el daño hasta ahora, el agotamiento, la fuerza física, en realidad nada importa ya.

Este tipo—tiene que asesinar a este bastardo.

“¡Te mataré! ¡Voy a matarte! ¡Jódeteeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!”

Haunted recibía los ataques rabiosos de Takeru con una sonrisa.

Debido a que era bueno desviando, Takeru se empeñó únicamente en sus ataques.

“¡Jódete! ¡Esa es una mierda de movimientos con la espada! Con ira no se puede mover bien la espada, ¡esto no es nada más que mierda! Pero—¡de vez en cuando esto no está maaal!”

“Es por tu culpa… ¡hasta ahora solo he probado frustración! ¡No sabes todo el sufrimiento que ha llevado Kiseki en sus hombros!”

“¡Hahahahahaha! ¡Pero si tú fuiste el que lo permitió!”

Haunted evadió la espada de Takeru y tomó distancia.

Takeru se mantuvo de pie mientras raspaba la tierra, pateó el suelo haciendo caso omiso del retroceso del desvío.

A pesar de que sus movimientos carecían de estética y sofisticación, continuó moviéndose con toda su fuerza e ira.

“¡No quiero escuchar eso de ti!”

Olvidó que de su pelea contra Orochi aprendió que consumiría su alma, solo se abalanzó contra Haunted.

No hay razón de ser.

Para luchar contra Haunted que desvía todo, estos ataques para nada son malos movimientos.

Sin embargo,

“¡Si eres consciente sabes que esto es malo!”

Haunted peleaba con fuerza bruta para hacer retroceder la ira de Takeru.

Estaba divirtiéndose.

Estaba extremadamente feliz cada que colisionaba con Takeru.

“¡Siento que te estás volviendo auto indulgente! ¡Solo estoy presionando a Kiseki como tú lo has hecho!”

Colisionando sus espadas, Haunted rechazó a Takeru.

Takeru también se preguntó muchas veces lo mismo, exhaló e hizo retroceder la espada de Haunted.

“Es por eso que quiero salvarla, ¡he estado luchando hasta ahora solo para satisfacer mi ego! Quiero transmitirle todo de mí, quiero que llegue a conocerme, lo voy a conseguir con todas—.”

Ante la respuesta de Takeru, Haunted se rio con la nariz y empujó su espada hacia atrás.

“¡Yo yo yo yo yo! ¡Esa es tu naturaleza! ¡Tu sacrificio solo es por ti! ¡La respuesta es matar a Kiseki-chan!”

“…… ¡uhh!”

“Pero hablando de eso… ¡no la vas a matar! ¡No la matarías ni aunque asesinara a tus compañeras! ¡Al final lo perderás todo!”

Presionó la hoja de Dáinsleif en el hombro de Takeru.

La hoja negra teñida de una luz roja penetró la armadura como si fuera tela, desgarrando el hombro izquierdo de Takeru.

Mientras un chorro de sangre salía de su hombro izquierdo, Takeru gruñó desde su tórax.

“¡No! ¡No perderé ni a Kiseki ni a mis compañeras—!”

Manteniendo el puño izquierdo cerrado, Takeru agarró la empuñadura de Mistilteinn.

Estilo de Doble Filo Kusanagi, Martillo de Oro. Una técnica que le permite atacar al oponente desde una corta distancia.

Haunted fue azotado por el impacto y brincando hacia atrás mientras que en el aire no había nada agarró su espada con fiereza.

De seguro era la habilidad especial de Dáinsleif que utilizó en su batalla anterior.

Ese movimiento había dejado un residuo. Lapis inmediatamente utilizó un filtro de análisis para visualizar el poder mágico y transmitírselo a Takeru.

En la dirección de Takeru permanecían innumerables cortes.

Haunted tenía una cruz que sobresalía de su mano izquierda y al mismo tiempo que aterrizó, la magia apareció en sus pies.

“¡Ahh! ¡Al menos así es como debería ser! ¡Por eso eres mi enemigo! Yo mataré a esa pobre chica, le mostraré la desesperación hasta que muera, ¡tus compañeras también serán ahogadas en dolor…! Si quieres salvar a todas, ¡llevaré a la desesperación a todas las que quieres salvar!”

Haciendo girar la magia junto con su cabello a consecuencia de ello, Haunted apretó el puño izquierdo.

“—¡Y así el mundo continúa sin ningún cambio! ¡El jardín de la desesperación es el color que seguirá floreciendo por siempre!”

Haunted se rio como loco.

No lo permitiré.

Takeru retrocedió unos ochenta metros para alejarse de los residuos de los cortes y envainó la espada.

“¡Haaa! ¡Kusanagi!”

Inmediatamente después de que comenzó a inyectar la magia, Haunted balanceó su espada.

En ese momento, muchos cortes aparecieron en el aire dirigiéndose hacia Takeru.

Ese movimiento era visible. Los cortes residuales eran visibles, al parecer, también le es posible atacar desde esta distancia.

Sin embargo—si es algo así,

“—¡Penétralo!”

En respuesta al grito de Takeru, Lapis esquivó los cortes ajustando con precisión los propulsores FM como un avión.

El número de cortes que no esquivaba golpeaban su cuerpo, lo que le hizo ir perdiendo velocidad.

Mientras se formaba un velo de sangre, Takeru giró hacia el frente a una altura de unos veinte metros.

Al mismo tiempo, empezó a acumular fuerza de repulsión con su pulgar desde el mango hasta la punta de la hoja.

También activó el Corazón de Demonio al mismo tiempo.

“Estilo de Doble Filo Kusanagi—”

Al borde de que Haunted realizara su magia, activó la magia.

≪Belladone—≫

Haunted pronunció el nombre de la magia.

La magia de la desesperación se condensó y al mismo tiempo se liberó. Takeru también llevó la fuerza de repulsión sobre el mango hasta el límite y desenvainó la espada con una rotación en el momento adecuado.

“—Declive de Mantis!”

≪—Garden!≫

Con el Declive de Mantis y el Corazón de Demonio activados, se desencadenó el conocimiento demoniaco de Takeru. Con todo su peso corporal, giró aún más rápido su espada que con la fuerza de la caída libre. Con el Corazón de Demonio, Takeru acababa de idear esa técnica en este instante.

—Contra la gran magia de invocación ‘Belladone Garden’.

La espada mágica de Takeru y la de Haunted colisionaron.

El Jardín de Belladona es literalmente la variante de un bosque—un pantano.

Esa magia es muy simple. Pero únicamente si el contratista posee la propiedad de Desesperación.

Una habilidad de un mundo mitológico no identificado, un organismo mágico al azar.

Una variante negra, una enorme variante similar a una ballena, había olas irregulares en forma de ameba emitiendo gritos extraños, un enorme grupo de miles de murciélagos con una gigante variante con cabeza de pulpo.

Pero cuando el golpe de Takeru con todo su peso fue afectado por el pantano se detuvo, a pesar de la velocidad supersónica del Estilo de Doble Filo, esto era demasiado para empujar.

El golpe del pantano antagonizó el golpe de Takeru, pero pronto empezó a empujar la magia.

≪ ——Es imposible que derrotemos esa magia≫

Pero después de todo solo era producto de la magia.

≪Subvención del Crepúsculo, Encantamiento Crepuscular.≫

Frente a la magia única de Lapis, tenía un efecto inverso.

La hoja brilló de color azul y absorbió toda la variante.

Cuando se trata de un organismo mágico, el propio mundo se compone de magia.

Por lo tanto, estaba indefensa frente a Lapis.

Takeru extinguió la magia en un abrir y cerrar de ojos, solo quedaba Haunted.

≪—También era consciente de esto.≫

Junto al susurro de Nacht como Dáinsleif, Haunted saltó al frente.

Había un color rojizo en la hoja de la espada.

≪Baño de Sangre Hjaðningavíg5≫—El usuario exhibe una capacidad física paranormal. Su velocidad no se quedaba atrás con la velocidad sónica del Corazón de Demonio de Takeru, Haunted con la hoja teñida de rojo trazó una órbita hacia la axila de Takeru.

El poder del Declive de Mantis perdió su velocidad cuando chocó con el Jardín de la Desesperación. El Encantamiento Crepuscular tampoco puede utilizarse de forma continua.

La espada de Takeru se cruzó con la de Haunted.

Con espadas cruzadas, ambos se miraron mientras salían chispas.

Ese momento se volvió un enfrentamiento.

≪¡Huésped!≫

Takeru fue llamado por Lapis para liberar el Corazón de Demonio.

Regresar sus pensamientos. Regresar su velocidad.

En el momento en que escuchó la voz de Lapis, Takeru estiró su cuerpo y recobró la compostura.

“¿—?”

Haunted se quedó atónito.

Estilo de Doble Filo Kusanagi, Luciérnaga de Luz Fantasma. Una técnica que utiliza el poder del oponente para desviarlo y reutiliza el retroceso generado.

≪Material flexible—liberación.≫

Haunted movió su cuerpo contra el de Takeru mientras frotaba la hoja de Mistilteinn, Takeru utilizó el poder de la desviación contra Haunted.

Era simple. Cuanto mayor sea la velocidad del oponente, mayor será el daño causado. Además le permite liberar la magia que ha absorbido y potenciar el poder de la técnica.

—*¡Zushyann!*

El cuerpo de Haunted fue partido a la mitad desde el tronco y la mitad superior fue arrojada a lo lejos.

Sintiéndose seguro, Takeru aterrizó vigorosamente en el suelo.

“¿¡Nhh!?”

Sin embargo en el punto de aterrizaje de Takeru—por alguna razón Haunted había dejado algo de magia.

Una trampa. Haunted la puso con anticipación.

La magia se liberó y una variante similar a la de un puerco espín emergió. Elevando una extraña voz, el puerco espín se volvió una aguja de color negro azabache.

“¡Kuhh—!”

La aguja perforó el cuerpo de Takeru.

Aunque los puntos vitales estaban intactos, la aguja penetró su hombro derecho y muslo izquierdo.

Apoyándose con la espada, exhaló vigorosamente.

“Haa… haa…”

Eso fue impresionante.

Tiene que matarlo con certeza.

Tanta confianza en ese hombre, Takeru lo sabe bien.

Detrás de él, a unos diez metros, suavemente sonaban unos pasos.

Takeru sin perder la resolución miró hacia atrás con su espada.

No era de sorprenderse.

La desesperación estaba de pie, como si nada hubiera sucedido.

“Fuu, aún tienes tu brazo alzado. Me pregunto si ha de ser frustrante perder contra mí.”

“…………”

“Debo admitirlo, no podría ganarte con solo la espada. Ahh, qué frustrante… ¡muy frustrante! ¡Qué divertido! ¡Descendiente de los cazadores de demonios!”

Con los brazos extendidos, Haunted expresaba alegría como un actor de teatro, con placer.

Su alma se había vuelto tranquila, expresando la naturaleza de un demonio nuevamente.

Llenándose de ira.

No sabía cómo matarlo. Pero de todas maneras, tenía que continuar.

Rápido, tengo que matar a este hijo de perra rápido… ¡por ahora es todo lo que necesito pensar!

Apretando los dientes mientras reflejaba el alma de un demonio en sus pupilas, Takeru posicionó su espada.

Pero, en ese momento,

“¿……?”

En la dirección donde la ciudad había sido devorada por el Hyakki Yakou, vio ciertos destellos de luz.

Takeru frunció el ceño y siguió el objeto con sus ojos.

Cuando el objeto se volvió unos rayos, éstos cayeron sobre el lugar.

Eran como una bala de cañón.

“¡No trates de hacer nada! ¡Ya estás en tu límite!”

Haunted no se dio cuenta. Hizo aparecer su magia y se estremeció con euforia mientras tocaba con los dedos su espada.

El objeto teñido de luz, se dirigía a este lugar.

Aquí… no, justo por encima de Haunted, en línea recta.

“Vamos vamos vamos, te enseñaré lo que es la verdadera desesperación—

———Piii.”

Cuando estaba a punto de terminar de decir sus palabras, Haunted fue golpeado.

Junto con su grito, la cabeza de Haunted fue aplastada por un gran puño negro.

Se creó un enorme cráter en las colinas.

Takeru se quedó tan estupefacto que hasta se olvidó de su ira.

La visibilidad estaba cubierta de polvo, no sabía lo que sucedió.

“¿¡Qu-Qué fue exactamente—!?”

En el momento en que Takeru trató de hablar——un gran puño negro ya estaba frente a sus ojos.

El gran puño distorsionó la mejilla de Takeru.

Se golpeó cuando cayó al suelo.

Cuando el golpe a distancia fue entregado, Takeru levantó su cuerpo mientras se tocaba la mejilla.

Ahí estaba de pie.

“¿¡Qué estás haciendo Kusanagi!? ¡Cumple con tu propósito de inmediato!”

Vestido en una armadura color negro azabache—el hombre más fuerte.

“Kurogane-san… estás vivo—”

“¡Ve a buscar a tu hermana! ¡Estúpido!”

La figura del bajo del hierro era Hayato con las venas de la sien hinchadas, los ojos más aterradores de este mundo, todavía más que los de Takeru.

La ira de Takeru fue desviada, cerró su boca y sus hombros empezaron a temblar.

Su ira se retrajo.

Su cabeza se puso en blanco y estaba muy lejos de estar calmado.

Hayato se movió hacia atrás de Takeru caminando hacia Haunted que había sido aplastado.

“Es una tontería desperdiciar el tiempo con este tipo. Deja al lado la ira. Al menos por ahora no es necesario.”

“………”

“Mira hacia el frente. Solo avanza tal y como lo has hecho hasta ahora.”

“………”

“Yo asumiré tu ira.”

Mientras que Hayato giraba el revólver, sacó una Relic Eater plateada de su cintura.

El plateado se mezcló con la armadura negra, la forma Cazador de Brujas híbrida se completó de inmediato.

En su espalda no existía ni un solo rastro de debilidad.

No había nada más grande, nada más fuerte.

“Ve. Si tu ley es la correcta, ¡entonces muéstraselo…!”

La magia de la rabia negra y plateada le devolvió a Takeru su ira.

La espalda que había cargado con mucho hasta ahora, Takeru lo sabía.

Además en esa espalda también había una ambición y una enorme creencia—Takeru lo sabía a cierto punto.

Takeru apretó el puño y bajó la cabeza.

“…… muchas gracias…… ¡nhh…!”

Acumulando magia y saltando al mismo tiempo, Takeru dejó el combate.

Se grabó la figura de Hayato mirándolo por encima del hombro.

Un refuerzo confiable, algo nunca antes visto para Takeru.

Despertó.

Como se le dijo, hará las cosas que tiene que hacer.

Amonestándose a sí mismo, Takeru priorizó las cosas.

“—¡Lapis! ¡El paradero de Kiseki!”

Le dio la orden a su socia y se fue volando, para así poder cumplir sus propósitos.

 

*****

Mientras escuchaba el sonido de Takeru desaparecer, Kurogane Hayato cerró sus ojos en silencio.

Está bien, cuento con Takeru.

Utilizó su propia ley tratando de cambiar la forma de Takeru, trató de rectificarlo, Hayato no creyó que fuese un error.

Hayato es tal y como Mineshiro Kazuma, sin embargo, era el resultado de la colisión de una ley con otra. Kusanagi Takeru nunca cedió. Fuera correcto o incorrecto, el chico decidió continuar por el camino que creía.

Mineshiro Kazuma y el viejo Hayato eran de la misma manera.

Hayato ya no tenía palabras que decirle a Takeru.

Él también, tenía que avanzar a su propia manera.

“… este tipo, no sabe leer la atmósfera…”

En el fondo del enorme cráter, Haunted entre los escombros suspiró y comenzó a levantarse.

Hayato abrió sus parpados que habían estado cerrados.

Haunted se sacudió la suciedad de su ropa de clérigo en el fondo del cráter, mostrándose un poco perturbado.

Hayato miró con frialdad a Haunted por encima del cráter.

Haunted también buscó el sombrío rostro de Hayato.

“Siempre apareces tan abrupto. Te interpones en la hora de mi cena. Pero como ya habías interferido la última vez, preparé precauciones contra ti, esta ya es la tercera vez que lo haces.”

Haunted miró los ojos de Hayato.

Hayato tenía su rostro como siempre, pero en su boca se dibujó un arco pequeño mientras colocaba una bala dentro de Calígula.

“Qué mal. Es mi afición interferir contigo.”

Esa probablemente fue la primera broma de Hayato en su vida.

Haunted se burló con la nariz.

“A pesar de que te odio no es interesante luchar contra ti.”

“Así es como es. Opto por mi afición.”

“No importa cuánto lo intente, a cuántos de tus compañeros asesine… eres absolutamente inmutable. La manera en que te adhieres a tu supuesta ley y cómo sacudes tus sentimientos es insignificante. Solo eres un tipo fuerte, odio tu temperamento.”

“Es mutuo. Es totalmente aburrido matarte muchas veces. Pero—”

Hayato terminó de poner la bala en el cilindro.

“—Esa parece una muerte justa. Decir eso puede incrementar tu vida casi hasta ser infinita.”

Haunted abrió bien los ojos con sorpresa.

“Oh, es sorprendente que tengas conocimiento de los orígenes de mi inmortalidad.”

“Solo estoy dispuesto a matar a delincuentes no impugnados como tú. No habrá una próxima vez.”

“Ho-hoo—”

“Tu vida incrementa como por arte de magia. Los datos sobre tu propiedad de Desesperación son incluso menores que los de la propiedad Aurora de Nikaido Mari, estoy convencido de que matarte es posible.”

Hayato lo dijo mientras giraba a Maximilian con el dedo de su mano izquierda.

“Hmm. Buen trabajo. Que un líder de los EXE diga que me va a ejecutar me hace vomitar. Podrías matarme si obtuvieras la magia de Mari-san, ¿pero cómo vas a matarme? ¿Tienes un plan?”

“Por supuesto. Por cierto Haunted—”

Hayato tomó ambas Relic Eaters con las manos y detuvo el giro de los revólveres.

La plata y el negro emitían una luz opaca.

“Parece que tienes vida almacenada, ¿qué tanta?”

Hayato le respondió con una pregunta  a Haunted.

Haunted se cubrió el rostro con una mano y se echó a reír.

“Ya veo. Siempre digo que la fuerza bruta es solo para idiotas. Pero los héroes son bastante fuertes. Me impresionas.”

Doblando la cintura, creo una magia pantanosa debajo de sus pies.

Una armadura distorsionada se retorció para así completar la forma del héroe. El desbordante poder mágico comenzó a retorcerse alrededor de Haunted, con la forma de las caras de una gran cantidad de personas parecidas a fantasmas.

Haunted vio sus ojos ardiendo en ira.

“Hey Kurogane—¿soy un nigromante—?”

Haunted respondió con una pregunta.

Ambos inexpresivos, ambos con la ira ardiendo en sus pupilas.

La fuerza de ambos estalló, al mismo tiempo.

 

*****

En el interior del bosque de carne roja, Kusanagi Kiseki estaba de pie.

Ahí en los vestigios de lo que solía ser la ciudad.

Pero los gritos y susurros de los demonios habían cesado, el cuerpo de Kiseki, el Hyakki Yakou estaba en silencio.

“………”

Las palabras de Takeru estaban flotando por su cabeza.

Su odio quería monopolizar los sentimientos de su hermano. Quería arrebatarle todo a su hermano, para que sus ojos se fijaran en ella. No creía que eso fuera erróneo.

Pero no solo ese era el camino.

Mantener la existencia de Kusanagi Kiseki no es posible. No podrían controlar al Hyakki Yakou cuando se entregue a la locura, eso sería catastrófico hasta el punto de arruinar a Kiseki.

No creía que fuera incorrecto. Moriría a expensas de sacrificar al mundo. Era el mismo sentimiento.

Pero por qué le duele tanto el pecho, eso Kiseki no lo sabía.

Para escapar del mundo de los sueños que los alquimistas le habían mostrado, se reunió con su hermano.

­­­­­En el momento en que su hermano se opuso a su odio y celos, Kiseki probó los mismos sentimientos.

—Nii-chan, está enojado.

La rabia de Takeru le hacía sentir un vacío en el pecho.

“… ¿por qué…?”

No debería haber vacilación, pero por qué dudaba de sus pasos, era lo que se preguntaba.

『 Kusanagi no puede aceptar tu deseo, absolutamente no puede. 』

『Dale a conocer a Takeru tus sentimientos.  』

『¿Realmente quieres ser odiada por tu querido Takeru-kun? 』

Con las palabras de esas tres personas flotando, Kiseki sentía su cabeza estallar.

“… cállense…”

Su temblorosa voz ronca era tan pequeña que era ahogada por la voz del Hyakki Yakou.

El Hyakki Yakou comenzó a gritar.

『 Qué triste 』『Esto es odio 』『¿Por qué? 』『No lo odio 』『No quiero odiarlo 』『Mátalo 』『Te amo 』『 Abrazar』『Quiero estar a tu lado 』

No quería escuchar sus verdaderas intenciones, así que se tapó los oídos.

Esas eran sus verdaderas intenciones, Kiseki lo sabía bien. Pero no quería entenderlo, eso también lo sabía.

Kiseki se llevó las manos a la cabeza para no caer al suelo.

“Es la misma cosa cientos de veces, miles de veces, decenas de miles de veces… no pienso eso.”

El Hyakki Yakou gritaba con amargura ante lo que decía Kiseki.

Kiseki seguía queriendo que Takeru la asesinara.

La querida hermanita de Takeru había estado esforzándose. Takeru había intentado ser un mejor hermano. De todas las veces que había ido a visitarla, su hermana nunca le había dicho ‘Takeru-kun’.

‘Takeru-kun’, aun así, estaba feliz de ver a su hermano.

Eso era algo muy preciado e importante.

Por mucho tiempo pensó que así debería ser. Morir con dolor y sufrimiento, incluso sin ver a su hermano.

Quería que fuera a verla, Kiseki es su querida hermanita.

Pero… era consciente de ello.

Que su hermano estaba viendo a otros seres humanos que no eran ella.

Cada vez que escuchaba lo que su hermano le contaba, el corazón de Kiseki se nublaba. Cada que su hermano iba, era doloroso escuchar sus historias.

La causa de todo es su hermano, Kiseki lo sabía.

“Onii-chan no entiende el corazón de las personas”…… esas palabras, las dijo Takeru cuando finalmente desapareció.

—¿Por qué?

Dentro de su corazón, Kiseki siempre ha llorado.

Kiseki solo puede ver a su hermano, ¿pero por qué su hermano no puede mirar solamente a Kiseki?

Las lágrimas pronto se convirtieron en ira.

Ira por la traición de Takeru, el odio.

Kiseki odia a la gente a su alrededor, odia al mundo, además—odia a su hermano.

Comenzó a buscar únicamente a ‘Takeru-kun’. Decidió que la salvación no era su hermano.

Odia a su hermano, no quiere ver a nadie que no sea ‘Takeru-kun’, trata de recuperar a ‘Takeru-kun’ y dirigir su dio hacia su hermano. [NT: Recordemos que rechazó a su Onii-chan, así que ve a ‘Takeru-kun’ como un hombre, no como su hermano.]

Pero por lo menos, quería salvar un poco de amor.

Sin embargo—

—Seré el tipo que más odies en este mundo—tengo la intención de ser ese tipo.

Esas palabras atravesaron el corazón de Kiseki.

Sabía que lo odiaba, sabía lo odiaba aún sin que le dijera eso, pero aun así Kiseki no logró entender.

Odiaba a su hermano, quería monopolizar a su hermano.

En la cabeza de Kiseki, el rostro de Takeru iba desapareciendo.

Incluso en el corto periodo de tiempo que estuvieron juntos, él le mostró un montón de sonrisas.

Estaba enfadada de que ella no lo hubiera hecho ni una sola vez.

También le dolía el pecho.

El gran árbol de demonios comenzó a derramar lágrimas, caían hacia la ciudad como si fuera lluvia de sangre.

“Esto era lo que buscaba…… esto era lo que Kiseki quería…… ¿por qué lloro…?”

El Hyakki Yakou es como un espejo de los sentimientos más sinceros de Kiseki.

El Hyakki Yakou siempre termina por conceder los deseos de Kiseki.

El Hyakki Yakou y Kiseki no son una existencia separada, no tienen almas individuales, tampoco doble personalidad.

El Hyakki Yakou es, una extensión del corazón de la misma Kiseki.

Por lo tanto nunca obtiene una respuesta por más que Kiseki pregunte.

No importa cuánto lo niegue, las lágrimas del Hyakki Yakou son las lágrimas de Kiseki.

Mientras era bañada por las lágrimas de sangre, Kiseki lo asumió.

Destruirá al mundo, así como a sus compañeras del Pelotón de Poca monta, y así Takeru la asesinará.

Sus ojos eran serios. Si trata de asesinar a sus compañeras, Takeru asesinará a Kiseki.

Su YO anterior, podría haber estado satisfecha.

Con solo haber sido asesinada por las manos de su hermano todo habría cesado.

“Es culpa de Onii-chan…… Onii-chan es malo…”

Cuando Kiseki muera, yo moriré.

Morir juntos… Takeru lo prometió.

En ese momento, el más anhelado sueño de Kiseki era morir junto a Takeru. Pero ese es un sueño imposible ahora.

“¿Qué debe hacer Kiseki?”

No importa cuánto le pida al cielo, la respuesta no llegará.

Perder de vista su objetivo. Perderlo de vista para ser salvada.

No sabía lo que debía elegir.

…………

…………

¿Debe aceptar los deseos de Takeru y seguir viviendo el resto de su vida como su hermana?

“¡Eso es absolutamente repugnante…!”

Deformando su rostro con angustia, derramó lágrimas mientras miraba al cielo, Kiseki apretó el puño.

Los deseos de Takeru son como un sueño.

No podían volver a ser el hermano y hermana de antes, no había retorno a ese lugar oscuro nuevamente. Pero es demasiado tarde para tomar el camino que Takeru le puso en las manos.

Así que puedo ser feliz, se preguntaba si había pensado seriamente en eso.

Kiseki tomó la vida de muchas personas. Pero no sentía culpa ni lo lamentaba.

¿El mundo aceptará a Kiseki? ¿El mundo permitirá que Kiseki siga viva? Amigos, familia, amantes, no habría perdón para Kiseki por parte de esas personas a las que les privó la vida. El mundo y las leyes juzgarían a Kiseki. O le quitarían la vida, haciéndola sufrir.

Eventualmente, Kiseki dejó de escuchar las historias de su hermano en la caja. Y Takeru—arbitrariamente se volvió feliz.

En la cabeza de Kiseki, flotaba la imagen de Takeru tonteando con una mujer con el cabello color ocaso.

“Si acepto el deseo de Onii-chan…… quizás…”

De todas maneras, no es posible regresar atrás.

“Todo…… podría estar bien… nhh…”

Kiseki apretó sus dientes y abrió débilmente sus ojos bien cerrados.

El gran árbol demoniaco rugió, el Hyakki Yakou llenando la ciudad la atrajo nuevamente a la ruina.

No caerá en sus manos, Kiseki no caerá en las manos de Takeru-kun.

“¡Kiseki lo rechazará—!”

La tierra tembló, el gran árbol aumentó de tamaño.

El Hyakki Yakou intensificó su corrosión para así devorar el mundo.

“Todo todo, ¡destruiré todo…!”

La tristeza de Kiseki se propagó al Hyakki Yakou, el gran árbol demoniaco comenzó a cubrir el mundo.

Ya no lo necesitaba. Sin nada que pudiera elegir, entonces mataría a todos. Una vez que quede sola con él en este mundo, entonces ese dolor que siente debe desaparecer.

Kiseki les confió ese deseo a los demonios.

Los demonios harán que ese deseo, simplemente se haga realidad.

“Primero, ¡esa persona…!”

Ya había decidido a que oponente matar primero.

 


5Hjaðningavíg: Leyenda escandivana de la mitología nórdica que relata una batalla eterna.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s